Economía

Las 6 promesas económicas de AMLO

López Obrador plantea un crecimiento de 6% anual sostenido y crear 1.2 millones de empleos al año; el político contenderá por la presidencia de México en 2012, tras vencer a Ebrard en una encuesta.

Martes, 15 de noviembre de 2011 a las 13:57

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — Andrés Manuel López Obrador venció a Marcelo Ebrard en la encuesta que definió al candidato de la izquierda en México para elecciones presidenciales de 2012.

En conferencia de prensa se dieron a conocer este martes los resultados. El tabasqueño venció en tres preguntas de cinco al actual jefe de Gobierno del Distrito Federal y por eso, con base en el acuerdo que ellos tenían previamente, López Obrador volverá a contender por la presidencia de México.

"El resultado de las consultas me favorecen, en consecuencia (...) manifiesto que voy a participar en la contienda electoral del 2012", dijo López Obrador y añadió que "agradezco con todo mi corazón a los ciudadanos que me han dado su confianza y apoyo, les aseguro que nunca los traicionaré".

A principios de noviembre, López Obrador contó a CNNExpansión sus principales promesas en materia económica, las cuales enlistamos a continuación.

1.- Generación de empleo. En caso de ser presidente de México, Andrés Manuel López Obrador tiene la meta de conseguir un crecimiento económico del país de un 6% al año y así generar los 1.2 millones de trabajos que, según el político, se necesitan anualmente.

"Desde hace 15 años el promedio de generación de empleo en la economía formal es de 500,000 empleos por año. Los 700,000 restantes se han tenido que ir del país o buscan opciones en la economía informal".

2.- Plan de austeridad. El tabasqueño propone un plan de austeridad para reducir el gasto del Gobierno. Al reducir los "onerosos sueldos de la alta burocracia", dice, "se van a liberar como 300,000 millones al año con este plan".

3.- Reforma fiscal progresiva. "Que paguen impuestos los que actualmente no pagan, que son los de arriba. Cuando pagan se les devuelven por las componendas que se dan en la cúpula del poder", señala López Obrador.

4.- No aumentar impuestos ni crear nuevos. El ex jefe de Gobierno del Distrito Federal apuesta a generar más recursos logrando que los que más dinero tienen, paguen más gravámenes. "Terminar con los privilegios fiscales".

5.- Competencia. Que no se permitan los monopolios. Que cualquier ciudadano que quiera tener un canal de televisión o participar en el mercado de la telefonía, etc., pueda hacerlo.

"Si se terminan los monopolios, si hay competencia, hay ahorros del 10% y 15% de los ingresos de los consumidores mexicanos", asegura López Obrador.

6. Cambio de sistema. Andrés Manuel López Obrador asegura que su proyecto es distinto al de los otros aspirantes, por ejemplo Enrique Peña Nieto, porque el suyo sostiene un cambio en la política económica, mientras que el priista es "más de lo mismo".

"Nosotros sostenemos que hay que cambiar la política económica, no por razones de índole político o ideológico, sino sencillamente porque no ha funcionado; la crisis del país, la tragedia de México se debe a que no ha habido crecimiento económico, a que no ha habido empleos, a que no ha habido bienestar", acusa el tabasqueño.

Segundo intento

Andrés Manuel López Obrador, recordado por su rebelión en el 2006 cuando denunció fraude en las elecciones presidenciales de México, será nuevamente candidato y deberá reconquistar a gran parte de los votantes que perdió tras las protestas.

A diferencia de hace cinco años, cuando su popularidad era arrasadora y parecía que iba a hacer historia llevando a la izquierda por primera vez al poder, esta vez deberá enfrentarse a un joven ex gobernador favorito en las encuestas y quien podría marcar el regreso del PRI al poder en México.

Apodado "el Peje" por el pejelagarto, un pez típico de su natal estado de Tabasco, el político es aún muy popular entre los izquierdistas "duros", a quienes conquistó con un discurso en el que asegura que hay una mafia de políticos y empresarios que controlan México para asegurarse sus privilegios.

Su frase "por el bien de todos, primero los pobres" caló hondo en la enorme masa de mexicanos que vive en la pobreza y ha visto décadas de corrupción y enriquecimiento de los políticos.

Consolidó su popularidad cuando fue alcalde de la Ciudad de México (2000-2006) e instaló un programa de entrega de dinero en efectivo para los ancianos pobres, al tiempo que se enfrentaba permanentemente al entonces presidente Vicente Fox hablando de los principales temas del país.

Ahora, en las encuestas hacia las elecciones presidenciales de julio del 2012, López Obrador se ubica en segundo lugar en intención de voto detrás del ex gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, del PRI, pero éste le lleva más de 20 puntos de ventaja.

Los sondeos muestran que López Obrador es el candidato con más opiniones negativas, aunque éstas han ido disminuyendo desde las protestas del 2006.

Según analistas, ahora deberá ir otra vez por el electorado independiente -calculado entre 35% y 45% de los votantes- que no es fiel a un partido y no gusta de posiciones estridentes.

Entre ellos, los votantes que podría haber captado el actual alcalde de la Ciudad de México y sucesor de López Obrador en el cargo, Marcelo Ebrard, quien competía también por la candidatura.

En sus últimas apariciones y entrevistas, López Obrador ha moderado su discurso y ha mantenido encuentros con empresarios, muchos de los cuales lo ven con recelo.

También ha realizado giras por Estados Unidos, el principal socio comercial y de inversiones de México, y por España, algo que había desdeñado en la campaña del 2006 aduciendo que "la mejor política exterior es la política interna", además de otros errores que le restaron apoyo, según observadores.

Por otro lado, uno de sus primeros desafíos será unir a la izquierda, que viene lastimada por años de divisiones internas y conflictos sobre todo en los momentos de elegir a sus autoridades.

Enrique Peña, listo para competir

Enrique Peña Nieto, oficializó en Washington su búsqueda de la candidatura presidencial por el PRI y se dijo dispuesto a competir "con cualquiera" tras conocerse el triunfo de Andrés Manuel López Obrador en el sondeo interno del PRD.

"No tengo más que respeto a los partidos políticos y a la definición que tengan de sus candidatos (...), no tengo nada que decir ni que calificar, yo espero ser el abanderado de mi partido y enfrentarme con cualquiera", dijo en el Club Nacional de Prensa en Washington.

Cuestionado por los periodistas sobre si tenía temor a la candidatura de López Obrador, Peña Nieto respondió: "Estoy seguro que el PRI está en la ruta de ganar la elección presidencial y que es clara mi posición de ser el abanderado del PRI".

Por otra parte, el priista se declaró optimista de una posible alianza electoral entre el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y los partidos Verde Ecologista Mexicano (PVEM) y Nueva Alianza (PANAL) para los comicios presidenciales de julio de 2012.

"Estamos buscando una alianza que sea competitiva, donde se fortalezca la plataforma del partido y los partidos están construyendo para llevarla al electorado, yo creo que eso fortalece y a futuro, en un escenario de triunfo, para impulsar reformas estructurales", dijo.

"Yo estoy optimista y creo que podemos llegar a un acuerdo", señaló en alusión al hecho de que el plazo oficial para la inscripción de alianzas vence el 18 de noviembre.

Del 0 al 10, ¿qué probabilidades reales crees que tiene AMLO de ganar las elecciones presidenciales de México? Comenta en Facebook, Twitter y Google+

Con información de agencias


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n004UD5