Tasas de interés inquietan a bancos EU

El incremento en las tasas de los fondos federales terminaría con el beneficio de prestamistas; los bancos se acostumbraron a pagar cuotas bajas por depósitos y cobrar más por préstamos.

Por: David Ellis |
Lunes, 25 de enero de 2010 a las 15:26

NUEVA YORK — A los bancos estadounidenses no sólo les preocupa la mano dura del Gobierno, también hay inquietud por las tasas de interés.

Durante más de un año y para activar la economía, la Reserva Federal de Estados Unidos ha mantenido la tasa de los fondos federales entre el 0 y el 0.25%. Los prestamistas son los que más se han beneficiado de ello, el dinero les cuesta poco y los créditos de largo plazo que otorgan les traen robustos márgenes de ganancia.

Pero al parecer el Banco Central terminará con esta política monetaria laxa para frenar la amenaza de inflación. Esta perspectiva preocupa a los reguladores bancarios.

La Federal Deposit Insurance Corporation (FDIC) y otros organismos reguladores emitieron ya una severa advertencia a los bancos, pidiéndoles que tomaran precauciones en caso de que el Banco Central decidiera elevar las tasas de forma significativa.

¿Por qué se preocupan los reguladores? Un incremento rápido e importante a las tasas de interés podría ser problemático porque los bancos se han acostumbrado a pagar tasas bajas por los depósitos y a cobrar tasas altas por los préstamos.

Durante los primeros nueve meses del 2009, la industria bancaria estadounidense obtuvo 298,300 millones de dólares de recibir depósitos y luego prestarlos, eso es 19,000 millones de dólares más que el mismo periodo de 2008, según los datos más recientes del FDIC.

Así, una repentina subida en las tasas significaría que los bancos tendrían que pagar más por los depósitos, mientras que las tasas de muchos de sus préstamos no crecerían a la par, lo que conllevaría menos ganancias o incluso pérdidas para algunas instituciones. Las altas tasas empeorarían los problemas de una industria que aún intenta recuperarse de pérdidas históricas en muchos créditos relacionados al consumo y los bienes raíces.

Sin embargo, nuevas regulaciones e instrumentos hedge exóticos -como los swaps de tasas de interés- desarrollados en las últimas dos décadas han ayudado a aislar a los prestamistas de los vaivenes de las tasas de interés. Grandes bancos como JP Morgan Chase y Bank of America tienen un gran arsenal de estos instrumentos, pero las instituciones más pequeñas y menos sofisticadas están más expuestas al riesgo.

Los bancos en general esperan que la Fed eleve sus tasas gradualmente, lo que les permitirá disfrutar de las mismas ganancias que el año pasado.

De acuerdo a los futuros de fondos federales listados en la Bolsa de Comercio de Chicago, los inversionistas no están apostando por un aumento en las tasas hasta el verano. También los economistas de la American Bankers Association opinaron que la Fed elevaría sus tasas tres cuartas partes de punto porcentual a finales de año.

Pero si algo hemos aprendido es que la economía no es predecible, sobre todo cuando se trata de tasas de interés.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n0028WE