Economía

Banxico, listo para actuar vs inflación

El banco central usará sus herramientas de política monetaria si las alzas se generalizan en México; las presiones actuales se deben a la tortilla, frijol, carne de res y huevo, dijo Agustín Carstens.

Por: Isabel Mayoral Jiménez |
Miércoles, 12 de septiembre de 2012 a las 16:11

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — El Banco de México (Banxico) advirtió que utilizará todo su arsenal de política monetaria si los aumentos transitorios que se han registrado en algunos productos se generalizan y contaminan el proceso de fijación de precios en la economía.

"Las presiones inflacionarias se han dado en gran medida por factores transitorios pero nos vamos a fijar si pueden o no tener consecuencias de segundo orden dentro del proceso de formación de precios de la economía, es decir que pasen a ser un problema de pocos precios a uno más generalizado", dijo este miércoles el gobernador del Banco Central, Agustín Carstens.

La inflación en México subió en agosto pasado a su nivel más alto desde marzo de 2010, al ubicarse en 4.57% a tasa anual, un nivel superior a la meta del Banco de México (Banxico) para este indicador, de 3% +/- un punto porcentual.

El alza de precios se originó principalmente por el aumento en el huevo, que registró un repunte de 11.04% en agosto, detalló el INEGI a través de un comunicado.

Al participar en la 13 conferencia anual 'México y la nueva realidad global', organizada por Moody's, el gobernador de Banxico afirmó que si hay una contaminación generalizada en los precios" y dado que nuestro mandato prioritario es mantener la inflación baja y estable, tendríamos que usar nuestros instrumentos de política monetaria".

Sin embargo, precisó que esto está condicionado a que se vea que el tema de precios relativos, de aumentos transitorios, empieza a generar un fenómeno inflacionario más generalizado.

Por el contario, si el fenómeno se revierte, que es lo que espera el banco central, no habría razón de llevar a cabo el ajuste en la política monetaria.

De acuerdo con el gobernador de Banxico, cuatro productos explican el 0.60 de la inflación actualmente: tortilla, frijol, carne de res y huevo, y su incremento no se resuelve a través de política monetaria, sino que ese problema se atiende por otras políticas específicas.

Por otro lado, consideró factible que la economía mexicana pueda crecer a tasas de 6% o incluso más altas y que el sistema financiero tiene capacidad de añadir otro 0.5% de crecimiento al PIB, cuando menos.

"En los últimos años, realmente no hemos tenido un tiempo suficientemente largo donde se haya logrado una mayor penetración financiera en México, y hay muchas oportunidades de financiamiento que no se han aprovechado a plenitud", aseguró Agustín Carstens.

Precisó que si la estabilidad macroeconómica y la buena dinámica que registra el país se pueden sostener, en un par de años, se habrá reflejado en una tasa de crecimiento más alta, y si se hacen las reformas que promuevan una mayor competencia, la expansión de la economía mexicana será más alta.

"La mesa está puesta desde el punto de vista macroeconómico para que con medidas estructurales, más de carácter microeconómico, se potencie el crecimiento del país y es alentador que tanto la administración saliente como la entrante estén haciendo un esfuerzo para llevar a cabo esas reformas", subrayó Carstens.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n0058RM