Lavado, las goteras del comercio formal

Pese a los candados, el blanqueo de dinero en México se pierde en los negocios legales.

Martes, 06 de noviembre de 2012 a las 13:50
Adiós al ‘cash’
4
Un efecto secundario de la nueva ley será que los clientes podrían no comprar bienes en efectivo por temor a ser reportados ante la autoridad. (Foto: Getty Images)
Un efecto secundario de la nueva ley será que los clientes podrían no comprar bienes en efectivo por temor a ser reportados ante la autoridad. (Foto: Getty Images)
Otros enlaces
La extendida economía informal de México, que incluye desde vendedores ambulantes hasta puestos callejeros de tacos, es aprovechada por los criminales para lavar dinero y por otros muchos para evadir impuestos.

Ahora con la nueva ley, el Gobierno espera atacar el problema que acarrea la economía "cash".

La norma limita las compras en efectivo de bienes raíces, joyas y vehículos y establece penas de cárcel para toda la cadena, desde un cliente bancario sospechoso que mienta a un ejecutivo de cuenta hasta el apoderado legal de la institución financiera que entregue información falsa a un regulador.

Por ejemplo, no se podrán comprar en efectivo automóviles, botes o aeronaves con un precio mayor a unos 16,000 dólares o un sedan económico.

Las compras de inmuebles en efectivo quedaron restringidas a unos 38,000 dólares, el precio de una vivienda de interés social en los alrededores de Ciudad de México.

Con la nueva ley, también estarán obligados a reportar operaciones sospechosas joyeros, notarios, contadores públicos, empresas de blindaje de autos y comerciantes de obras de arte.

"De nada sirve que tengamos leyes, si nadie vigila que se cumplan", dice a pesar de todo García-Villalobos, de Deloitte.

Para empeorar las cosas, la creatividad que presumen los narcotraficantes para limpiar su dinero no tiene límites.

Las preocupaciones de los reguladores ya no están sólo en las transferencias bancarias y en los cuantiosos y pequeños centros cambiarios a los que es difícil seguirles la pista.

Además sospechan que los criminales también blanquean dinero con apuestas en casinos y rifas, con tarjetas de afinidad de tiendas o incluso dando dinero en efectivo a estudiantes para que los depositen en sus cuentas.

"El problema ahora es que los mecanismos financieros del crimen organizado ya no son lo que eran, un tipo sin educación con una bolsa llena de millones de dólares", apunta Gonzalo Vila, director de operaciones para Latinoamérica de la ACAMS, la asociación de especialistas certificados en antilavado.

"Ahora son tipos sofisticados financieramente en oficinas en el distrito financiero de México, Miami o Buenos Aires, moviendo el dinero con instrumentos sofisticados y usando todas las herramientas que el sistema financiero les proporciona", ejemplifica.

Las aseguradoras también han reportado casos que terminaron investigados por la Procuraduría General de la República, después de detectar fraudes de daños que eran pagados a una empresa fachada por más de 1 millón de dólares, de acuerdo con Erika Montaño, oficial de antilavado de la aseguradora Zurich en México.

Las inversiones en los mercados financieros también son una ventana para legitimar dinero, aseguran especialistas. No es fácil dilucidar quiénes se benefician en última instancia con la compra de instrumentos como fondos, acciones o bonos.

En México se puede operar a través de intermediarios financieros sin que el nombre del cliente aparezca en las transacciones, a diferencia de países como Brasil, donde el beneficiario real tiene que estar inscrito ante el regulador.

"No me hago ilusiones de que podamos frenar por completo el lavado de dinero. Creo que podemos reducirlo, creo que podemos obstruirlo, creo que podemos forzarlos a moverse", opina el consultor Jorge Guerrero.



Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005B32