AL promete oportunidades a ibéricos

Ofrece espacios para la inversión de firmas españolas y portuguesas afectadas por la crisis; la región advierte a los países europeos sobre los riesgos de recortes drásticos al gasto fiscal.

Sábado, 17 de noviembre de 2012 a las 14:46
CÁDIZ, España (Reuters) — América Latina prometió oportunidades de inversión para las compañías españolas y portuguesas afectadas por la recesión, pero advirtió a los países ibéricos que asumir recortes demasiado drásticos en el gasto fiscal sólo podría empeorar la crisis económica.

El compromiso con los países europeos en problemas dominó la cumbre de dos días de líderes de España, Portugal y América Latina en la ciudad de Cádiz, un puerto de trascendencia histórica a partir de los años del colonialismo.

En un cambio radical de fortunas, España y Portugal ahora esperan que los mercados latinoamericanos les ayuden en el camino a su recuperación.

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, fue la estrella del encuentro ante la esperanza de que la demanda de los consumidores y los proyectos de infraestructura de la economía de su país valuada en 2.5 billones de dólares generen oportunidades para las empresas ibéricas, pasando por sectores desde la energía a los minoristas.

"También hemos sido impactados por la crisis por la desaceleración de los mercados internacionales, pero estamos ampliando la inversión pública y privada en infraestructura", dijo Rousseff en la cumbre que terminó este sábado.

Países de América Latina están familiarizados con la clase de crisis fiscal por la que atraviesan Portugal y España.

En las últimas décadas buena parte de la región pasó por ciclos de crecimiento acelerado y recesiones, en los que sufrieron devaluaciones y llevaron adelante programas de austeridad supervisados por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

"No cometan los mismos errores que nosotros", manifestó el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, al advertir que la austeridad podría empeorar la recesión.

Seguridad jurídica

En las décadas de los 80 y 90, empresarios españoles construyeron imperios de negocios en América Latina en un proceso que fue conocido como "La Reconquista".

Las mayores compañías españolas, desde los grupos bancarios Santander y BBVA hasta firmas de tecnología como Indra y empresas de telecomunicaciones como Telefónica, son cada vez más dependientes de los ingresos de la región debido a la caída de sus operaciones domésticas.

Ángel Gurria, secretario general de la agrupación de naciones ricas, la OCDE, dijo que Latinoamérica tiene nuevas oportunidades para la inversión española en infraestructura, tecnología y educación.

Pero América Latina también presenta riesgos para las firmas ibéricas.

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, dijo que las compañías de su país necesitaban un ambiente de certidumbre jurídica en la región, en referencia a nacionalizaciones ocurridas en Venezuela y Argentina.

La presidenta argentina, Cristina Fernández, no asistió a la cumbre este año, que se produce en medio de una disputa por la nacionalización en abril de YPF, una unidad de la petrolera española Repsol.

Los líderes de Venezuela, Paraguay, Uruguay, Guatemala, Cuba y Nicaragua también estuvieron ausentes.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005BNM