Fox-Calderón y los líderes sindicales

Elba Esther, Romero Deschamps y Víctor Flores 'sobrevivieron' al Gobierno de la alternancia.

Por: Isaid Mera |
Domingo, 08 de julio de 2012 a las 19:11
Elba Esther sobrevive al panismo
1
Elba Esther Gordillo tuvo diferencias con Josefina Vázquez Mota cuando la panista era titular de la SEP. (Archivo)
Elba Esther Gordillo tuvo diferencias con Josefina Vázquez Mota cuando la panista era titular de la SEP. (Archivo)
Otros enlaces

En junio de 2011, la lideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE),  Elba Esther Gordillo, reveló que tuvo un pacto con Felipe Calderón para el intercambio de apoyos para que llegara a la presidencia del país en 2006.

El convenio, dijo, fue a cambio de algunos puestos en la administración federal, como el de Francisco Yáñez en la Lotería Nacional, Roberto Campa -candidato presidencial de Nueva Alianza en 2006- en el Sistema Nacional de Seguridad Pública, y Miguel Ángel Yunes en el ISSSTE. Con éste último, Gordillo tuvo un conflicto en julio de 2011 al ser acusada de pretender corromper el Instituto.

Calderón admitió días después que sí tuvo acuerdos con Gordillo, pero que fue en beneficio de la educación en el país y para lograr las llamadas reformas estructurales, como la del ISSSTE. También ‘aclaró' que los puestos eran negociaciones previas con el ex presidente Vicente Fox.

Analistas destacan las operaciones del SNTE y su partido Nueva Alianza para ganar espacios políticos.

"(La salida del sindicato) del PRI le permitió ubicarse en una gama de espacios políticos que lo configuraron después como una especie de grupo de presión que tiene participación en distintos espacios", dice el Gustavo López, académico del Tecnológico de Monterrey campos Ciudad de México.

La posición que tiene el sindicato de maestros en el ISSSTE, al ser este último el que conglomera a los trabajadores del Estado y el SNTE le dan una gran influencia por su tamaño, ya que le permite acercarse al poder del instituto, añade el experto.

En 2006, Nueva Alianza jugó a favor del PAN, pese a tener su propio candidato - Roberto Campa- pero que para este 2012 decidió apostar por la ‘vía libre' al postular a Gabriel Quadri.

"Encontramos una situación paradójica, porque los partidos políticos están para conseguir el poder y los sindicatos están para el estudio, mejoramiento y defensa de los intereses de los trabajadores", apunta Fernando Menéndez, académico de la Universidad Iberoamericana (UIA)

Isaid Mera


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n00559P
recomienda
Patrocinado por