ALERTA »  El dólar llega a 14.14 pesos en ventanillas bancarias

El empleo, precario y de mala calidad

En México no parece cercano el fin de los empleos eventuales y mal pagados, advierten economistas; debido a ello, es urgente avanzar en las reformas a las leyes laborales mexicanas, afirma el CEESP.

Por: Isabel Mayoral Jiménez |
Martes, 08 de marzo de 2011 a las 06:01

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión.com) — La recuperación de la economía mexicana, que reportó un crecimiento de 5.5% durante 2010, no será capaz de generar mayores empleos y de mejor calidad en México, por lo que el mercado laboral enfrentará condiciones mucho peores a las que registró el año pasado, advierten especialistas.

No existirá recuperación salarial, ni un mayor registro de trabajadores ante la seguridad social. Propiamente, aquellos empleados que no cuenten con un contrato seguirán siendo elevados. Más aún, a pesar de que la economía mexicana está creciendo, el poder adquisitivo del salario seguirá deprimido, señalan.

"Se están creando empleos que oscilan entre 1 y 3 salarios mínimos. Aunque es positiva está generación de fuentes de trabajo, el problema es que con esa cantidad un trabajador no pueden sacar a su familia de la pobreza", dice José Luis de la Cruz director del Centro de Investigación en Economía y Negocios del Instituto Tecnológico de Estudios y de Superiores de Monterrey (ITESM) del Estado de México.

Para que el empleo pueda alcanzar y detener el aumento de la tasa de desempleo, que a enero pasado se ubicó en 5.43%, la economía requiere crecer a tasas de 6 a 7%, lo cual le permitiría generar entre 1 y 1.2 millones de plazas al año, destaca Alfredo Coutiño, director para América Latina de Moody's Analytics.

"Pero para que eso suceda, México tendría que elevar primero su capacidad productiva. Requiere aumentar su coeficiente de inversión de 22 a 26% del PIB, elevarlo al menos cuatro puntos porcentuales y requerirá al menos otros 5 años para alcanzar tasas de crecimiento sostenido de entre 6 y 7%".

Además necesita continuar la aprobación de reformas que promuevan la inversión, la generación de ahorro interno, elevar la productividad y atraer mejores tecnologías a los proceso productivos, lo que elevará la capacidad productiva del país. Si esto no se da, pasarán una década o dos para que la economía mexicana alcance esa tasa de expansión de 7%, advierte Coutiño.

Uno de los obstáculos más importantes para la mejora de la competitividad de México se encuentra en la eficiencia de los mercados laborales, indicador en el que el país se ubica en la posición 120 de 139 países, según datos del Foro Económico Mundial.

Es por ello que una de las acciones de mayor urgencia consiste en avanzar en las propuestas para reformar las leyes laborales mexicanas, resalta el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

Por ello, resalta el organismo, es preciso reconocer que uno de los principales obstáculos (si no es que el mayor) a la contratación formal de trabajadores es precisamente la rigidez y los atrasos en las leyes laborales. Nicaragua, Burundi, la India, Jordania, entre otros países, se sitúan en mejores posiciones internacionales que México en la materia.

"Los incrementos que se están dando en los salarios medios de cotización, en general no rebasan a la inflación. Casi todos los sectores, prácticamente en estos salarios promedio que se pagan, están perdiendo poder adquisitivo, al ser más bajo que la inflación, aun cuando la economía está creciendo, y eso propicia que no se dé una mejor distribución de la riqueza", agrega De la Cruz.

De hecho, destaca que en el primer bimestre de 2011 la generación de empleo eventual registra una parte importante de las fuentes de trabajo que se generaron en el país y, por tanto, no existe certidumbre que se vayan a conservar en lo que resta del año.

"Esto es relevante por la incertidumbre que existe sobre la evolución económica en 2011. El alza en los precios internacionales del petróleo, los problemas de crisis de deuda que se están gestando en Europa y en EU, son algunos elementos que generan incertidumbre sobre qué tan vigorosa será la recuperación económica para el resto del año y porque México depende del entorno internacional, especialmente del vecino país del norte", indica el catedrático.

Entre enero y febrero de 2010, la recuperación de las plazas laborales fue más amplia. En febrero, por ejemplo, se crearon casi 129,000 fuentes de trabajo, mientras que en enero se recuperaron aproximadamente otras 35,500.

"En 2011, apenas en el primer bimestre se generaron poco más de 120,000 plazas. Tan solo en febrero de 2010 se crearon más fuentes de trabajo en el IMSS que en los dos meses de este año. El empleo que se observó fue inferior al del año pasado, a pesar de que en 2010 los nuevos empleos generado no fueron suficientes para disminuir la tasa de desocupación".

Al 28 de febrero, de acuerdo con los últimos datos disponibles del IMSS, el número de trabajadores permanentes registró un aumento de 3.98% (493,879) con relación al mismo mes de 2010, mientras que los eventuales urbanos crecieron 11.65% (192,367), respecto a igual periodo del año pasado.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n002UXC