Obama, a debate con los CEO por déficit

Ante el precipicio fiscal, el presidente busca respaldo de empresarios pese a su apoyo a Romney; los recortes al gasto programados para enero pueden ocasionar despidos masivos en las empresas.

Por: Jennifer Liberto |
Miércoles, 14 de noviembre de 2012 a las 13:04

WASHINGTON — El presidente estadounidense Barack Obama se reunirá este miércoles con un inusual aliado potencial, los CEO de algunas de las mayores empresas del país.

Sería la primera reunión pública de Obama con los directivos más importantes desde que fue reelegido, y se prevé un encuentro tenso. Pero también se espera que el mandatario encuentre respaldo para algunas de las posiciones de la administración antes de las negociaciones con el Congreso en torno a cómo evitar el precipicio fiscal.

El precipicio fiscal es el tema económico prioritario que enfrenta el país, y los líderes empresariales han indicado que están frenando la contratación y el gasto porque están preocupados por el estancamiento de las discusiones en Washington sobre el tema.

Más aún, algunas de estas empresas ejercitaron su fuerza política para derrotar a los demócratas en las últimas elecciones.

Entre los asistentes a la reunión de la Casa Blanca están los CEO de General Electric, Jeffrey Immelt, y American Express, Kenneth Chenault.

Hay mucho en juego, el presidente y el Congreso deben encontrar un consenso para evitar el precipicio fiscal, una situación que tanto economistas como CEO coinciden en que perjudicaría a la economía, eliminando miles de empleos y elevando los impuestos para millones de estadounidenses.

A fines de este año, expirarán los recortes impositivos de la era George W. Bush, y el 2 de enero se activarán recortes automáticos al gasto que constituyen 1.2 billones de dólares en reducción del déficit durante una década.

La relación de Obama con las grandes empresas ha sido tensa durante su primer mandato debido a las nuevas legislaciones aprobadas como la Ley Dodd-Frank que reforma el sector financiero y la Ley del Cuidado de Salud Asequible.

En 2011, Obama trató de componer las cosas mediante el nombramiento de un consejo consultivo en materia de empleo y competitividad para asesorarlo sobre el crecimiento de la economía. Pero las actividades del grupo pronto se abandonaron, y no se ha reunido desde enero.

La tirantez de la relación quedó evidenciada en las contribuciones de campaña. La mayoría de las grandes compañías que conformaban ese consejo consultivo del presidente favorecieron a los candidatos republicanos sobre los demócratas en las últimas elecciones. El comité de acción política de General Electric donó 258,000 dólares más a republicanos que a demócratas, según el Center for Responsive Politics.

Recientemente, el CEO de Aetna Inc. Mark Bertolini dijo en una entrevista a la CNBC que su compañía podría verse obligada a despedir empleados si el país no puede sortear el precipicio fiscal. Bertolini también está en la lista de los directivos invitados a la reunión en la Casa Blanca.

Se espera que los líderes corporativos presionen al presidente sobre cuestiones que afectan a sus empresas relativas a los recortes tributarios y la generación de ingresos ligados al precipicio fiscal.

A pesar de la tensión, Obama y los líderes empresariales están unidos en su objetivo de buscar un acuerdo para evitar el abismo fiscal.

La semana pasada, la National Association of Manufacturers (Asociación Nacional de Manufactureros), la Business Roundtable (Mesa Redonda Empresarial) y el Business Industry Political Action Committee (Comité de acción política industrial y empresarial), exhortaron al presidente y al Congreso a aplazar las medidas del precipicio fiscal por un año. Esos organismos también instaron a los líderes a impedir que se aumentaran los impuestos a nadie, incluyendo los estadounidenses más ricos del país.

También esta semana, un grupo encabezado por grandes empresas como General Electric y Honeywell International emprendió la iniciativa denominada "Campaign to Fix the Debt" (Campaña para resolver la deuda) con una publicidad dirigida a presionar a los líderes de Washington para evitar el precipicio fiscal, en donde imitan famosos anuncios como el de la campaña "Got Milk" de los productores de leche, y el anuncio "Just do it" de Nike.

Otros directivos invitados a la reunión son David Cote (de Honeywell), Ursula Burns (Xerox), Mike Duke (Wal-Mart), Andrew Liveris (Dow Chemical), Alan Mulally (Ford), Indra Nooyi (Pepsico), Ginni Rometty (IBM) y John Watson (Chevron).


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005BGN