Sueldo de docentes agota gasto educativo

México destina 2,875 dólares por cada alumno, el nivel más bajo entre países integrantes de la OCDE; de esa cantidad prácticamente 92% corresponde a salarios, destaca el organismo multilateral.

Por: Isabel Mayoral Jiménez |
Martes, 11 de septiembre de 2012 a las 04:00
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — México destina el menor gasto en educación por alumno dentro de los países miembros de la OCDE, con 2,875 dólares, y de esa cantidad prácticamente 91.7% se canaliza a salarios, revela el estudio 'Panorama de la Educación 2012' elaborado por este organismo.

México se sitúa en el grupo que formula retraso en educación media superior, pero superar el rezago en la calidad educativa "no es tarea imposible", dijo Pedro García de León, analista de la División de Indicadores de la Educación de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

"Muchos países han logrado rebasar al promedio, pero tienen que existir efectivamente políticas especificas que permitan superar este rezago; se tiene que avanzar a pasos acelerados y no simplemente mantenerse en los promedios de los países de la OCDE", recomendó tras presentar el informe.

Aunque el gasto público total en México es relativamente bajo (26.2% del PIB) comparado con 45% en promedio de la OCDE, el país destina la segunda proporción más alta de este gasto a la educación, con 20.3%, después de Nueva Zelanda, y muy por encima de países como Estados Unidos y Canadá, que en este rubro ocupan las posiciones 15 y 16, respectivamente, dentro de las economías miembro del organismo.

Como proporción del PIB, México destina 6% al gasto en educación, similar al promedio de la OCDE.

El estudio también detalla que se espera que menos de la mitad de los niños que comenzaron la escuela en 2010 se gradúen en el nivel medio superior (47%), la tasa de graduación más baja entre los integrantes de la OCDE.

Sólo 54% de los estudiantes de medio superior completa sus estudios dentro de la duración teórica de sus programas, frente a 70%, en promedio, en otros países.

Además, únicamente 54% de los jóvenes de 15 a 19 años de edad en México está matriculado. Aunque esa cifra es 12 puntos porcentuales mayor que en 2000, es baja en comparación con Brasil (76%), Chile (75%) y el promedio de la OCDE (83%).

Sólo 12% de los mexicanos de entre 20 y 29 años participa en la educación; esto es tres puntos porcentuales más que en 2000 y alrededor de la mitad de la proporción de 20-29 años de edad matriculados en Chile (25%), Brasil (20%) y el promedio de los países de la OCDE (27%).

Como resultado de la reforma de enseñanza adoptada en 2012, que pretende unificar programas y permitir vías más flexibles en la educación, el estudio menciona que se espera que las tasas de graduación del nivel medio superior y matriculación entre 15-19 años de edad aumenten en los próximos años.

La educación media superior es obligatoria desde el año académico 2012-2013. El objetivo es lograr la cobertura universal en 2022.

Transición al trabajo, complicada

A diferencia de la mayoría de los países de la OCDE, las tasas de desempleo para los mexicanos aumentan con una mejor educación. Este patrón se comparte con Chile, Brasil, Grecia, Corea y Turquía, donde el desempleo es mayor para las personas con educación media superior que para aquellos con menor grado de estudios.

Sin embargo, en 2010 México fue el único país donde la tasa de desempleo entre personas con educación superior fue mayor (5%) de lo que era para aquellos que habían alcanzado una educación media superior (4.6%) y aquellos que no la habían alcanzado (4%).

Pero esto no significa que la educación ofrezca un bajo retorno de la inversión: la prima de ganancias para la educación superior en Brasil, por ejemplo, es la más alta de todos los países, más de 200% más alta para adultos con educación de ese nivel, en comparación con aquellos que no han alcanzado la enseñanza media superior y más de un 70% superior en Grecia, Corea y Turquía.

Aún así, este patrón de tasas de desempleo ha permanecido estable durante más de una década en México, sugiriendo por un lado un desajuste de habilidades entre las demandas del mercado laboral y el suministro de los graduados y, por otro lado, una mayor demanda de trabajadores de bajos salarios, menciona el informe.

Los ‘ninis' mantienen presencia

Casi una cuarta parte de las personas de 15-29 años de edad no está ni en la escuela ni empleada. Esta cifra es la tercera más alta entre los países de la OCDE, detrás de Turquía e Israel. Cerca de 18.6% de los mexicanos de 15-29 años de edad son ‘ninis' (ni estudia ni trabaja), mientras que 30% de los de 25-29 años están en esa categoría.

A diferencia de otros países de la OCDE, estos niveles se han mantenido estables durante más de una década (25.2% de 15-29 años-de edad en 1998; 24.9% en 2005, y 24.4% en 2010).

La población de ‘ninis' no es homogénea. El porcentaje de mujeres en este grupo supera al de hombres entre los 15-29 años de edad en una proporción de más de 3 a 1. Aunque la brecha de género ha disminuido bastante en la década pasada, desde casi 7 a 1 en el 2000, sigue siendo la segunda más alta después de Turquía y más alta que en Brasil.

Estudios basados en la Encuesta Nacional de la Juventud (2010) indican que a la fecha la mayoría de las mujeres jóvenes ‘ninis' son amas de casa, sugiriendo que la brecha de género puede estar mayormente relacionada con temas culturales, tales como matrimonio y embarazo temprano.

En las edades 25-29 de este grupo, la brecha de género en tasas de empleo es todavía mayor. A pesar de la ligera ventaja en tasas de graduación de los programas universitarios entre las mujeres mexicanas (tres puntos porcentuales comparados con un promedio de 15 puntos porcentuales en los países de la OCDE), la tasa de empleo para mujeres con diplomas de educación superior tipo A y de investigación, es mas de 16 puntos porcentuales más baja que la de hombres con educación similar (72% para mujeres y 88% para hombres).  Esta es la segunda brecha más grande entre los países de la OCDE después de Turquía.

Apoyo escaso para entrar al mercado laboral

Los programas escuela-trabajo ayudan a suavizar la transición. Las tasas de graduación para los programas de educación secundaria superior orientados vocacionalmente en México son algunas de las más bajas entre los países de la OCDE: apenas 4% comparada con el promedio de 46%.

Adicionalmente, las empresas mexicanas invierten poco en entrenamiento vocacional. La conexión entre los sistemas vocacional y entrenamiento con los empleadores es relativamente débil, y sólo 1% de los estudiantes del nivel superior está inscrito en programas orientados vocacionalmente, comparados con el promedio de 11% de la OCDE.

El crecimiento en el desempleo observado en países de la OCDE de 2008 a 2009 estuvo menos relacionado con los niveles de educación en México que en otros países.

El desempleo entre las personas sin una educación media superior se incrementó 1.6 puntos porcentuales entre 2008 y 2009, comparados con el aumento del promedio en la OCDE de 2.8 puntos porcentuales.

Entre los adultos con educación superior en México las tasas de desempleo crecieron un punto porcentual durante el periodo, comparadas con el incremento promedio de los países integrantes del organismo, de 1.1%.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n0058NW
recomienda
Patrocinado por