La IP acusa costos por reforma laboral

Coparmex y CCE aplauden aprobación de la iniciativa, pero advierten que impactará a las empresas; ambos organismos aseguran que el beneficio será mayor, porque generará empleos y más crecimiento.

Por: Isabel Mayoral Jiménez |
Lunes, 12 de noviembre de 2012 a las 06:03

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — La reforma laboral aprobada por los diputados implicará un incremento en los costos para las empresas, pero el sector privado asegura que actualizar la Ley Federal del Trabajo es relevante porque mejorará el clima para hacer negocios.

"Hay costos importantes (para las empresas), en su momento vamos a proponer algunas modificaciones si así lo creemos conveniente. Era importante que el país supiera que no es una reforma ad hoc para nosotros, pero pusimos una parte importante para que saliera fortalecida", dijo el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Gerardo Gutiérrez.

Alberto Espinosa, presidente de Coparmex, agrega que los empresarios "hemos sacrificado costos, sobre todo esquemas que podrían haber sido modernos, pero también entendemos que hay 300 modificaciones a la reforma que son importantes y trascendentes y por unas cuantas que queden en el camino tampoco no es para estar preocupados".

El proceso para concretar la reforma laboral continuará esta semana cuando pase a votación en el Senado sin el tema de las obligaciones para los sindicatos que los senadores habían añadido en octubre. Con el aval de los diputados, la reforma da un paso más hacia su promulgación; para ello, la Cámara alta tendrá que decidir si acepta o no los cambios realizados en San Lázaro.

Para los presidentes de los organismos, la reforma laboral no solo promoverá el empleo y la inversión, sino que envía un mensaje importante a la comunidad internacional de que en México se logran acuerdos en temas de modernización económica y allana el camino para la discusión de otras reformas como la fiscal y la energética.

Respecto a los costos que asumirán las empresas en caso de que el Senado apruebe esta reforma, el presidente nacional de Coparmex, Espinosa Desigaud, destacó que en materia de outsourcing algunas compañías tendrán que dejar de recurrir empresas para dar ese servicio y asumir los costos directos de contratar al personal de forma permanente.

"En outsourcing es donde más se puede llegar a tener un impacto, porque se sobrerreguló, no podemos decir que está acorde con otros países que tienen modelos de este tipo mucho más flexibles, no tan regulados", dijo.

"Entiendo que el extremo en el que vivíamos no nos llevaba a que algunas empresas cumplieran con las obligaciones fiscales y laborales, ahora vemos que con esta regulación todos tendrán que entrar en este esquema, a lo mejor perdimos una oportunidad de poderlo aprovechar, pero estamos conscientes de lo que puede implicar a mucha empresas", agregó.

Otro tema está relacionado con multas y sanciones que por incumplimiento en condiciones de trabajo pasan de 315 a 5,000 veces el salario mínimo, que son mayores a las que se tienen bajo la ley actual, agrega el presidente del CCE.

"Hay cuestiones que afectan al sector empresarial, pero la ley laboral para nosotros es importante porque generará crecimiento, aumenta la productividad como país y va a crear mejores condiciones para la inversión y ayuda al clima de negocios y a grupos vulnerables de la sociedad que no encontraban un empleo dentro de la formalidad y con todas las prestaciones de ley que ahora lo pueden encontrar", indica Gutiérrez Candiani.

Se había dicho que era una reforma hecha para el empresariado mexicano, expone el presidente del CCE y la realidad es que hay varias situaciones.

"Tiene un costo importante para las empresas de México, sobre todo el tema de los salarios caídos, la capitalización de intereses, también el outsourcing. Nosotros estábamos a favor que se acabara la simulación jurídica y el abuso, pero quedó bastante limitado, pero en una reforma de este tipo todos tenemos que poner algo".

Espinosa Desigaud destaca que al modernizar el esquema laboral México podrá participar de forma adecuada en materia de competitividad.

"El país estaba ubicado en el lugar 102 en materia de rigidez laboral, y arriba del sitio 100 en contratación y despido; con este paso, vamos a mejorar en varias posiciones en este indicador de competitividad, pero también a través del indicador del Foro Económico Mundial (WEF por sus siglas en inglés) y del sitio 48 espero que se pueda subir varios lugares en la siguiente evaluación".

La reforma laboral sí toca a sindicatos

El presidente nación al de Coparmex destaca que hay temas en los que no se avanza lo suficiente pero considera que quienes tiene que estar gestionando el que haya avances en estos marcos regulatorios de los sindicatos son los propios trabajadores, como en el tema de los sindicatos.

"No nos toca buscar que ese tipo de transparencia o democracia la generemos los empresarios, porque a quienes afecta realmente es a los trabajadores y son quienes tienen que buscar -por los conductos correspondientes- que haya avances", aseguró.

Aunque reconoce que en el artículo 388 Bis (relacionado con los contratos colectivos), "podría haber tenido una modificación en cuanto a que pudiera ser más abierta la competencia de los sindicatos y que los trabajadores pudieran elegir el sindicato bajo el cual quisieran inscribirse y este articulo, junto con el 390, quedan pendientes".

Sin embargo, menciona que en toda reforma hay pendientes, "pero este es un paso importante después de 42 años en donde hemos estado realmente con un marco laboral muy rígido".

Gutiérrez Candiani añade que hay avances significativos, "aunque es una parte que le corresponde a los sindicatos, pero se avanzo y de manera importante y el hecho de que haya quedado de alguna manera que el voto sea libre, secreto directo, pero también indirecto como sucede en casi todos los sindicatos del mundo abre la posibilidad a las decisiones de los trabajadores y permite de acuerdo a los estatutos y reglamentos un mejor desarrollo sindical".

Ambos representantes consideran que esta reforma abre la oportunidad para que exista flexibilidad en la contratación, que los lapsos laborales de litigio se acorten a 12 meses, que se encuentran oportunidades de esquemas más creativos, innovadores, en los temas de generación de empleo parcial, por hora, el acceso al trabajo de los jóvenes, de las mujeres, a discapacitados.

"Abre oportunidades para aquellos que no pueden encontrar una oportunidad integral y aún con circunstancias adversas estamos dando un paso importante en el sentido correcto de dar muestras de que sí tenemos la capacidad de llegar a acuerdos y crear consensos", opina el presidente de Coparmex.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005BA3