Ticker

Reforma energética = 1% del PIB

Georgina Kessel dijo que la aprobación de la iniciativa crearía nuevos empleos e infraestructur la titular de la Sener señaló que la reforma puede hacer que la economía crezca 1% adicional an

Viernes, 18 de abril de 2008 a las 16:30
CIUDAD DE MÉXICO (Reuters) — La reforma energética que impulsa el gobierno de Felipe Calderón para revitalizar al sector energético podría impulsar en 1% el Producto Interno Bruto (PIB), según la secretaria de Energía, Georgina Kessel.

La funcionaria aseguró que el plan de reforma -que es rechazado por legisladores opositores- crearía nuevos puestos de trabajo e infraestructura en México.

"De lograr el fortalecimiento de la industria petrolera se generarían beneficios para el país incluyendo recursos fiscales adicionales (...) y un incremento en la tasa de crecimiento de nuestro Producto Interno Bruto que podría llegar a ser cercano a 1%", dijo Kessel en una conferencia.

Legisladores del Frente Amplio Progresista tomaron la semana pasada las tribunas del Congreso en una muestra de su rechazo al proyecto energético presentado por el presidente Felipe Calderón.

La iniciativa propone un nuevo sistema de contratos de servicios para Pemex basado en incentivos a empresas privadas por eficiencia.

Kessel no detalló un periodo para el crecimiento que registraría la economía por nuevos proyectos que la reforma podría impulsar, como la construcción de nuevas refinerías.

Pemex dice que requiere la reforma para atraer socios privados que le ayuden a incursionar en yacimientos de crudo en aguas profundas, pero la izquierda afirma que los contratos propuestos en el proyecto violan barreras de la Constitución para que firmas privadas puedan realizar trabajos de perforación.

México es el sexto productor mundial de crudo y uno de los principales proveedores de Estados Unidos, de acuerdo a la Administración de Información de Energía.

Pero la producción de Pemex va a la baja en su mayor yacimiento y la empresa requiere encontrar rápido nuevas reservas suficientes para frenar el declive.

Kessel llamó a legisladores a sentarse pronto a discutir la reforma, aunque el gobernante Partido Acción Nacional (PAN) ha admitido que el proyecto no será aprobado en el actual periodo de sesiones del Congreso, que concluye el 30 de abril.

"Es importante que empecemos a tomar decisiones a la brevedad posible. México está perdiendo oportunidades, estamos perdiendo ingresos", dijo la funcionaria.

La toma de tribuna ha forzado a las otras bancadas a sesionar fuera de sus recintos habituales, algo que no ocurría hace casi dos décadas.