Economía

Impuesto alienta contrabando de cigarros

El 16.6% del producto que se comercializa en México es de origen ilegal, advierte la Concamin; pide que la próxima Legislatura no caiga en tentaciones de subir impuestos para inhibir el consumo.

Por: Isabel Mayoral Jiménez |
Martes, 28 de agosto de 2012 a las 17:00

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — El 16.6% de los cigarros que se vende en México tiene su origen en el contrabando, situación que de no detenerse puede llegar a una proporción de 30% el próximo año, advirtió este martes la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin).

Luego de los incrementos aplicados a los impuestos especiales del producto, el mercado ilícito ha presentado un crecimiento constante en los últimos 18 meses, indicó el presidente de la Comisión de Comercio Interior de ese organismo, Raúl Picard del Prado.

Al presentar el análisis sobre el mercado de cigarros ilícitos en México, indicó que las políticas públicas de salud que buscan inhibir el uso del producto a través del incremento de impuestos, sólo generan contrabando e ilegalidad, mientras que el consumo no se reduce y simplemente sale de control.

"La pérdida económica es grave. Con el aumento de 7 pesos en la cajetilla de cigarros para 2011, el Gobierno pretendía recaudar 42,000 y recaudaron 30,000 millones de pesos, debido a un decremento en el consumo dado por la mayor demanda por cigarros de contrabando".

En julio, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) informó que se destruyeron más de 12 millones de cigarros y alrededor de 18,000 botellas de whisky que fueron asegurados por la Aduana de Ciudad Juárez.

Señaló que esto forma parte de las acciones encaminadas al combate del comercio ilegal en el país, y apuntó que el Gobierno federal lleva a cabo importantes esfuerzos de investigación que derivan en aseguramientos de grandes cantidades de mercancía apócrifa. 

La venta de cigarros de contrabando en México alcanzó su máximo histórico tras 18 meses de la entrada en vigor del último incremento de 7 pesos por concepto de impuestos.

Consideró que con la industria de bebidas alcohólicas y con la industria del tabaco, ha quedado más que comprobado que el incremento en los impuestos no genera reducción en el consumo, por lo que hizo un llamado a los legisladores para que no caigan en tentaciones de subir impuestos a alimentos y bebidas ante la problemática de la obesidad.

De acuerdo con el análisis presentado por el organismo, 71.3% de los fumadores de cigarros ilegales son los hombres de los niveles socioeconómicos más bajos, principalmente de edades entre 30 y 64 años.

Durante el periodo de análisis se encontraron más de 102 marcas ilegales, de las cuales 15 representan más de 52% de la totalidad del mercado ilegal existente. Cerca de 60% de los fumadores reconoce tener conocimiento de la existencia de marcas ilegales y considera que su disponibilidad es muy alta, casi al mismo nivel de las marcas consideradas legales.

El informe destaca que 9 de cada 10 cigarros ilegales son vendidos en el comercio no organizado, principalmente en las tiendas del canal tradicional, tianguis y mercados sobre ruedas. De igual forma, ha proliferado la venta de cigarros "sueltos" o por unidad a pesar de ser considerado un delito tanto para el que compra como para el que vende.

Para los fumadores, el precio de los denominados cigarros legales es considerado muy elevado mientras que el de los ilegales se considera justo.

Picard llamó a las autoridades a trabajar de forma coordinada, y a través de la educación, para combatir el comercio ilícito de cigarros y demás productos; "las adicciones, al igual que la obesidad, deben combatirse con educación, no con impuestos: los impuestos no educan".

El industrial consideró que debe buscarse una solución que dé fin al comercio ilegal desde la raíz, por lo que debe revisarse el actual sistema impositivo, que sólo fomenta una distorsión en el mercado de tabaco.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n00583N