Cristina Fernández desestima huelga

La presidenta dijo que no hubo paro obrero, sino extorsiones y amenazas de dirigentes sindicales; la protesta paralizó a los bancos y gasolineras, afectando al metro y a los aeropuertos.

Martes, 20 de noviembre de 2012 a las 21:03
Fernández de Kirchner denunció que representantes de algunos gremios atacaron a los afiliados que sí fueron a trabajar. (Foto: AP)
Fernández de Kirchner denunció que representantes de algunos gremios atacaron a los afiliados que sí fueron a trabajar. (Foto: AP)
Otros enlaces
BUENOS AIRES (Notimex) — La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, desestimó este martes un paro de centrales obreras, al asegurar que no hubo huelga nacional en el país, sino extorsiones y amenazas de dirigentes sindicales que no la van a amedrentar.

"Hoy no fue una huelga, hablemos apenas de amenazas", dijo la mandataria en la recta final del paro convocado por los sectores disidentes de la Confederación General del Trabajo (CGT) y de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA).

Como ambas entidades sindicales sufren divisiones internas, no todos los gremios se adhirieron a la huelga, aunque sí se paralizaron actividades en bancos, gasolineras y hubo complicaciones en el metro y los aeropuertos.

Fernández de Kirchner denunció que representantes de algunos gremios atacaron a los afiliados que sí fueron a trabajar, por lo que convocó a defender el derecho a huelga, pero también a repudiar las intimidaciones.

Recordó que esos mismos dirigentes sindicales son los que en alguna ocasión le tiraron huevos durante un acto oficial, lo que provocó que su fallecido esposo y antecesor, Néstor Kirchner, advirtiera que él los hubiera golpeado. 

"Yo soy una mujer. No me agarro a trompadas, y me voy a bancar (aguantar) las que me tenga que bancar, sean huevos o lo que sea. A mí no me corre nadie, y mucho menos con amenazas o matones", advirtió. 

La mandataria insistió en que "el derecho a huelga es sagrado", tanto como la libertad de cada trabajador para adherir o no a una medida de este tipo. 

"Me gustaría de corazón que todos los dirigentes estuvieran más preocupados por defender las fuentes de trabajo, que es el desafío que tenemos en un mundo que se derrumba", señaló. 

"Cómo no estar de acuerdo con el derecho de los trabajadores a expresar sus demandas, pero no con el corte de rutas, el bloqueo, amenaza y extorsiones", expresó.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005BRG
recomienda
Patrocinado por