ALERTA »  El peso mexicano cierra en su peor nivel en 29 meses

Peña Nieto va por reformas ‘fast track’

Los temas fiscal, energético y laboral son prioridad del virtual presidente electo: Luis Videgaray; el coordinador de la campaña del PRI confía en lograr acuerdos en el Congreso con otros partidos.

Por: Isabel Mayoral Jiménez |
Lunes, 09 de julio de 2012 a las 06:03

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — La prioridad del virtual presidente electo de México, Enrique Peña Nieto, será empujar la agenda de las reformas fiscal, energética y laboral mediante acuerdos con el Congreso de la Unión, adelantó el coordinador de la campaña del candidato del PRI, Luis Videgaray Caso.

"Entiendo que los mercados en general y la comunidad financiera tienen expectativas bajas al respecto, pero lo último que debemos hacer como país es decir ‘si no se obtuvo mayoría en el Congreso no habrá reformas', esa actitud seguro provocaría que no las haya", mencionó.

Videgaray destacó que para cumplir con la propuesta de la cobertura universal de salud, es necesaria una reforma fiscal porque el margen de maniobra que da el Presupuesto es muy estrecho. El diputado con licencia dejó en claro que el Congreso decidirá si la reforma fiscal propuesta generaliza el IVA y/o aumenta este impuesto, porque eso "no es propuesta de campaña de Peña Nieto".

El 2 de julio pasado, calificadoras y economistas coincidieron que sin mayoría absoluta en el Congreso, el PRI tendrá la necesidad de negociar con otras bancadas -e incluso al interior del mismo partido- si quiere sacar adelante las reformas estructurales.

En entrevista con CNNExpansión, Luis Videgaray, ex secretario de Finanzas de Peña Nieto en el gobierno del Estado de México, aseguró que les ha quedado claro el mensaje del electorado, que eligió a un Congreso sin mayoría priista: "tenemos que generar condiciones para trabajar de manera conjunta y lograr acuerdos".

Se "crea un escenario del ejercicio compartido del poder público, en el cual las distintas fuerzas políticas tienen una representación relevante en el Congreso de la Unión, en los gobiernos de los estados y municipios que estuvieron en disputa y eso obliga a todos a entender que ninguna victoria es absoluta y que tampoco hay derrotados absolutos".

Durante la campaña del priista Enrique Peña Nieto hubo adelantos de algunas reformas que "serán fundamentales para acelerar el crecimiento económico de México. Entre ellas se encuentran la energética, laboral y hacendaria. Ahora dedicará tiempo a que estas reformas ocurran en el contexto de un Congreso que indudablemente será plural", dijo el diputado con licencia.

En materia de reforma laboral, Videgaray Caso comentó que ésta tiene un grado de avance importante en el Congreso, particularmente en la Cámara de origen que fue la de Diputados y "es deseable y realista pensar que antes de que termine este año tengamos una reforma laboral".

Las reformas que vienen

México tiene un enorme potencial en el sector energético y, sin embargo, el régimen regulatorio es obsoleto. "Creo que solo Corea del Norte tiene un régimen más restrictivo que el nuestro", consideró.

Por ello, considera necesaria una reforma que modernice el sector energético, particularmente los hidrocarburos. "Lo hizo Brasil, Colombia, ¿por qué México no podría hacerlo? Pero necesitamos tener una visión práctica, no atada a restricciones ideológicas que tienen que ver más con el pasado que con el futuro".

Videgaray recordó que durante la campaña, el candidato del PRI dijo que uno de sus objetivos para lograr mayor crecimiento económico en México y reducir el costo de los combustibles a las familias y las empresas, era una reforma que permita el capital privado en actividades de exploración y producción de petróleo y por supuesto en la refinación.

Con relación a si disminuirían la carga tributaria de Pemex, a donde se destinan 58% de sus ingresos, dice que por ello "es importante que la reforma energética se haga con una reforma fiscal, precisamente por el régimen que tiene actualmente Pemex que no le permite necesariamente hacer las inversiones  que haría cualquier otra empresa en el sector energético".

El priista explicó que tiene que ser parte de una reforma integral al marco tributario y hacendario. Por un lado, elevar el nivel de recaudación, eliminando regímenes especiales, privilegios y cosas que implican que México pierda mucha recaudación potencial.

Por otro lado, permitir que Pemex reinvierta sus utilidades brutas, antes de impuestos, en activos que en el futuro generarán mayores tributos fiscales por pagar al erario público.

"El régimen fiscal de Pemex actualmente es de una visión de corto plazo, privilegia la recaudación inmediata a costa del crecimiento de Pemex y, por lo tanto, la recaudación futura", refirió.

Videgaray Caso reiteró que la generalización del IVA no fue parte de las propuestas de la campaña. "Nunca propusimos aumento de impuestos ni generalización", aunque considera que elevarlos tiene pros y contras: "son temas que se tienen que discutir, pero no fue una propuesta de Enrique Peña Nieto".

Cobertura Universal de Salud

El gran proyecto de Peña Nieto es la cobertura universal en salud que tiene cuatro vertientes.  

