Ticker
Economía

Asesor de Romney apoya a Ben Bernanke

Glenn Hubbard quiere que el economista sea considerado para un tercer mandato al frente de la Fed; Ben Bernanke terminará su periodo como presidente del Banco Central de EU en enero de 2014.

Miércoles, 22 de agosto de 2012 a las 10:44
WASHINGTON (Reuters) — Ben Bernanke recibió un sorpresivo apoyo a su trabajo en la Reserva Federal de Estados Unidos de parte de un alto asesor del candidato presidencial republicano Mitt Romney, quien dijo que el funcionario debería ser considerado para un tercer mandato como presidente del Banco Central de ese país.

Glenn Hubbard, asesor económico del candidato republicano, dijo que aconsejaría a Romney en caso de que éste llegue a la presidencia que Bernanke debe "tener la mayor consideración" para permanecer en el cargo más allá de enero de 2014, cuando expira su mandato.

Los comentarios son sorpresivos dado que Romney ha dicho que no reelegirá a Bernanke más allá del 2014. Además, muchos republicanos de alto rango han criticado las políticas más agresivas de la Fed desde la Gran Recesión, las que califican como imprudentes.

"Ben es un tecnócrata modelo (...) Creo que deberíamos darle una palmadita en la espalda", dijo en una entrevista Hubbard, quien agregó que conoce a Bernanke desde que eran prácticamente "niños" y reveló que regularmente conversa con él.

"Puedo o no estar de acuerdo con él, pero eso es muy diferente a decir que cuestiono sus motivos. Ojalá los políticos dejen de hacer eso", dijo Hubbard a Reuters TV.

Los comentarios de Hubbard -considerado para presidir la Fed durante la presidencia de George W. Bush, cargo con el que finalmente se quedó Bernanke- sugieren que en el equipo de campaña de Romney existe algo de apoyo hacia la cabeza del banco central de cara a las elecciones de noviembre ante el presidente Barack Obama.

Hubbard fue rápido en señalar su oposición a algunas de las políticas de la Fed, entre ellas los programas de compra de bonos a gran escala conocido como alivio cuantitativo o QE.

El asesor de Romney dijo que es poco probable una tercera ronda de compras (QE3) y agregó que ésta tendría poco efecto ya sea en la economía o en la campaña electoral.

Una tercera ronda de alivio cuantitativo probablemente sólo baje ligeramente el rendimiento de los bonos, que ya son muy bajos, dijo Hubbard.

"No creo que eso es lo que recetara el doctor para la recuperación", dijo Hubbard en la Escuela de Negocios de Columbia, en Nueva York, donde es decano.

Sin embargo, con el crecimiento económico de Estados Unidos estancado y el desempleo persistentemente alto en 8.3%, algunos economistas esperan que la Fed lance una tercera ronda de alivio cuantitativo en su próxima reunión, que se realizará el 12 y 13 de septiembre.

Bernanke podría sentar las bases para un nuevo programa de compra de bonos en un discurso en Jackson Hole, Wyoming, el 31 de agosto.

Pero en vísperas de la elección presidencial del 6 de noviembre, es casi seguro que una decisión polémica para impulsar la economía genere las críticas de los conservadores, que ya sienten que el banco central es una agencia muy poderosa que carece de transparencia.

Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n0057TL