ALERTA »  Enrique Peña propondrá crear 3 zonas económicas especiales y desvincular el salario mínimo del pago de multas

Gobierno de Peña, con las manos atadas

El presupuesto de 2013 será austero, con escaso margen para promesas de campaña: José Isabel Trejo; para el titular de la Comisión de Hacienda en la Cámara de Diputados, no hay tiempo para reformas.

Por: Isabel Mayoral Jiménez |
Lunes, 22 de octubre de 2012 a las 06:00

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — El incierto entorno internacional obligará al próximo Gobierno a enviar a la Cámara de Diputados una Ley de Ingresos y un Presupuesto de Egresos austeros para 2013, similares al paquete económico aprobado para este año, con un aumento en ingresos de alrededor de 100,000 millones de pesos, estima el diputado del PAN, José Isabel Trejo.

"La Ley de Ingresos en el país no va a variar mucho y, por tanto, al menos tendría un ritmo en la ejecución del gasto parecido al de 2012 (3.7 billones de pesos)", proyecta el recién nombrado presidente de la Comisión de Hacienda en la Cámara de Diputados, en entrevista con CNNExpansión.

La administración de Enrique Peña Nieto iniciará el 1 de diciembre próximo, y tiene hasta el 15 de diciembre para entregar a la cámara baja su paquete económico para el siguiente año.

En opinión de Trejo, la estimación del precio del petróleo (84.5 dólares por barril para 2012) estará en las mismas condiciones, al igual que la previsión de inflación (3%), el monto de los ingresos por la vía de la recaudación de todas las contribuciones y el precio del dólar.

En cuanto al crecimiento económico, dice que el estimado para el próximo año será similar al que prevén organismos financieros internacionales y el propio Banco de México, "que están pronosticando 2 o 3 décimas a la baja".

El Fondo Monetario Internacional (FMI) estimó en su reporte más recientes que la economía mexicana crecerá 3.8% este año, mientras que para 2013 bajó su expectativa a 3.5%, desde 3.6% que preveía en el último reporte, elaborado en julio.

El diputado panista menciona que en 2013 el Impuesto sobre la Renta (ISR) deberá bajar a 28%, lo que está contemplado para el proyecto de política hacendaria. Este impuesto subió dos puntos tras la crisis de 2009. En tanto, el IVA, cuya tasa se elevó por la misma razón, permanecerá en 16%, ya que "no tiene un periodo de permanencia".

Si la baja en el ISR traería menores ingresos, el legislador asegura que "eso es una parte que está contemplada. También hay que reconocer que nos está ayudando el Impuesto a los Depósitos en Efectivo (IDE), que nos apoyó para meter más gente al pago de impuestos, y también el IETU, que hizo que las empresas pagaran correctamente el ISR que no pagaban antes; esos impuestos nos han ayudado mucho y se mantendrían, no hay manera de cambiarlos si no hay una derogación de la ley".

Peña: malabares con el presupuesto

Con un presupuesto austero, la estrategia del presidente electo Enrique Peña Nieto tendrá que tomar en cuenta que no habría mucho margen de acción para cumplir con sus promesas de campaña.

"Tendrá que hacer una ingeniería de presupuesto, de ejecución del gasto, en el entorno de poco crecimiento y de crisis económica internacional que nos contagia la situación que tenga la economía de Estados Unidos y la vida del comercio internacional", destaca José Isabel Trejo.

Sin embargo, el titular de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados puntualiza que el próximo presidente estará en todo su derecho de enfocar el gasto hacia donde considere que debe tener preferencia.

"Hay algunas partidas que no se pueden mover, como es el pago de pensiones, y ahí la presión que se tiene cada año son 40,000 millones de pesos más, eso no se puede quitar. Está el pago a maestros, a los médicos, todo lo relacionado con la seguridad pública, las participaciones a las entidades públicas y a los municipios, y vamos a ver qué pasa con el programa Oportunidades, con los programas de Desarrollo Social, qué pasa con la visión del gasto educativo".

El próximo Gobierno tendrá que precisar a los legisladores hacia dónde enfocará su proyecto de Egresos. "Si quiere hacer nuevos programas, es ahí donde decimos que estará acotado; va a estar con las manos amarradas porque no habría mucho margen; sí creo que no tiene alternativa el próximo Gobierno más que seguir con la aplicación de una disciplina presupuestal ajustada al entorno. El dirá sus prioridades".

Debido a que 90% del Presupuesto está ya comprometido, cada año organismos y gobiernos estatales y municipales buscan obtener los mayores recursos del 10% que sobra, pero el diputado del PAN considera difícil que se disponga de ese 10%.

"No creo que exista tanto margen (...), seguirá el jaloneo por parte de los gobiernos estatales, municipales y de las organizaciones, y ahora vamos a ver por dónde será ese jaloneo. Dependiendo del proyecto que mande el Presidente, se darán para un lado y para otro los jaloneos".

¿Reforma hacendaria? No este año

El presidente de la Comisión de Hacienda no ve espacio para que una reforma hacendaria se apruebe este año. "Es muy difícil, porque primero nos quedaría prácticamente un mes para hacer cualquier tipo de reforma, que normalmente se lleva medio año", aclara.

Para una reforma hacendaria profunda que influya en el gasto de 2013 no hay condiciones, y "la veo altamente improbable. Una reforma que pueda resolver programas de largo plazo, de gran calado, en mi opinión debe iniciarse en el próximo periodo (ordinario de sesiones, en el primer semestre de 2013), pero no debe prolongarse más que en ese periodo, porque si no se empieza a acabar el bono democrático al presidente".

No obstante, asegura que no existe la menor duda que la reforma hacendaria tiene que ser puesta en la mesa por el presidente Enrique Peña Nieto en el segundo periodo. Advierte que si se tarda mucho, tendrá que aceptar que sus pronósticos de Ingresos y Egresos -que se empiezan a construir desde junio del año que entra- no podrá modificarlos mucho".

Con relación a lo que debería contener la reforma hacendaria, el legislador panista opina que deberían aumentar algunos impuestos. "Una reforma fiscal es para recaudar de los ciudadanos, pero no es solo aumento en tasas como IVA o ISR, depende la estrategia que se quiera establecer. Pueden subir el IVA, bajar el ISR; otra estrategia es ampliar los contribuyentes y que otros gobiernos, como son las entidades federativas, se atrevan a cobrar los impuestos en sus estados", señala.

En este sentido, menciona que hay muchos renglones que los gobernadores y los presidentes municipales no han querido explotar por los costos políticos.

Trejo aclara que en este momento no se puede pensar en subir el IVA. "Como se ha dado un aumento en los alimentos básicos y en granos en el mundo, habría un golpazo para la población, pero en España subieron el IVA, en Grecia igual, y una de las alternativas para resolver el problema fiscal es el impuesto al consumo", afirma. Para el pueblo mexicano "eso sería muy castigador, no es lo que convendría, en mi opinión, habría que buscar otras opciones".

Por eso subraya que habría que pensar en una reforma bien estructurada, aunque la tendencia en el mundo es hacia más IVA y menos ISR -para que las empresas generen empleos, mayores inversiones, se capte más capital-, o gravar a el lujo, que de acuerdo con el legislador, es una tendencia dentro de los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

"No podemos estar en un mundo en donde muy pocos consumen mucho lujo y no pagan impuestos, y muchos no tienen ni para consumir lo mínimo. Entonces, al menos para hacer cultura de no consumismo, ésta tendencia hay que estudiarla en México", destaca.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005AFN