Expone que la cobertura debe ser efectiva porque actualmente el seguro popular da una cobertura que en algunos casos es nominal, por la cercanía de las instalaciones médicas no es posible el acceso real a la salud.

En segundo lugar incluye una pensión para el retiro universal en el caso de las personas mayores de más de 65 años. "No hay número definido de cuántos salarios mínimos pudieran ser, dependerá del marco fiscal cómo se combina esto con una reforma en el rubro".

En tercer lugar un seguro de riesgos de trabajo para toda la población y, por último un seguro de desempleo.

"Además de ser una forma estructural de combate a la pobreza y de tener un sistema de seguridad social mucho más equitativo e igualitario, también pretende ser una herramienta para combatir la informalidad".

En este sentido, indicó que la propuesta es modificar el régimen de financiamiento de la seguridad social que actualmente se basa en cuotas obrero-patronales, principalmente, y convertirlo en un sistema financiado mayoritariamente por impuestos generales.

"No necesariamente implica la elevación de la carga tributaria de las empresas; más bien, implica una forma distinta de contribuir a la seguridad social. La reforma energética, la reforma a la seguridad social y la reforma fiscal tienen que verse como partes de una reforma integral".

Respecto a cuál sería el costo de aplicar la cobertura universal, Videgaray Caso comentó que existen diferentes escenarios dependiendo del alcance de los beneficios; por eso tiene que hacerse una reforma fiscal".

"Eso es lo que se trabajará con el Congreso y será lo que se presente en los próximos meses, (el costo) depende del alcance, de los beneficios y de las posibilidades de incremento de la recaudación por el lado fiscal. Sabemos de qué trata, pero en tanto no se presenten las iniciativas no adelantaremos cifras y así nos vamos a mantener".

El gabinete, en suspenso

Los personajes que conformaran el gabinete del virtual presidente electo de México no se darán a conocer pronto.  "Se anunciará conforme se acerque la fecha de integración que será muy cerca del 1 de diciembre", agrega el coordinador de campaña.

Entre el círculo financiero se ha comentado que el actual secretario de Hacienda, José Antonio Meade, podría ser parte del equipo de Peña Nieto, pero Videgaray Caso menciona que "apenas se va a conformar el equipo de transición", por lo que no puede adelantar posibles personajes para el gabinete.

El gasto que se hará de los 150 millones de pesos destinados para la transición de Gobierno se planeará después de que se conozcan los cómputos finales de la elección presidencial y cuando Peña Nieto se haya reunido con el presidente Felipe Calderón, adelanta Videgaray, quien estima que en este encuentro se debe comentar también la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos para 2013.

"Hay que recordar que en año de transición de la Presidencia, la nueva administración presenta en diciembre el Presupuesto, pero requiere del apoyo de la administración saliente, particularmente de Hacienda para armar el paquete económico", por lo que estima que seguramente en los próximos días podrán iniciar los trabajos.

Economía afectada por el crimen organizado

Una de las reformas que quedaron pendientes en el actual sexenio fue la Ley Antilavado de dinero, cuya iniciativa fue enviada en 2010 al Congreso por Felipe Calderón.

Para Videgaray Caso ésta es una reforma prioritaria. "El combate al crimen organizado requiere de un combate eficaz del lavado de dinero y la realidad es que si no tenemos los instrumentos necesarios siempre vamos a tener una estrategia parcial".

En su opinión el crimen organizado sí ha tenido impacto sobre la economía mexicana en dos sentidos. Afecta la percepción de México en el exterior y disuade la inversión extranjera, además de elevar los costos de hacer negocios en México.

Las empresas mexicanas tienen que destinar recursos a protegerse en vez de generar valor agregado y "hay estudios que hablan del costo en términos de crecimiento económico del crimen organizado".

Necesario acelerar el crecimiento

Videgaray advierte que es necesario acelerar el crecimiento económico. Afortunadamente, México es un país muy estable en lo económico y así tiene que seguir, pero  hay que detonar un crecimiento más acelerado.

"Somos la nación de América Latina que crece menos y a este ritmo no vamos a generar empleos de calidad, ni los ingresos que necesitamos".

Para acelerar el crecimiento son necesarias las reformas e incluso otras medidas que no requieren la aprobación del Congreso, pero que sí son decisiones del Ejecutivo en materia de competencia económica, combate a la informalidad o de expansión del crédito doméstico, agregó.

"México ha aprendido que tiene que mantener estabilidad y un manejo responsable de las finanzas públicas, pero tenemos que utilizar detonadores internos del crecimiento ante un escenario internacional si no recesivo, sí de clara recesión internacional".

Otro de los pendientes será la discusión sobre la deuda en la que han incurrido estados y municipios.

"Vemos casos de obvios excesos, como Coahuila o Michoacán, donde tenemos niveles de endeudamiento muy superiores a los que financieramente serían deseables. Más allá de las prácticas en las cuales se dio el endeudamiento, es un tema que habrá que revisarse", adelantó.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n0055N2