El mejor ministro de Finanzas de la UE

El Financial Times clasifica a los mejores líderes fiscales de la región según sus habilidades; en el primer sitio destaca el alemán Wolfgang Schäuble por su trabajo por una Europa más integrada.

Por: Ralph Atkins y Fray Keith |
Viernes, 23 de noviembre de 2012 a las 06:01

Financial Times — Tal vez los ministros de finanzas, como los vinos finos, requieren de tiempo para madurar.

Por séptimo año, el Financial Times ha calificado a los líderes fiscales de las 19 economías más grandes de la Unión Europea (UE) por sus habilidades financieras y políticas.

En 2012, los desafíos fueron igual de difíciles como en cualquier otro momento desde que la crisis de deuda de la eurozona golpeó a finales de 2009.

Bajo la presión ejercida por los mercados financieros sobre las finanzas públicas, y ante la perspectiva de que la unión monetaria se desintegre, los políticos y los banqueros centrales finalmente comenzaron a poner en marcha estructuras y reformas que esperan aseguren su futuro a largo plazo. El destino de Grecia sigue siendo incierto; las conversaciones sobre su deuda se derrumbaron la madrugada del miércoles.

El ganador es uno de los líderes del continente con mayor experiencia: Wolfgang Schäuble ha sobrevivido en la cima del sistema político alemán durante tres décadas, y para él, éste podría resultar un año de cosecha. "Más que ningún otro ministro de Finanzas, Schäuble articuló su visión de una Europa más integrada", dice Erik Nielsen, miembro del jurado de expertos y economista en jefe del banco italiano UniCredit.

La intervención del señor Schäuble a la solución de la crisis no está exenta de controversia. La resistente economía de Alemania, la más grande del continente, actuó como un ancla de estabilidad. Pero la glacial declaración de Berlín respecto a la austeridad fiscal y su renuencia a rescatar a las capitales más débiles alarmó a políticos y economistas en los demás países.

Sin embargo, Gilles Moec, economista de Deutsche Bank, señala que Schäuble ha jugado "un papel muy constructivo" al despejar el camino para que el Banco Central Europeo (BCE) actúe como la suprema barrera de protección; a pesar de la profunda preocupación entre sus compañeros alemanes acerca de la degradación de la moneda.

La metodología detrás de la clasificación recompensa a los ministros cuyas economías han producido un crecimiento equilibrado y sólidas finanzas públicas; que consiguieron altas notas en política nacional e internacional, y que se ganaron el respeto de los mercados financieros. Eso podría no satisfacer a todos: Y como siempre, hay elementos arbitrarios.

Sony Kapoor de Re-Define, una consultora, dice que, "por su incapacidad para promulgar una respuesta colectiva sensata a lo que es una crisis sistémica, todos los ministros de Finanzas de la UE merecen ser reprobados en grande". Pero Michael Heise, economista en jefe de Allianz, el grupo alemán de servicios financieros, rebate: "Tal vez deberían ser galardonados colectivamente (como el Premio Nobel de la Paz para la Unión Europea). No por garantizar la paz y la libertad, sino por hacer que el show continúe y mantener los planes".

Bajo los criterios de FT, Schäuble, quien también ganó hace dos años, es difícil de igualar. El segundo lugar va para Anders Borg, el jefe de Finanzas de Suecia y lo mejor de la cosecha del año pasado.

Pero este año, el concurso de FT ha producido notables actuaciones por países que antes languidecían en la parte inferior de la tabla. Italia se ha avanzado más que ninguno, reflejando la apreciación de los analistas del papel de Vittorio Grilli para evitar que el país se convierta en la próxima víctima de la crisis de deuda de la eurozona, a pesar de que apenas tomó el cargo en julio. Clasificado en el sitio 18 el año pasado, Italia ha subido 10 lugares.

Podría decirse que es incluso más impresionante el rejuvenecimiento de Irlanda. Hace dos años estaba en lo más bajo de la tabla. Este año, Michael Noonan ha avanzado hasta la quinta posición. Aunque la economía está todavía lejos recuperarse plenamente, Noonan ha asegurado la escrupulosa observancia del país al plan de rescate internacional; y aumentó sus posibilidades de ganar concesiones de sus acreedores, las cuales podrían aliviar su sufrimiento financiero.

George Osborne, de Reino Unido, tuvo la mayor caída de este año. La economía del país sigue siendo débil, y el Tesoro se ha mantenido al margen de los debates sobre el futuro de la eurozona. Sin embargo, Osborne fue elogiado por perseverar en sus planes de austeridad fiscal.

