El dinero del narco ‘atrapa’ a México

Los billetes de cárteles pasan por lujosos spas y restaurantes hasta llegar a los bancos del país; México obtuvo más dinero del tráfico de drogas en 2009 que de la exportación petrolera.

Viernes, 29 de enero de 2010 a las 14:51
ZAPOPAN, Jalisco (Reuters) — En una moderna fábrica ubicada en una ciudad famosa por una milagrosa imagen de la Virgen María, la farmacéutica mexicana Grupo Collins produce antibióticos y otros medicamentos.

Pero Estados Unidos señala que la empresa de Zapopan no es lo que parece. El Departamento del Tesoro puso a Grupo Collins en una lista negra en el 2008, argumentando que provee a un pequeño cártel del narcotráfico los químicos necesarios para elaborar metanfetaminas.

Grupo Collins, que niega cualquier vínculo con el crimen organizado, es una entre docenas de empresas de las que se sospecha lavan dinero para los cárteles, cuyo negocio tiene un impacto económico casi en cada nivel de la vida en México.

Los cárteles mexicanos, que controlan la mayor parte de la cocaína y las metanfetaminas que entran a Estados Unidos, dejan en una derrama estimada entre 25,000 y 40,000 dólares anuales.

Para ponerlo en perspectiva, México habría obtenido más dinero del tráfico de drogas en el 2009 que de la exportación petrolera, su principal fuente legítima de dólares.

Desde las blancas playas de Cancún en el Caribe hasta los violentos pueblos de la frontera con Estados Unidos y los salones de belleza en los acomodados suburbios de la Ciudad de México, el dinero del narco se encuentra por todo el país.

Inclusive fue un soporte para el sistema bancario del país durante la crisis financiera global.

Introducido al país principalmente desde Estados Unidos, el dinero del narco encuentra su camino hacia los libros de restaurantes, firmas constructoras y bares, donde los capos tratan de legitimar sus ganancias.

"México está saturado con este dinero", dijo George Friedman, jefe de la firma de análisis geopolítico Stratfor.

En el occidente del país, el dinero del narcotráfico comenzó a filtrarse en Zapopan -aledaña a Guadalajara- en la década de 1980 cuando el cártel de Sinaloa instaló hospitales y desarrollos inmobiliarios, dijo Martín Barrón, investigador del instituto que entrena a los fiscales que persiguen al crimen organizado en México.

Mi vecino el capo

Los narcotraficantes son parte de la vida cotidiana.

Un corredor de lujosas boutiques en Zapopan fue financiado con dinero del narco, dijo Jaime Ramírez, columnista de un periódico local especializado en el mundo de las drogas.

Los familiares de los narcos que se encuentran entre los 17,000 muertos que ha dejado la guerra de las drogas en México desde finales del 2006, visitan un cementerio local.

"Muchos narcos están enterrados aquí", dijo Ramírez, mientras llegaba al lugar una pick-up negra con cristales polarizados.

Los habitantes de Zapopan se encogen de hombros cuando algún vecino acaudalado muestra conductas vistas como típicas de los narcotraficantes: vestir ropa vaquera, escuchar música norteña a todo volumen y ofrecer grandes fiestas.

"La convivencia con ellos es normal", dijo Ramírez. "Todos saben cuando un vecino anda con los vaquetones", agregó.

Uno de esos vecinos era Sandra Ávila, glamorosa narcotraficante conocida como "La Reina del Pacífico", quien vivió en Zapopan hasta su arresto el 2007 en la Ciudad de México.

La lista negra de Washington hace ilegal para los estadounidenses hacer negocios con Grupo Collins y congela todos los activos que pudiera tener en Estados Unidos.

En un reporte del 2006, las autoridades mexicanas señalaron a Telésforo Tirado, el dueño de Grupo Collins, como operador del cártel de Colima.

Las autoridades de México y Estados Unidos declinaron proporcionar más detalles sobre el caso, mientras que los ejecutivos de Grupo Collins no quisieron comentar el asunto.

