Ticker

El futuro de la industria automotriz

El semáforo está en rojo para la industria automotriz del norte de América; México es uno de los mercados emergentes más importantes para la industria automotriz.

Por: Carlos González Arizmendi |
Jueves, 24 de julio de 2008 a las 10:42

En el seminario referente a la octogésima sexta junta automotriz llevada a cabo en un hotel capitalino, la firma Global Insight, encabezada por su Director para Servicio de América Latina, el Doctor Rafael Amiel, se resaltaron algunos puntos interesantes sobre el impacto de la desaceleración económica mundial en la economía nacional.

Con la presencia de personajes de Volkswagen Financial Services y Chrysler Financial Services, los puntos que destacan de este foro fueron que:

1. La producción de petróleo seguirá disminuyendo.

2. El consumo interno seguirá aumentando.

3. Durante el 2008 y 2009 las ventas en los Estados Unidos seguirán bajando a niveles de los 14.5 millones contra los 16 millones pronosticados anteriormente.

4. En México el mercado se mantendrá por arriba del millón de unidades, tal y como se ha mantenido hasta el presente año.

5. Los precios del petróleo salvarán a México de una nueva recesión.

6. La desaceleración súbita de la economía China es un evento de poca probabilidad pero de alto riesgo.

Ahora bien, el factor riesgo ha sido el elemento común tanto de esta firma consultora como de otras de igual importancia. Una desaceleración en el mercado de las camionetas recreativas y el incremento de automóviles compactos y subcompactos, sin duda favorece a nuestro país.

De acuerdo con Global Insight, Asia dominará la producción de automóviles compactos, aunque América del Sur y Europa del Este tendrán un buen desempeño.

Esta firma consultora fue un poco más atrevida que otros consultores como Ernst&Young en sus pronósticos, dado que le pusieron nombre y apellido a los problemas por los que pasa la industria en México y en los Estados Unidos, siendo una de las regiones más importantes del mundo en la producción y consumo de automóviles de pasajeros.

México es uno de los mercados emergentes más importantes para la industria automotriz y la fabricación de coches como el Volkswagen Bora (Jetta en EEUU) que se fabrica en Puebla para todo el mundo, el Nissan Tiida (Versa en EEUU) fabricado en Aguascalientes o bien el Ford Fiesta que se fabricará en la planta de Cuautitlán de la firma del óvalo azul, harán que la industria automotriz nacional crezca en términos de producción y exportación, si bien el consumo interno de vehículos se mantendrá en los mismos niveles, situación preocupante ante la gran cantidad de marcas existentes en México (38) y en el que se esperan, ya en breve, la llegada de dos más: Lexus de Toyota e Infiniti por parte de Nissan, ésta última, aun sin confirmar el momento de su incursión a nuestro país.

Lo que es una realidad es que como factores comunes tanto para los ejecutivos de la industria automotriz como para las firmas consultoras, es que si el precio del petróleo sigue subiendo, habrá una crisis automotriz, si los proveedores no soportan los recortes a sus márgenes de utilidad habrá severos problemas y también si las marcas no tienen productos de reemplazo a los existentes con motores eficientes, sin duda entraremos en un escenario de alto riesgo para todos los jugadores involucrados en la fabricación y venta de automóviles.