‘Sandy’ trae un estímulo inesperado

El precio de la gasolina puede disminuir en EU tras el paso del huracán en la costa este: analistas; la menor demanda en la región presionará los precios a la baja, en contra de la tendencia regular.

Por: Al Nin-Hai Tseng |
Viernes, 02 de noviembre de 2012 a las 06:03

NUEVA YORK — Después de que el huracán 'Sandy' azotó la costa este de Estados Unidos a principios de esta semana, una de las tormentas más grandes que jamás haya golpeado a Estados Unidos, hay miles de millones de dólares en daños materiales y por la pérdida de días laborales.

A pesar de las malas noticias que 'Sandy' traerá a medida que la región intenta recuperarse de la tormenta masiva, puede haber algo de alivio en el horizonte... ¿Una pista? Los precios de la gasolina.

Algunos economistas han sugerido que los precios de la gasolina pueden disminuir gradualmente, lo que sería poco usual después de un huracán. Los precios generalmente llegan a un pico, como sucede con frecuencia cuando las tormentas tocan áreas propensas a huracanes como Florida.

Eso es porque el estado se encuentra ubicado cerca de la costa del Golfo de México, un importante centro de refinerías estadounidenses, las cuales generalmente deben detener o reducir sus operaciones cuando se desata una tormenta.

Hay grandes refinerías en la costa este, pero no son muchas. Sin embargo, la región es el mayor consumidor de gasolina en el país, devorando un estimado de 5.3 millones de barriles al día de combustible o alrededor de una cuarta parte del total nacional.

Y debido a que la demanda de combustible para el transporte disminuyó a medida que las carreteras, aeropuertos y astilleros a lo largo de la costa este quedaron paralizados y apenas reanudaron lentamente sus operaciones el miércoles, se espera que los precios del combustible caigan en el resto del país.

"Por el momento no veo que los precios vayan a subir", dice Patrick DeHaan, analista petrolero senior de Gasbuddy.com, un sitio web con sede en Minnesota que realiza un seguimiento de los precios de la gasolina. DeHaan añade que espera que los precios se mantengan aproximadamente dónde están o que caigan aún más.

En la mañana del miércoles, el precio promedio de la gasolina en Estados Unidos era de 3.54 dólares por galón, ligeramente inferior a los 3.57 dólares registrados el sábado. Parte de la disminución podría deberse a una caída en la demanda a causa de 'Sandy', pero los precios han ido disminuyendo en los últimos meses en medio de una menor demanda de petróleo por parte de las economías extranjeras que están creciendo más lento, en particular las de Europa.

Sin duda, el destino de los precios de la gasolina en Estados Unidos dependerá en gran medida de cómo se desempeñen las refinerías de petróleo en la ruta de 'Sandy'. Las plantas que refinan gasolina tuvieron que desacelerar o detener su funcionamiento como medida de precaución.

Hasta el miércoles, 70% de la capacidad de refinación en la costa oriental estuvo suspendida debido en parte a las inundaciones, aunque gradualmente reanudó sus operaciones, de acuerdo con IHS Global Insight.

Los futuros de los precios de la gasolina para entrega en noviembre subieron antes de la tormenta ya que los inversores estaban preocupados por una mella en la oferta, pero volvieron a caer el martes a medida que los inversionistas esperaban una caída en la demanda.

Sin embargo, se estimaba que las refinerías de la región emergieron ilesas de la tormenta en su mayoría, informó Reuters el martes. La planta más grande de la costa este, la refinería Philadelphia Energy Solutions, que produce 330,000 barriles por día, ya ha intensificado sus operaciones.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005AWT