Economía

China devela nuevo liderazgo

Xi Jinping asume la dirección del Partido Comunista de China en lugar de Hu Jintao; deberá hacer reformas para hacer menos dependiente a la economía china de la inversión.

Jueves, 15 de noviembre de 2012 a las 06:47
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — El gobernante Partido Comunista de China reveló este jueves una nueva línea de liderazgo, conservadora y con miembros de mayor edad, que parece poco capaz de llevar adelante las acciones necesarias para combatir los problemas del país, como el malestar social, la degradación ambiental y la corrupción.

El nuevo jefe del partido, Xi Jinping; el futuro primer ministro, Li Keqiang; y el viceprimer ministro a cargo de asuntos económicos, Wang Qishan, son considerados reformadores cautelosos. Los otros cuatro miembros del comité directivo tienen reputación de conservadores.

Esta conformación echa por tierra cualquier esperanza de que Xi pueda conducir un liderazgo que tome medidas importantes para lidiar con la desaceleración del crecimiento en la segunda mayor economía del mundo, o comenzar a aliviar la presión que el Partido Comunista ejerce sobre la nación más poblada.

El nuevo liderazgo hereda un país que enfrenta riesgos por la economía y la creciente corrupción. En el último trimestre, el Gobierno chino indicó que el crecimiento económico se desaceleró a 7.4%.

En el centro de estas preocupaciones hay una serie de problemas económicos estructurales que requiere reformas que el anterior liderazgo de Hu Jintao no pudo completar.

La economía de China se apoya demasiado en la inversión, una tendencia que ha distorsionado el mercado inmobiliario del país y ha puesto mucho énfasis en las exportaciones. Las empresas paraestatales, que dominan muchos sectores de la economía, generalmente reciben préstamos y trato especial del Gobierno.

Muchos analistas concuerdan en que China requiere moverse rumbo a una economía en la que el consumo lidere el crecimiento.

"No vamos a ver ninguna reforma política porque demasiadas personas en el sistema consideran esto como una pendiente resbaladiza hacia la extinción", dijo David Shambaugh, director del Programa de Política China de la Escuela de Asuntos Internacionales Elliott de la George Washington University.

"Lo ven enteramente a través del prisma de la Unión Soviética, la Primavera Árabe y las Revoluciones de Colores del centro de Asia, por lo tanto no van a avanzar hacia allí", agregó.

El designado viceprimer ministro Wang, el más adepto a la reforma en el nuevo liderazgo, ha recibido el rol de combatir la expandida corrupción, identificada tanto por Xi como por el saliente presidente Hu Jintao como el mayor peligro que enfrenta el partido y el Estado.

El camino hacia el traspaso del poder se ha visto opacado por el mayor escándalo en el partido en décadas, cuando el popular político Bo Xilai fue expulsado de la jefatura en la ciudad del sudoeste Chongqing luego de que su esposa fuera acusada de asesinar a un empresario británico.

Bo, quien no ha sido visto en público desde comienzos de año, enfrenta posibles cargos de corrupción y abuso de poder.

Dos de los candidatos que tenían fuertes credenciales pro-reformistas -el jefe del partido en Guangdong, Wang Yang, y el jefe de la organización del partido, Li Yuanchao- no lograron acceder al mando central, al igual que la única mujer candidata, Liu Yandong.

La fuente, que tiene vínculos con altas jerarquías, dijo a Reuters bajo condición de anonimato que Wang y Li Yuanchao, ambos aliados de Hu, no llegaron al comité porque los ancianos del partido los consideran demasiado liberales.

No obstante, los tres integran el Politburo de 25 miembros, un grupo que se ubica por debajo del comité permanente.

Por semanas se especuló sobre la conformación final del equipo e incluso sobre su número de integrantes. El comité fue reducido a siete miembros, desde nueve, lo que facilitaría el consenso y la toma de decisiones.

Excepto por Xi y su vice Li Keqiang, todos los demás integrantes del comité permanente -el círculo más íntimo de poder en el Gobierno de China- tienen 64 años o más y tendrán que retirarse dentro de cinco años, cuando se celebre el próximo Congreso del partido.

Con información de Reuters y CNNMoney. 


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005BHX