Ticker
Economía

El auge de la clase media en China

Desde 1980, los ingresos anuales de una familia china promedio se han multiplicado diez veces; el avance económico ha significado el surgimiento de un sector que ahorra y gasta más libremente.

Por: Annalyn Censky |
Miércoles, 27 de junio de 2012 a las 06:02

NUEVA YORK — A medida que la economía de China se ha disparado en los últimos 30 años, también lo han hecho los ingresos y niveles de vida de la población china promedio.

El ingreso promedio disponible en los hogares urbanos chinos se elevó a alrededor de 3,000 dólares per cápita en 2010, según un análisis de las estadísticas oficiales del gobierno realizado por China Market Research Group. Eso significa que una familia típica de tres gana alrededor de 9,000 dólares al año.

Aunque eso puede sonar no muy alto de acuerdo con los estándares estadounidenses, es una bendición para los residentes chinos, que han visto cómo sus ingresos anuales se han multiplicado por diez desde 1980.

Solamente en los últimos 10 años, los ingresos se han cuadruplicado. En 2000, el ingreso promedio era de sólo 760 dólares por persona.

Por supuesto, los ingresos varían mucho de región a región, y la mayoría de los habitantes más ricos residen en las ciudades. En las zonas rurales, el ingreso promedio disponible baja a 1,000 dólares, pero en las grandes ciudades chinas como Shanghai, Beijing y Shenzhen, es de alrededor de 12,000 dólares al año por persona.

Si bien no existe una 'clase media' formal en China, (los chinos no utilizan ese concepto), un hogar considerado de clase media en China gana entre 10,000 y 60,000 dólares al año, de acuerdo con Helen Wang, autora de "The Chinese Dream: The Rise of the World's Largest Middle Class and What It Means to You".

"Una regla práctica es que un hogar con un tercio de sus ingresos asignados a gastos discrecionales es considerado de clase media", dijo Wang.

Ser de clase media en China a menudo significa ganar lo mismo o menos de lo que se considera la línea de pobreza en Estados Unidos. Pero teniendo en cuenta que el costo de vida es mucho menor en China, el nivel de vida no es malo en absoluto.

El residente promedio de una ciudad puede permitirse el lujo de rentar un departamento de 65 metros cuadrados, gastar 35% de sus ingresos en alimentos, y lograr separar 20% para sus ahorros, como es costumbre en China, estima James Roy, analista senior de China Market Research.

Por otro lado, pocos utilizan tarjetas de crédito y la mayoría no posee un automóvil, ya que optan por el transporte público en su lugar. La factura promedio por el uso de un teléfono celular es de alrededor de sólo 10 dólares al mes (o alrededor de 20 dólares por un iPhone).

Comer afuera una o dos veces por semana no es raro, y a veces los chinos acuden a cadenas estadounidenses de comida rápida como KFC y Pizza Hut que se han expandido ampliamente en China. El consumidor promedio también puede darse el lujo de fijarse en las marcas que compra ocasionalmente.

"En la mayoría de los casos, la esposa, que normalmente tiene un trabajo de tiempo completo, toma la mayoría de las decisiones de compra de los hogares y está dispuesta a pagar más por comprar marcas extranjeras de compañías como Procter & Gamble y Unilever para productos como el champú", dijo Roy.

Para los asalariados por encima del promedio, las marcas de lujo también están al alcance. China ya ha superado a Japón como el segundo mayor consumidor de bienes de lujo después de Estados Unidos, según los analistas de Bain & Company.

Chen Zhi-Heng gana unos 36,000 dólares al año trabajando como médico en Changsha, una ciudad en el centro-sur de China. A pesar de que gana más que el promedio, no se considera lo suficientemente acomodada como para ser parte de la clase media.

Con cerca de 800 dólares libres cada mes para gastar en artículos discrecionales, posee un reloj Gucci de 4,700 dólares, un abrigo Burberry de 1,600 dólares y una bufanda de seda Hermes de 320 dólares.

"Comprar Louis Vuitton, Apple u otras cosas de moda es importante para muchos chinos, para presumir que son modernos, sofisticados y tienen un estatus", dijo Wang.

Además, Wang señala que, en realidad, los ingresos de los chinos son probablemente mucho más altos que lo que informa el gobierno.

Eso se debe en parte a que los hogares a menudo reportan menores ingresos, por temor a que el gobierno comparta esa información con los recaudadores de impuestos.

Las cifras oficiales del gobierno no incluyen los crecientes pagos por debajo de la mesa, los grandes regalos en efectivo alrededor del Año Nuevo Chino, los sobornos o los acuerdos por terrenos. El profesor Wang Xiaolu de la China Reform Foundation, en un reporte para Credit Suisse, estimó que en 2008 el ingreso promedio, de hecho, fue 90% más alto que lo que el gobierno informó.

"De alguna manera, la gente siempre parece tener mucho dinero en efectivo, a pesar de que los datos oficiales muestran que los ingresos son de unos 3,000 dólares per cápita", dijo Wang. "Hay una gran cantidad de ingresos turbios en China".


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n00551S