¿A qué se debe el alza del petróleo?

Los precios del energético se han duplicado desde febrero llegando hasta los 70 dólares; el consumo de China promedió 7.6 millones de bpd en abril, el nivel más alto registrado hasta hoy.

Por: Brian O'Keefe |
Jueves, 18 de junio de 2009 a las 06:05
Pregunten a un grupo de analistas de petróleo acerca de la reciente alza en el costo del crudo, y llegarán a este consenso: los precios subieron mucho, muy rápido y no están apoyados por los principales.

Si les preguntan dónde estarán los precios dentro de dos años, la mayoría ofrece la misma predicción: mucho más altos.

"Nos preocupa el rápido aumento en los precios del petróleo a corto plazo", dijo Hussein Allidina, investigador de materias primas en Morgan Stanley. "Pero las predicciones a largo plazo sólo van en una dirección, y es hacia arriba".

El precio por barril superó los 70 dólares, es decir, el doble desde que estuvo a la baja a mediados de febrero. La rapidez de este movimiento tiene a varios observadores preguntándose si nos estamos dirigiendo a otro período más dramático de aumento de los precios.

Entre los más preocupados por esta situación dentro de la industria está el director ejecutivo de Royal Dutch Shell, Jeroen van der Veer, con 38 años de experiencia en el gigante energético, que pretende jubilarse el 30 de junio.

"Si los precios del petróleo siguen con esa volatilidad, me temo que habrá una gran desaceleración en las inversiones", dijo en una conferencia energética en Abu Dhabi a principio de junio, según Reuters. Al mismo tiempo reiteró que Shell mantendrá sus planes de gastos para lo que resta del año. "Creo que una baja capacidad significa que se aproxima un nuevo pico".

El último pico ocurrió hace un año por estas mismas fechas, cuando el petróleo llegó a niveles altísimos (147 dólares por barril) y el Congreso levantó audiencias para discutir si los especuladores estaban manipulando los precios. Después, una corrección en el mercado que comenzó a mediados del verano pasado se vio acelerada por la crisis financiera mundial. El petróleo se sumergió en bajas de muchos años, haciendo que el precio del indicador del petróleo, West Texas Intermediate, cayera a menos de 35 dólares en diciembre y una vez más en febrero.

Para entender las probabilidades de que el petróleo regrese a los 100 dólares, sería de ayuda explorar las razones por las que el precio ha tenido rebotes tan fuertes en las últimas semanas.

En realidad, gran parte de las recientes alzas no tiene mucho que ver con la situación de la oferta y la demanda actuales. La Agencia Internacional de Energía ( IEA, por sus siglas en inglés) estima que el uso mundial del petróleo será de 2.5 millones de barriles al día menos que el promedio en 2008. A pesar del hecho de que la OPEP ha reducido la producción desde el alza de los precios en septiembre, los inventarios petroleros de todo el mundo aún son altos si se comparan con los niveles históricos.

"Si tomamos en cuenta que el suministro es amplio y la demanda es débil, las alzas del petróleo parecen extrañas", afirmó Adam Sieminski, economista energético del Deutsche Bank. "Esos factores son abrumados por una enorme sensación de alivio de que no tendremos otra Gran Depresión, aunque mucho del dinero está saliendo de abajo de los colchones".

Esa entrada está levantando las acciones y los productos relacionados. Una investigación de Morgan Stanley descubrió que la correlación entre los precios del petróleo y los valores indica que ambos han tenido alzas récord, y ambas suben fuertemente con la esperanza de que el ciclo económico ya haya tocado fondo.

"Históricamente, los valores han sido un indicador clave del crecimiento económico y la materia prima ha sido un indicador coincidente", como dijo Allidina de Morgan Stanley. "Ahora estamos viendo el precio de la materia prima y de los valores levantarse juntos mientras el dinero regresa, todo al mismo tiempo".

Otro hallazgo igualmente importante de Morgan Stanley es que la correlación inversa entre el debilitamiento del dólar estadounidense y el aumento de los precios del petróleo también registró récords altos. Debido a que el petróleo está valuado en dólares, cuando el valor del dólar baja, el precio del petróleo también baja en otras divisas, impulsando simultáneamente el consumo fuera de Estados Unidos y motivando así a los productores no estadounidenses a elevar los precios para compensar el poder adquisitivo que perdieron en el cambio de moneda.

Las preocupaciones por el aumento del déficit en Estados Unidos han provocado que los inversionistas huyan del dólar. El índice del dólar, que mide el valor del billete verde contra otras seis monedas importantes a nivel mundial, ha caído 9% desde principios de marzo. A medida que cae, los precios del petróleo suben. Si el dólar sigue bajando, el petróleo seguirá subiendo.

Pero qué tanto siga subiendo el precio del petróleo y qué tan rápido lo haga depende principalmente de la habilidad de los productores para satisfacer la demanda futura. Cualquier rebote importante en el consumo seguramente pondrá límites al abastecimiento mundial.

Los recortes de la inversión advertidos por Van der Veed de Shell hace que esto sea más probable. En su Reporte de la Perspectiva de Energía Global de 2008 (World Energy Outlook 2008), publicado en noviembre pasado, la IEA advirtió que la disminución de la producción de las reservas existentes mantendría apretado al mercado, y pidió 26 billones de dólares para invertir en nueva infraestructura en todo el mundo en las próximas dos décadas. Hoy por hoy sucede exactamente lo contrario.

En Mayo, la IEA esperaba una caída de 21% en la inversión global en petróleo y gas en 2009 comparado con 2008, o cerca de 100,000 millones de dólares menos.  Cautelosamente, la OPEP dijo que muchos de sus países miembros mantienen en pausa sus proyectos de nuevas perforaciones.

Mientras tanto, hay señales de que la recuperación de la demanda en Asia ya está en camino. De acuerdo con Allidina, el consumo de crudo de China promedió 7.6 millones de barriles por día en abril, el nivel más alto registrado hasta hoy, todo esto en medio de informes de que el gobierno está acumulando materias primas. En Goldman Sachs estaban muy confiados de un rebote en la demanda a principios de junio, con un precio meta de 85 dólares por barril de West Texas Intermediate para finales de año y de 95 dólares por barril para finales de 2010.

Sieminski del Deutsche Bank está de acuerdo en que los precios seguirán subiendo con el tiempo. "Nuestro pronostico es que el petróleo costará 100 dólares por barril en 2015, y puede suceder más rápido si la economía se recupera" dijo.  Dado que el petróleo es considerado generalmente como bien "inelástico" (es decir, que hace falta un gran cambio en el precio para cambiar un poco la demanda) hay buenas probabilidades de que haya un pico en el precio cuando el suministro esté muy ajustado.

"Si te acercas a la balanza, los precios pueden subir mucho y muy rápido sin mucho que  puedas hacer al respecto", dijo Sieminski. "Algo pasa en el margen para ejercer presión en el mercado y en lugar de que el cambio en el precio sea gradual, éste se da en un sólo paso; la ultima vez que la gasolina en Estados Unidos llego a cuatro dólares por galón, el barril de crudo llegó a los 150 dólares para balancear de nuevo las cosas, y es así como podríamos volver a estar en esa situación".

Esperemos que todavía no llegue ese punto.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n001W56
recomienda
Patrocinado por