DF, invierte o se inunda

Las obras al drenaje profundo de la Ciudad de México estarán listas antes de las tormentas; sin embargo, en el largo plazo se requieren inversiones multimillonarias para evitar aluviones.

Por: José Manuel Martínez |
Lunes, 28 de abril de 2008 a las 06:05
CNNExpansion
El GDF reparó 300 metros del drenaje profundo. (Cortesía GDF)
El GDF reparó 300 metros del drenaje profundo. (Cortesía GDF)
Las obras a cargo de seis empresas incluyeron nuevo concreto hidráulico. (Cortesía GDF)
Las obras a cargo de seis empresas incluyeron nuevo concreto hidráulico. (Cortesía GDF)
Los muros del túnel son afectados por gas metano. (GDF)
Los muros del túnel son afectados por gas metano. (GDF)
El Gobierno capitalino asegura que se amplió la capacidad de desagüe del drenaje profundo. (GDF)
El Gobierno capitalino asegura que se amplió la capacidad de desagüe del drenaje profundo. (GDF)

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión.com) — La Ciudad de México se vacuna contra grandes inundaciones al reparar el drenaje profundo, pero en el largo plazo no es posible evitar fuertes encharcamientos si los gobiernos Federal, del Distrito Federal y del Estado de México no se ponen de acuerdo para construir un nuevo emisor, advirtió el Sistema de Aguas de la capital mexicana.

La próxima semana concluirán las obras de reparación de los 300 metros más dañados de los 50 kilómetros que tiene el drenaje profundo de la capital mexicana.

“Esto elimina los riesgos de inundaciones, el problema (del drenaje profundo) no es estructural, sino de capacidad hidráulica”, dijo Ramón Aguirre, director del Sistema de Aguas del Distrito Federal.

El funcionario reviró así las acusaciones que el presidente de la Comisión Nacional del Agua, José Luis Luege, realizó al advertir el peligro de inundaciones por los daños estructurales que sufre el drenaje profundo.

“Esas declaraciones se basan en los estudios previos, él no ha bajado a ver lo que los especialistas han visto, no hay daño estructural”, dijo Aguirre en la lumbrera cero a 48 metros de profundidad en una vista a las obras del drenaje.

Tan sólo para este año se espera que las lluvias se adelanten a mayo, con un promedio por arriba de la media histórica de hasta 175 milímetros por segundo en julio, según el Servicio Meteorológico Nacional.

El gobierno del Distrito Federal informó que tras la temporada de lluvias, por el mes de noviembre, deberán iniciar las reparaciones al fondo de los 50 kilómetros de drenaje, lo que se llama cubeta, para mejorar la capacidad de desagüe de los colectores que tras las obras será de 192 metros3 por segundo, contra los 270 m3/s que tenía de capacidad en 1975.

El drenaje profundo de la ciudad de México, sin mantenimiento desde hace 30 años, perdió el 40% de su capacidad de desagüe, lo que provoca que en las épocas de lluvia el drenaje secundario, el que se encuentra debajo de nuestras casas y oficinas, no se de abasto y se inunden zonas como la de San Antonio y Periférico, Insurgentes e Indios Verdes, Insurgentes y Filadelfia, entre muchas otras zonas.

Los gases metano que provocan la basura y desechos que lleva el drenaje deterioraron 300 metros del las paredes del túnel de 7 metros de diámetro dejando las varillas como un tapón, por lo que se revistió con concreto hidráulico la zona afectada.

“Pero aún reparando los 300 metros, el drenaje no recuperará su capacidad original, por lo que para el largo plazo es necesario el emisor oriente”, advirtió Aguirre.

La obra del emisor oriente esta diseñada técnicamente, pero aún faltan trámites entre los tres gobiernos para iniciarla. El costo de entrada para este año alcanza los 2,800 millones de pesos para el DF, pero el llamado segundo drenaje, de unos 60 kilómetros de longitud, alcanzaría un costo total de 10,000 millones de pesos.


recomienda
Patrocinado por