Lucrando con el tráfico de drogas

Lo que sucede en Zapopan se repite a lo largo de México.

Un famoso restaurante de la Ciudad de México, especializado en comida tradicional del estado de Yucatán, fue añadido a la lista negra de Estados Unidos en diciembre.

El dinero del narcotráfico también ha alimentado el florecimiento de desarrollos de bienes raíces en sitios turísticos como Cancún, dijo un alto funcionario de Estados Unidos en la Ciudad de México.

"Hemos tenido casos en los que los narcotraficantes compran grandes terrenos, en los que cualquier inversionista querría comprar", señaló, pidiendo el anonimato por su seguridad.

Un arquitecto de la ciudad de Tijuana se benefició por diseñar edificios que los cárteles construyeron para luego rentarlos a negocios legítimos.

"La paga fue suficiente para construir mi casa, y para comprar muchas herramientas", explicó.

Buscando aceptación, inclusive gastan su dinero para que los introduzcan en la escena social.

Un narcotraficante paga a Roberto, quien pidió que no se publicara su apellido, a cambio de mantenerlo conectado en Tijuana. "Lo invito a las reuniones", dijo.

En la exclusiva zona de Interlomas en Ciudad de México se encuentra el spa Perfect Silhouette, que ofrece desde implantes de senos hasta cremas reductoras y masajes.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos dijo recientemente que el spa es parte de la red financiera del cártel de los Beltrán Leyva, cuyo líder murió en diciembre en un enfrentamiento con un grupo de élite de la Marina.

La gerente del spa, Teresa Delgado, se mostró sorpendida por las acusaciones de Estados Unidos. "No hemos visto nada extraño aquí", dijo.

El largo camino al banco

Muchas de las ganancias de los cárteles eventualmente terminan en el sistema bancario mexicano, dijo el funcionario estadounidense. Esos activos le dieron importante liquidez durante la crisis financiera del año pasado, dijo Guillermo Ibarra, economista de la Universidad Autónoma de Sinaloa.

El dinero del narcotráfico en los bancos no es un problema exclusivo de México. "En un tiempo de grandes colapsos bancarios, el dinero no huele, piensan al parecer los banqueros", dijo un reporte de Naciones Unidas sobre el tráfico global de drogas en el 2009.

La Asociación de Bancos de México (ABM) y la Secretaría de Hacienda declinaron hacer comentarios sobre el asunto.

Aunque bajo el mandato de Calderón las autoridades han confiscado una suma récord de dinero del narco, el monto es minúsculo comparado con los cálculos de lo que genera.

El Gobierno ha confiscado unos 400 millones de dólares, de lo que prácticamente nada fue incautado en el sistema bancario, dijo Ricardo Nájera, portavoz de la fiscalía general.

La ley del secreto bancario en México hace particularmente complicado ir tras el dinero del narco, explicó.

En Estados Unidos, las autoridades sólo han congelado unos 16 millones de dólares desde junio del 2000 en recursos que se sospecha son del narco mexicano, dijo un funcionario en Washington.

Capitalismo de mafia

Según un estudio de Ibarra, que compara varios estados del país, los bancos en Sinaloa tienen más dinero que el que la economía legal del estado genera.

Ibarra calcula que los cárteles han lavado más de 680 millones de dólares en bancos de Sinaloa, y que el dinero del narco impulsa casi el 20% de la economía del Estado.

En una investigación, Edgardo Buscaglia, de la Universidad de Columbia, encontró que la penetración del crimen organizado en los negocios de México se disparó entre 2003 y 2008.

Buscaglia considera que el débil esfuerzo de las autoridades mexicanas por confiscar el dinero sucio está permitiendo el florecimiento de los cárteles y otras mafias.

"Vas a terminar con un capitalismo de mafia aquí, antes de que las cosas mejoren", dijo.

Pese a que los cárteles claramente crean empleos y dan dinero a mucha gente, estos beneficios se ven neutralizados por la violencia que ahuyenta a los inversionistas.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n00298M