Las ventas de casas usadas suben en EU

Las transacciones avanzaron 2.1% en octubre, según la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios; en tanto, la confianza de los constructores alcanza su mayor nivel en más de seis años.

Lunes, 19 de noviembre de 2012 a las 12:47
WASHINGTON (Reuters) — Las ventas de casas de segunda mano de Estados Unidos subieron en octubre y un indicador de la confianza de los constructores se elevó a su máximo nivel en seis años en noviembre, una señal de que la lenta mejoría del mercado laboral del país ayuda a que la recuperación del sector inmobiliario cobre impulso.

La Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios (NAR, por su sigla en inglés) dijo este lunes que las ventas de casas usadas ascendieron 2.1% el mes pasado a un ritmo anual desestacionalizado de 4.79 millones de unidades.

Eso superó la mediana de las previsiones en un sondeo de Reuters, de 4.75 millones de unidades.

El dato sugiere que la recuperación de Estados Unidos de la recesión del 2007-2009 se está volviendo cada vez más autosuficiente y la creación de empleos está ayudando a las ventas de casas, que a su vez están respaldando al crecimiento económico.

"El mercado inmobiliario sigue mejorando. Probablemente está mejorando más de lo que la mayoría de los economistas estaban proyectando este año", manifestó Patrick Newport, economista de IHS Global Insight en Lexington, Massachusetts.

Sin embargo, el dato también mostró que la tormenta "Sandy", que golpeó la Costa Este de Estados Unidos el 29 de octubre, sigue distorsionando cifras económicas en el país.

La mortal tormenta tuvo un impacto leve en la venta de casas usadas el mes pasado, cuando las ventas bajaron en el noreste, pero el economista de la NAR Lawrence Yun dijo que la tormenta podría contener temporalmente el ritmo de ventas en noviembre y diciembre.

"Sandy", que acabó con la vida de más de 130 personas en Estados Unidos y dejó a millones de casas y tiendas comerciales sin electricidad, también llevó a que fábricas estadounidenses redujeran la producción en octubre, mientras que los consumidores disminuyeron las compras de automóviles.

No obstante, los economistas creen que el impacto de la tormenta en la economía sólo será temporal.

La tasa de desempleo estadounidense cayó cuatro décimas, a 7.9% en los tres meses hasta octubre, aunque continúa a altos niveles con relación a estándares históricos.

Economistas de Wall Street creen que el crecimiento económico se aceleró con fuerza en el tercer trimestre, aunque se prevé que se modere en los últimos tres meses del año en la medida en que negocios y consumidores contienen sus compras ante la incertidumbre sobre la política fiscal estadounidense en 2013.

En octubre, el precio medio por una reventa de casa era de 178,600 dólares, 11.1% más que hace un año, debido a que menos personas vendieron sus casas bajo condiciones de estrés en comparación al mismo periodo de 2011. Las ventas de casas con problemas incluyen ejecuciones de hipotecas.

El inventario del país de casas usadas a la venta cayó 1.4% durante el mes, a 2.14 millones, su menor nivel desde diciembre de 2002.

Al actual ritmo de ventas, los inventarios se acabarían en 5.4 meses, la menor tasa desde febrero de 2006.

Otro informe mostró que la confianza de los constructores estadounidenses subió en noviembre por séptimo mes consecutivo y alcanzó su mayor nivel en más de seis años gracias al aumento de la demanda por casas nuevas debido a la reducción de la oferta de inventarios con problemas o con ejecuciones de hipotecas.

El índice de la Asociación Nacional de Constructores de Casas (NAHB, por su sigla en inglés) subió a 46 desde 41 el mes anterior, más que la lectura de 41 proyectada por los economistas consultados por Reuters. El índice alcanzó su mayor nivel desde mayo de 2006.

Sin embargo, el indicador permanece debajo de 50, lo que muestra que el mercado inmobiliario aún no verifica una recuperación total. Las lecturas por debajo de 50 indican que más constructores ven las condiciones del mercado como pobres en vez de favorables. El índice no ha estado sobre 50 desde abril de 2006.

Aún así, las lecturas han avanzado con fuerza en comparación con el año pasado, ayudando a cimentar optimismo en el sector.

En noviembre del año pasado, la lectura era sólo de 19. El sector de la vivienda lideró la crisis financiera del 2008-2009 y ha sido una de las mayores amenazas a la recuperación económica.

"Los constructores están reportando una creciente demanda por nuevas casas en la medida en que los inventarios de propiedades hipotecadas o con problemas comienzan a disminuir en los mercados de todo el país", dijo en un comunicado el presidente de la NAHB, Barry Rutenberg.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005BO8
recomienda
Patrocinado por