Economía

El ‘lado oscuro’ del Banco de Inglaterra

Estudios independientes cuestionan la opacidad de uno de los principales bancos centrales del mundo; advierten que la entidad comandada por Alistair Darling peca de optimismo en sus pronósticos.

Por: Chris Giles, Brooke Masters y Claire Jones |
Lunes, 05 de noviembre de 2012 a las 12:15
Financial Times — La excesiva jerarquía y condescendencia están dañando la eficacia del Banco de Inglaterra, según tres estudios independientes que critican la cultura del Banco Central británico.

Los informes sobre las operaciones de la entidad durante la crisis financiera concluyen que los funcionarios aprendieron ‘rápidamente' con las experiencias de la crisis y la gestionaron con "eficacia", pero también fueron críticas con la cultura de gobernanza del Banco Central.

Los hallazgos hacen eco de las críticas públicas vertidas por el ex ministro de Finanzas Alistair Darling, por gran parte del antiguo personal del Banco y algunos funcionarios del Tesoro británico, que en privado comentan que esperan que el próximo gobernador cambie muchas cosas.

Los tres estudios - encargados en mayo y publicados este lunes - analizan la forma en que el Banco manejó los préstamos de emergencia para HBOS y Royal Bank of Scotland a finales de 2008, sus actuales operaciones de inyección de liquidez y su capacidad de pronóstico.

Bill Winters, el veterano banquero que escribió el informe sobre las operaciones de liquidez, concluyó que el Banco Central era excesivamente "centralizado y jerárquico".

"Cada vez menos personal senior asume el análisis de una amplia gama de opciones de política [económica], y están dispuestos a desafiar a sus superiores", dijo Winters. "Pero parece que hay cierta tendencia entre ellos de filtrar recomendaciones de tal manera que maximicen la probabilidad de que el personal superior considere aceptable la recomendación".

Tanto Winters como Ian Plenderleith, responsable del informe relativo a los préstamos de emergencia a RBS y HBOS durante la crisis, instaron al Banco a que extendiera sus programas de emergencia más allá de los bancos, incluyendo a otras instituciones financieras, como las cámaras de compensación y las contrapartes centrales.

David Stockton, un ex funcionario de la Reserva Federal estadounidense, analizó las previsiones del banco, que tradicionalmente pecan de optimismo en materia de crecimiento e inflación.

Stockton criticó a la institución por su opacidad y una cultura que desalienta el pensamiento independiente. El órgano rector del banco  - cuya eficacia a su vez ha sido puesta en entredicho - prometió investigar estas problemáticas culturales, pero postergó una respuesta detallada, probablemente hasta que un gobernador sea nombrado para suceder a Mervyn King, actual titular del Banco de Inglaterra.

Aunque los tres informes fueron más allá de sus estrictas competencias con el fin de identificar problemas culturales más amplios, las conclusiones no satisficieron a quienes han pedido una profunda revisión de la conducta del banco central antes y durante la crisis. Andrew Tyrie, presidente del comité parlamentario del Tesoro, dijo que una revisión integral debía haberse realizado hace mucho tiempo.

"El hecho de que se hayan tardado tanto tiempo para obtener incluso estos informes ilustra la deficiente gobernanza del banco", expresó Tyrie.

El órgano rector del banco dio la bienvenida a los estudios, que dijo ofrecían "opciones para futura consideración". Cualquier reforma a la entidad seguramente será emprendida luego del nombramiento de un nuevo gobernador, que probablemente se dé en diciembre en el marco del ‘Autumn Statement', el pre-informe sobre presupuesto que el ministro de finanzas presenta en otoño.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005B10