Deuda estatal, bomba de tiempo para Peña

Si no se transparenta y controla, en cinco años la situación será difícil, advierte Juan Pardinas; el director del IMCO dice que la inseguridad es el principal desafío a la competitividad de México.

Por: Isabel Mayoral Jiménez |
Jueves, 22 de noviembre de 2012 a las 15:03

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — Si la deuda de los estados y municipios no se transparenta y mantiene su tendencia creciente, en cinco años la situación será difícil, advirtió el director del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), Juan Pardinas Carpizo.

"A pesar de que estamos en una situación financiera ideal, que nos envidian países de Norteamérica, Sudamérica y Europa, si no tenemos mecanismos de rendición de cuentas más claras nada nos garantiza que en un lustro vayamos a estar en una situación verdaderamente difícil, y sobre todo vemos la trayectoria y que muchos estados se endeudan sin que quede muy claro para qué", alertó.

Al cierre del segundo trimestre, la deuda total de los estados fue de 404,409.5 millones de pesos, 60.5% con relación a los ingresos totales garantizables y 80.1% con relación a las participaciones federales, de acuerdo con datos de la Secretaría de Hacienda.

"En 2010 advertimos, antes que la Secretaría de Hacienda, que el tema de la deuda (de estados y municipios) tenía una tendencia preocupante, aunque viene de un nivel bajo; hace dos años como proporción del PIB era de 2% y ahora se acerca a 3%", afirmó.

"¿Qué hace el gobernador de Chiapas endeudándose cuando ya está terminando su sexenio? Ese tipo de cosas son las señales que preocupan mucho a pesar de la incuestionable salud financiera de los estados hoy".

Pardinas advirtió también que en materia de seguridad pública "estamos en una situación preocupante que hay que atender de manera urgente, pues se trata del principal desafío a la competitividad del país.

Al dar a conocer el índice de Competitividad Estatal 2012 del IMCO se destacó que la opacidad en la gestión del Gobierno puede llevar a graves problemas para las finanzas públicas locales, que a su vez deteriore la competitividad de los estados.

De acuerdo con este índice, el Distrito Federal, Nuevo León y Baja California Sur son las entidades más competitivas del país, mientras que Oaxaca, Chiapas y Guerrero ocupan los últimos lugares.

"Se necesitaría una tragedia o un milagro" para que el Distrito Federal o Nuevo León perdieran las posiciones preeminentes que tienen en materia de competitividad, indicó Pardinas, entrevistado al término de la presentación del Índice de Competitividad Estatal.

Precisó que aun cuando Nuevo León ha vivido una crisis de inseguridad durante los últimos años, tiene un acervo de capital humano y financiero de más de un siglo, por lo que ha sido "como el centro de la cultura empresarial del país".

Los estados que más avanzaron en el Índice de Competitividad Estatal 2012 comparado con el lugar que ocupaban hace dos años fueron Querétaro, que pasó del lugar 8 al 5; Baja California, del 13 al 10, y Jalisco del sitio 16 al 13.

En contraste, las entidades con mayor retroceso fueron Quintana Roo, al pasar del 10 al 16; Tamaulipas, del 9 al 14, y Veracruz, del 23 al 26.

Inseguridad, lastre para la competitividad

Durante la presentación del estudio, el presidente del Consejo del IMCO, Valentín Diez Morodo, precisó que los últimos años han dejado claro que la seguridad pública es quizás el elemento más crítico para el desarrollo del país.

Si la integridad de las personas y de su patrimonio está en riesgo, hablar de los beneficios que ofrecen reformas en otros frentes se vuelve irrelevante, subrayó.

"Superar el clima de violencia y la percepción de inseguridad que prevalecen en amplios sectores de la sociedad mexicana está, sin duda, entre las prioridades nacionales, y sin una mayor participación de los gobiernos estatales, difícilmente podrán lograrse esos objetivos".

Entrevistado al término de la presentación del Índice de Competitividad Estatal 2012, Diez Morodo puntualizó que si gobiernos federal y locales no trabajan juntos para enfrentar la crisis de seguridad, la debilidad en la calidad de la educación o en la asimetría en los servicios de salud, va a ser muy difícil que le podamos "sacar la vuelta. Los gobiernos estatales tienen que entrar a fuerzas y tiene que haber una coordinación plena".

En materia de seguridad reconoció que se ha avanzado, pero "es un reto y es factor número uno para que logremos crecimiento, productividad y competitividad. Al inversionista extranjero lo que más les preocupa y siempre insiste es en el aspecto de la inseguridad".

Sin embargo, resaltó que hasta ahora las inversiones no se han visto afectadas por la crisis que viven otras economías como la europea, y México está recibiendo esos capitales, pero "tenemos que remediarlo pronto para ser más fuertes cada día y nos consideren en las máximas categorías".

El índice del IMCO toma en cuenta 88 indicadores y 10 factores de competitividad, entre ellos el sistema de derecho confiable y objetivo; manejo sustentable del medio ambiente; sociedad incluyentes, preparada y sana; economía y finanzas públicas; sistema político estable y funcional; Gobierno eficaz y eficiente, y vinculación con el mundo.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005BVA