Economía

Basilea III: el problema está en Europa

La aplicación de la regulación bancaria puede afectar el crédito en esos países: Guillermo Babatz; los nuevos preceptos podrían afectar los niveles de capitalización de los bancos en problemas, dice.

Por: Viridiana Mendoza Escamilla |
Viernes, 16 de noviembre de 2012 a las 06:00

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — La aplicación de las reglas contenidas en Basilea III para bancos no generará mayores implicaciones en México, pero en el mundo hay instituciones que deberán moderar el otorgamiento de crédito para cumplir con requisitos de capital. 

Tras la crisis financiera de los 90, los bancos mexicanos tuvieron que adoptar una regulación fuerte que permitiera generar reservas para momentos de incertidumbre, sin embargo, alrededor del mundo muchos bancos deberán moderar el otorgamiento de crédito para generar esas reservas, explicó el presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, Guillermo Babatz, en entrevista con CNNExpansión.

"Para saber quiénes son los que tienen peores condiciones hay que particularizar primero por país, y luego por institución, hay instituciones bastante sólidas y estar operando en este ambiente de incertidumbre en Europa les está siendo muy oneroso. Sin reglas duras y uniformes, los bancos sólidos están siendo víctimas de la incertidumbre sobre la fortaleza del sistema", comenta.

Estados Unidos no ‘huye' de Basilea III

En opinión del funcionario, la decisión de la Reserva Federal Estadounidense, de retrasar la puesta en marcha de la nueva regulación no es una señal de laxitud por parte de las autoridades, pues los bancos de ese país han sido los más obligados a incrementar sus ratios de capital.

"Los norteamericanos han sido sumamente disciplinados para exigir mayor capital a los bancos y estos han logrado avances impresionantes; por ello el sistema norteamericano es el que va a crecer más el crédito entre las economías desarrolladas, pues tiene bases más sólidas de capital".

Para Babatz, el argumento de no aplicar una regulación más fuerte porque se frena el crédito no es válido, pues los índices de capital son un requisito para que el crecimiento en los financiamientos sea sostenible.

"Los bancos deben ser un negocio como cualquier otro, donde los empresarios bancarios están apostando su capital y si las cosas van mal entonces perderán su dinero y no el de los contribuyentes", afirma.

El dilema sobre los requerimientos de capital reside en que hay bancos que calculan su nivel de capital en función de activos que propiamente no lo son, entonces, al aplicar Basilea III se evidencia cuál es el nivel real de capitalización y es cuando los bancos deben buscar un mayor soporte.

"En México vamos a adoptar Basilea III de manera anticipada para enseñarle al mundo y que sea creíble que nuestros bancos están fuertes, no estamos haciendo ningún esfuerzo porque ya lo hicimos hace años. La razón por la que hay tanta angustia en el resto del mundo es porque los niveles de capital podrían bajar para muchas instituciones  y eso los obligará a disminuir el ritmo de crédito mientras se generan esas reservas, pero dilatar estos procesos de capitalización no hace más que dañar enormemente al sistema,  porque lo pone en una posición vulnerable", afirma.

Como un ejemplo, explica que tras la aplicación de Basilea III el ratio de capital neto en los bancos mexicanos pasará de 15.72% a 15.45%, un impacto de 0.27% que resulta marginal, sin embargo, en otros bancos en el mundo ese cambio implicará una diferencia de varios puntos porcentuales, advierte Babatz.

En términos de mercado esto se explica en el valor en libros, que es la referencia de cuánto vale el banco para los inversionistas de acuerdo con sus niveles de capital contable.

Para los bancos mexicanos ese valor de mercado es de entre 2 y 3 puntos, mientras que los grandes bancos a nivel mundial tienen un indicador de 0.5 en promedio.

"Eso significa que por cada dólar que hay en el capital contable de los grandes bancos, los inversionistas están dispuestos a pagar 50 centavos, esto es un reflejo de que los inversionistas no le creen nada a las cifras de los bancos", comenta.

Los grandes retos para la CNBV

Al término de esta administración, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores cerrará un ciclo con bases sólidas de regulación que apoyen el crecimiento del sistema financiero, sin embargo, también quedarán retos por vencer.

"En materia de competencia hay un reto muy fuerte, no hemos visto la baja en las tasas de interés que nos gustaría en el crédito al consumo", indica.

Señala que en los próximos meses se anunciará la aprobación de la operación de dos nuevos bancos, lo que indica que hay apetito de conformar instituciones nuevas y generar mayor competencia, sin embargo, la reducción del costo del crédito para los consumidores seguirá siendo un pendiente importante.

Asimismo, la labor en materia prevención de lavado de dinero ha mostrado fuertes avances pero queda trabajo por hacer, pues este año se le transfirió a la CNBV la responsabilidad de supervisar entidades como financieros no bancarios, centros cambiarios y transmisores de dinero, lo cual incrementa el trabajo administrativo.

"Estas entidades no tienen un alto riesgo, pero representan un reto en materia de llevar los estándares al mismo nivel de cumplimiento que tienen los bancos, por otro lado, quienes buscan el blanqueamiento de recursos van generando nuevas tendencias y la regulación no puede quedarse estática".

Como un tercer reto Guillermo Babatz señala que el órgano regulador deberá buscar también un avance en materia de las reglas para los créditos a estados y municipios, pues hay indicios de que los niveles de deuda pueden representar un riesgo para el sistema financiero.

Explicó que en la última Reunión del Consejo de Estabilidad del Sistema Financiero se concluyó que existe un potencial riesgo por el entorno de crédito a entidades.

"Es muy importante que este tema se atienda, no es un tema sólo de crédito bancario, es un tema de la deuda general de estados y municipios, tenemos un cumplimiento muy dispar en términos de las nuevas reglas contables y preocupa que no hay un mecanismo claro para asegurarnos de que los estados y municipios cumplan con las reglas, es un pendiente fuerte, hay mucho por hacer y ojalá esto se atienda, porque de no atenderse, seguramente generará problemas más adelante", añadió.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005BKA