Grecia aumenta la austeridad

El Gobierno presenta al Parlamento su nuevo plan, mientras inicia una semana de huelgas y protestas; serán los últimos recortes de salarios y pensiones, prometió el primer ministro Antonis Samaras.

Lunes, 05 de noviembre de 2012 a las 12:07
ATENAS (Reuters) — El Gobierno de Grecia presenta este lunes al Parlamento su nuevo plan de austeridad, en el inicio de una semana de huelgas y protestas por las medidas que votarán legisladores para decidir si el país desea recibir el próximo tramo de ayuda internacional para evitar la bancarrota.

Se espera que el Parlamento someta el miércoles a votación el paquete valuado en 13,500 millones de euros (17,000 millones de dólares) del primer ministro Antonis Samaras, el cual impulsa recortes del gasto fiscal y alzas de impuestos, junto con otras medidas que facilitarán el despido laboral.

Pese a la exasperación pública por cuatro años de austeridad que ayudaron a minar la economía y dejaron a un cuarto de los griegos sin trabajo, se prevé que el plan y una estricta ley de presupuesto que será votada el domingo reciban luz verde en el Parlamento.

Los poderosos sindicatos de los sectores públicos y privados de Grecia iniciarán el martes una huelga de 48 horas contra la ley y planean marchas en el centro de Atenas. Periodistas, médicos, trabajadores del transporte y comerciantes también están planificando paralizaciones.

La aprobación de las reformas y de la ley de presupuesto del 2013 son cruciales para desbloquear el envío de un tramo de 31,500 millones de euros del rescate del Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Unión Europea que está pendiente desde el verano boreal.

"Estos serán los últimos recortes de salarios y pensiones", dijo Samaras en un discurso ante los divididos miembros de su partido de centroderecha Nueva Democracia.

"Nosotros prometimos evitar que el país sea expulsado de la zona euro y esto es lo que estamos haciendo. Hemos dado prioridad absoluta a esto porque de otra forma todo lo demás que logremos no tendrá sentido", manifestó.

Sin la ayuda, Grecia no podrá pagar un bono del Tesoro por 5,000 millones de euros que vence el 16 de noviembre.

Buena parte del tramo de ayuda, unos 25,000 millones de euros, ya están destinados a la recapitalización de los atribulados bancos de Grecia y a reiniciar el moribundo flujo de créditos, pasos cruciales para que el país heleno pueda salir de su profunda recesión.

Pero los líderes sindicales dicen que las medidas simplemente agudizarán la contracción económica que se espera para el año próximo.

"Nuestra acción laboral será parte de los esfuerzos por impedir políticas que hundirán más al país en la recesión y destruirán la esencia de la sociedad", dijo a Reuters Yannis Panagopoulos, jefe del sindicato del sector privado GSEE.

Ira e inconformidad

Los 14,000 taxistas de la capital están en huelga y oficinistas se quejaron por largos viajes debido a la paralización del metro, tranvías y trenes de Atenas, que movilizan a 500,000 personas diariamente.

Las manifestaciones se intensificarán el martes, aumentando la presión sobre diputados de la coalición de Gobierno, cuyos partidos han caído en sondeos desde las elecciones de junio en el país de 10 millones de habitantes.

El viernes, un sondeo mostró que el respaldo al partido Nueva Democracia había caído a un 22% desde un 30% en las elecciones de junio. El respaldo a su socio socialista, el PASOK, había bajado a un 7% desde un 12.3%, según un sondeo de PULSE.

"Todo es negro y sólo empeorará. Nos han exterminado. Nos han convertido en prisioneros", afirmó Eleni Tatsou, de 38 años, quien trabaja en un local de kebabs en el centro de Atenas.

"No me han pagado en ocho meses, pero sé que nada va a cambiar si renuncio, de modo que estoy esperando. Quizás me paguen algún día. Quizás ocurra un milagro", agregó.

Grecia espera que la "troika" de prestamistas internacionales compuesta por el Fondo Monetario Internacional, la Comisión Europea y el Banco Central Europeo extienda el plazo para alcanzar un superávit presupuestario primario de un 4.5%, una medida de finanzas públicas menos los costos de mantenimiento de la deuda.

Eso daría algún respiro a la golpeada economía, pero el Gobierno ha dicho que ésta se contraería más a lo pronosticado en el 2013 y que la deuda llegaría a un máximo de un 192% del Producto Interno Bruto en el 2014, 10 puntos porcentuales más a lo estimado previamente.

Eso ha aumentado las posibilidades de otra ronda de reestructuración de deuda, fuente de conflicto entre el FMI y el mayor acreedor de Grecia, Alemania. Ambas partes han dicho en privado que la trayectoria de la deuda griega es insostenible.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005B12
recomienda
Patrocinado por