Europa analiza recompra de bonos griegos

La eurozona evalúa permitir a Grecia recomprar sus propios instrumentos hasta por 40,000 mde; es una de las medidas que estudian las autoridades para reducir la deuda del país.

Martes, 20 de noviembre de 2012 a las 16:42

BRUSELAS (Reuters) — Los ministros de Finanzas de la zona euro evalúan permitir a Grecia que recompre sus propios bonos hasta por 40,000 millones de euros con un descuento en el precio, como una de las varias medidas para reducir la deuda griega al 120% de su PIB dentro de los próximos ocho años.

Cuando estaba por ingresar a la segunda reunión ministerial en semanas sucesivas, Jean-Claude Juncker, quien preside el grupo, se mostró cautamente optimista en que se podría llegar a un acuerdo.

"Todavía debemos alcanzar un acuerdo en varios detalles y yo creo que las posibilidades son buenas de que lleguemos a una solución final y conjunta esta noche, pero no estoy completamente seguro", declaró a la prensa.

La cautela refleja el complejo de opciones que se están discutiendo, las diferencias políticas y la magnitud de la escala de la reducción de la inmensa deuda griega.

Según la propuesta discutida por los ministros, Grecia ofrecería a los tenedores de bonos privados alrededor de 30 centavos por cada euro que tuvieran en deuda griega, permitiéndole al país europeo cancelar algo de sus enormes obligaciones, contó a Reuters un funcionario involucrado en las discusiones.

La deuda griega se está negociando a 20-30 centavos por euro dependiendo de su vencimiento, pero posiblemente se fortalezca si el plan de recompra es confirmado, lo que significa que cualquier oferta tendrá retornos marginales menguantes.

Los ministros, que no lograron alcanzar un acuerdo la semana pasada, también han discutido suspender por 10 años los intereses sobre los préstamos a Grecia por parte del fondo de rescate temporal de la zona euro, lo que ahorraría a Atenas alrededor de 44,000 millones de euros en una década.

Otra iniciativa sería reducir los intereses de los créditos bilaterales a Grecia en el 2010 -que suman 53,000 millones de euros- en 25 puntos básicos desde los actuales 150 puntos, aunque el funcionario aclaró que Alemania se opone a ello.

La variedad de opciones sobre la mesa subraya de decisión de encontrar una solución para los problemas de deuda de Grecia casi tres años después de que salieron a la luz, provocando un contagio a lo largo de la zona euro.

Sin embargo, mientras algunas medidas como la recompra de deuda tiene un respaldo significativo, otras encuentran la oposición de uno o más países de la zona euro y el funcionario enfatizó que la situación podría variar rápidamente.

Además de los 17 ministros de Finanzas de la zona euro, al encuentro asistían la directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, y el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi.

El FMI, que ha participado con la zona euro en dos rescates a Grecia desde 2010, ha dicho que la deuda griega debe reducirse al 120% del PIB para 2020 para que sea sustentable en el largo plazo.

Si eso no es posible, hay un riesgo de que el FMI deba retirarse de los esfuerzos para estabilizar a Grecia.

En una reunión hace dos semanas hubo diferencias muy marcadas entre la Unión Europea y el FMI, cuando Juncker declaró que la deuda griega debería reducirse a ese nivel sólo para 2022. Lagarde dijo que eso sería inaceptable.

Los funcionarios acordaron este martes que el objetivo era recortar la deuda al 120% para 2020, dijo a Reuters el funcionario.

Pero sigue siendo incierto cuál será el cóctel de medidas que permitirá cumplir esa meta.

De acuerdo a las proyecciones actuales, la deuda griega representaría alrededor de 145% del PIB en ocho años, lo que significa que se necesitan medidas que totalicen unos 25 puntos porcentuales del PIB -unos 50,000 millones de euros- para volver a encaminar nuevamente a Grecia.

La presión sobre los funcionarios de la zona euro para que encuentren una solución es alta no sólo porque Grecia se está quedando sin dinero sino porque el país ha adoptado virtualmente todas las medidas exigidas para recortar el gasto, elevar impuestos y revisar la economía.

Los funcionarios de la zona euro han pedido un análisis legal sobre la recompra de deuda, que se concentraría en los bonos por 60,000 millones de euros que están en manos de bancos e instituciones de inversores privados.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005BQL