Economía

EU se prepara para otro ‘combate’ fiscal

El país podría vivir de nuevo el debate entre demócratas y republicanos por el tope de deuda; la elección presidencial y los recortes de la era Bush serían una mezcla explosiva en la discusión.

Por: Jeanne Sahadi |
Lunes, 27 de febrero de 2012 a las 13:51
¿Recuerdas el encarnizado debate para elevar el límite de la deuda que se dio en Washington el verano pasado? ¿Ese que culminó con la primera degradación crediticia de la deuda estadounidense en la historia?

Bien, pues otro combate está en camino, y podría librarse más pronto de lo planeado.

El acuerdo legislativo alcanzado en el verano para elevar el techo estatutario de la deuda pública aumentó en 2.1 billones de dólares el límite legal de endeudamiento de Estados Unidos, un techo que actualmente se ubica en 16.394 billones de dólares.

En ese momento, se estimó que dicho aumento bastaría para que el Departamento del Tesoro atravesara a salvo las beligerantes aguas de la elección presidencial y entrara sin contratiempos a los primeros meses de 2013. Pero ahora que el Congreso aprobó extender los recortes a los impuestos sobre la nómina, ampliar los subsidios de desempleo y ratificar la provisión que impide reducir los salarios a los médicos de Medicare, hay más probabilidades de que el endeudamiento de Estados Unidos toque antes el techo de la deuda.

El secretario del Tesoro, Timothy Geithner, dijo recientemente a los legisladores que incluso con la aprobación de la ley que revalida la reducción de los impuestos a la nómina (que añadirá un déficit estimado de 101,000 millones de dólares al año fiscal 2012), él no cree que el límite de la deuda sea alcanzado "hasta bien entrado el año".

Ese cálculo apenas cubre la elección del 6 de noviembre, pero se planta en el centro del combate fiscal que el Congreso librará en torno a los recortes impositivos de la era Bush próximos a expirar.

Entre tanto, el Bipartisan Policy Center, que analizó déficits mensuales proyectados y otros factores que podrían jugar un papel en el endeudamiento del Tesoro, prevé ahora que el país podría tocar el techo de la deuda a fines de noviembre de 2012 y principios de enero de 2013.

El organismo bipartidista señala que, de ser necesario, el Tesoro puede evitar un default o impago de deuda recurriendo a "medidas extraordinarias", como suspender las inversiones en los fondos federales para el retiro.

Así que, a pesar de que el Tesoro esté en riesgo de alcanzar el límite de deuda a fines de noviembre, es posible que sus acciones puedan eliminar el peligro de un default  hasta 2013. Sin embargo, tengamos en mente que estas estimaciones asumen que no habrá ningún cambio sustantivo -entre hoy y fin de año- que aumente la deuda federal.

Empero, si el camino depara algunas sorpresas (como una desaceleración de la recuperación económica que dificulte los ingresos federales) el límite de la deuda podría alcanzarse antes del día de las elecciones, según el experimentado analista político Norm Ornstein, investigador del American Enterprise Institute.

Como sea, la elección presidencial, la inminente expiración de los recortes fiscales de la era Bush y el techo legal de la deuda constituyen una mezcla explosiva. Y es imposible predecir cómo terminará cada uno de esos temas pendientes. Mucho dependerá de cuándo se supere el techo, y de quién gane la elección, advierte Ornstein.

Por ejemplo, comenta el experto, si el Presidente Barack Obama pierde las elecciones, todavía tendrá una fuerte carta para jugar en las negociaciones del límite de la deuda, pues es improbable que el titular republicano del Ejecutivo quiera asumir como primera misión la búsqueda de votos legislativos para aumentar el techo permitido de endeudamiento, en especial si se opuso a ello en la campaña.

 


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n004ZJU