Economía

Venezuela activa mercado paralelo

El país activó el nuevo sistema de transacciones con títulos de deuda en moneda extranjera; una banda de precios para bonos llevó la tasa de cambio a entre 4.30 y 5.30 bolívares por dólar.

Miércoles, 09 de junio de 2010 a las 14:09

CARACAS (Agencias) — El Banco Central de Venezuela (BCV) activó este miércoles el nuevo sistema de transacciones con títulos de deuda en moneda extranjera, y anunció una banda de precios para los bonos que llevó la tasa de cambio implícita en el mercado paralelo entre 4.30 bolívares fuertes y 5.30 bolívares fuertes por dólar.

A partir de las 9:00 horas local, (13.30 GMT) el BCV abrió el Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda Extranjera (SITME) que le permitirá a las empresas privadas e inversionistas adquirir títulos de deuda en moneda extranjera y de esa manera obtener divisas en el mercado paralelo, que estuvo paralizado por tres semanas.

De forma simultánea el instituto emisor difundió en su página de Internet una banda de precios para los títulos de deuda venezolanos que se cotizan en el exterior.

Algunos operadores cambiarios de bancos privados consultados, que hablaron en condición de anonimato porque no están autorizados para declarar, indicaron que tomando en cuenta la banda fijada por el BCV y las cotizaciones internacionales de los bonos hay una tasa de cambio implícita que oscila entre un rango de 4.30 bolívares fuertes por dólar y 5.30 bolívares fuertes por dólar.

Los operadores precisaron que en los próximos días este rango de tasas puede variar e ir hacia la baja o alza, dependiendo de la banda que anuncie diariamente el BCV.

Durante la primera jornada del nuevo sistema hubo una gran demanda de compra de títulos por parte de los inversionistas, según reportaron los operadores, pero la mayoría de bancos se manejaron con cautela debido a que algunos aun están instalando la nueva plataforma y sometiendo a exhaustiva revisión y control la nueva normativa para evitar posibles incumplimientos o sanciones.

Los analistas consideran que la tasa implícita de 5.30 bolívares fuertes por dólar es un "tercer tipo de cambio" que viene a complementar las cotizaciones de 2.60 bolívares fuertes y 4.30 bolívares por dólar que decretó el gobierno a inicios de año.

En enero pasado el presidente Hugo Chávez decretó una devaluación de más de 20% que llevó la paridad de 2.15 bolívares fuertes por dólar a 2.60 bolívares fuertes y 4.30 bolívares fuertes. En Venezuela está vigente un control de cambio desde el 2003.

El mercado paralelo estuvo paralizado completamente desde el pasado 19 mayo cuando las autoridades suspendieron temporalmente las operaciones de títulos de deuda en moneda extranjera alegando que las empresas bursátiles estaban realizando transacciones "especulativas".

Entre abril y mayo el tipo de cambio en el mercado paralelo sufrió un salto de 10% que llevó la cotización de la divisa estadounidense a más del doble de la tasa oficial de 4.30 bolívares fuertes por dólar.

Chávez ha amenazado con cerrar el centenar de firmas bursátiles que operan en el país para enfrentar las actividades de especulación en el mercado paralelo. Hasta la fecha han sido intervenidas 36 firmas bursátiles.

Prevén fracaso

El nuevo esquema cambiario impuesto por el gobierno venezolano para regular el mercado alternativo de divisas fracasará y generará un mercado negro para adquirir monedas extranjeras, opinó hoy el economista Hugo Faría.

"Creo que este esquema no tendrá éxito y terminará generando un mercado negro de divisas para satisfacer la demanda subyacente de dólares", dijo a Notimex el catedrático de la privada Universidad Católica Andrés Bello (UCAB).

Faría sostuvo que "el deseo del gobierno de mantener el precio del dólar a 4.3 por bolívar, en un contexto de elevada inflación y desconfianza, hacen que ese esquema sea insostenible", por lo que vaticinó una próxima devaluación del bolívar.

La decisión del cierre del mercado de permuta se tomó luego que el dólar alcanzó una cotización de 8.20 unidades por bolívares, muy por encima del cambio dual oficial de 2.60 y 4.30 bolívares por dólar fijado a principios de año.

Con esa medida, el gobierno espera poner coto al mercado negro de divisas y a la "especulación".

Faría recalcó que ese esquema tendrá poco éxito en controlar la elevada inflación venezolana -que cerró en 25.1 por ciento en 2009-, tras estimar que existe "una demanda insatisfecha de dólares que se volcará al mercado negro".

El integrante del grupo de pensamiento liberal Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad (Cedice-Libertad) manifestó que el mejor esquema cambiario sería permitir la libre circulación de divisas en Venezuela.

"Permitamos que circulen otras monedas como el euro, el dólar americano o el peso cubano. Ese esquema funciona en Panamá y la gente es libre para escoger la moneda que prefieran para proteger el fruto de su trabajo", señaló.

El doctor en Economía por la Universidad de Chicago advirtió que la economía venezolana seguirá en recesión en el corto plazo por las políticas gubernamentales, a menos que el precio del petróleo -principal producto de exportación- registre un salto importante.

"A no ser que el precio del petróleo suba de manera exorbitante, no creo que la situación vaya a mejorar y seguiremos viendo una economía decreciendo y a la población continuar su proceso de empobrecimiento", puntualizó Faría.

Con información de AP y Notimex


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n002GU9