Si el tiempo es lo que se necesita para cultivar un exitoso ministro de finanzas, hay esperanza para los que están cerca del fondo este año. El tecnócrata griego Yannis Stournaras, en el puesto 17 en la tabla general, ocupa el octavo lugar por sus habilidades políticas a pesar de que lleva sólo unos meses en el cargo. Sin embargo, la economía de su país sigue contrayéndose a un ritmo alarmante y su futuro en la eurozona aún no es seguro.

Luis de Guindos de España, otro recién llegado, aún tiene que convencer a los economistas y a los mercados financieros de que puede reformar la economía del país; y evitar que su destino europeo se vuelva amargo.

1. Wolfgang Schäuble de Alemania: Devoto de la disciplina presupuestaria que luchó para mantener el respaldo de los votantes

Con motivo de su cumpleaños número 70, en septiembre, amigos y colegas le obsequiaron a Schäuble un folleto titulado El alegre Sísifo. Él estaba encantado, escribe Quentin Peel. Después de tres años como ministro de Finanzas alemán en medio de la crisis de la eurozona, sigue siendo muy alegre. En cuanto a la roca que, en la mitología griega, Sísifo fue condenado a empujar eternamente hacia arriba de una montaña, él la llama "la política".

Schäuble celebró 40 años como miembro del Parlamento esta semana. El más apasionado pro-europeo del Gobierno de la canciller Angela Merkel, ha combinado su devoción teutona a la disciplina presupuestaria con el compromiso europeo hacia la solidaridad, y ha luchado para convencer a los votantes escépticos de apoyar el euro.

Como la mano derecha del canciller Helmut Kohl en los años 1980 y 1990, Schäuble negoció la unificación alemana y convenció al Bundestag de trasladar la capital de Bonn a Berlín. Guió el Tratado de Maastricht, que lanzó el euro, a través del parlamento.

En el ínter, recibió un disparo y quedó paralizado en un intento de asesinato realizado por un hombre armado mentalmente inestable. Estaba de vuelta en el trabajo en una silla de ruedas en cuestión de semanas.

Respetado por su intelecto y temido por su ingenio perverso, probablemente sería hoy canciller de no haber perdido el liderazgo de la Unión Demócrata Cristiana después de un escándalo por el financiamiento ilegal del partido, cuando Kohl estaba a cargo.

Merkel sustituyó al Schäuble como líder del partido de centro-derecha en 2000, pero lo trajo de vuelta al Gobierno cuando asumió el puesto más alto en 2005. Como ministro de Hacienda, es independiente y franco, y sigue siendo un aliado vital en su batalla para salvar el euro.

5. Michael Noonan de Irlanda: Unas manos seguras que llevaron a la  nación de vuelta a los mercados de bonos

Después de una elección anticipada motivada por un rescate internacional de 85,000 millones de euros, Noonan asumió el cargo en marzo de 2011, escribe Jamie Smyth.

El ex profesor de 69 años de edad, que pertenece al Parlamento desde 1981, ha ocupado varias puestos y es el ministro más experimentado del Gobierno de coalición. Visto como un par de manos seguras por su partido de centroderecha, Fine Gael, ayudó a negociar un recorte en las tasas de interés de los préstamos del rescate en julio de 2011.

Noonan ha liderado la campaña de Dublín para persuadir a los líderes de la UE de reestructurar las deudas bancarias de Irlanda por 64,000 millones de euros, consiguiendo promesas de reconsiderar la cuestión, aunque sin compromisos de acciones concretas.

Inicialmente, recibió un impulso por el retorno a un crecimiento modesto del año pasado, pero la economía se ha estancado en medio de una desaceleración de la eurozona. Sin embargo, bajo su gestión, los rendimientos de los bonos de referencia a nueve años han caído desde más del 15% registrado en julio de 2011 a menos del 5%.

Dublín regresó a los mercados de bonos en julio cuando emitió deuda a largo plazo por primera vez desde septiembre de 2010. Bank of Ireland, el mayor banco por activos domésticos, recientemente recaudó fondos a través de un bono, lo que sugiere que el sistema bancario se ha estabilizado. Y la semana pasada, Irlanda se convirtió en el primer miembro de la eurozona (con excepción de Estonia) desde que la crisis de deuda de la región estalló a finales de 2009 en ver actualizado su pronóstico de negativo a estable por la agencia de calificación Fitch.

Noonan está posicionando a Irlanda para ser el primero de los países rescatados de la eurozona en abandonar su programa UE-FMI a finales de 2013. Sin embargo, todavía enfrenta a grandes retos. El próximo mes entregará su segundo presupuesto, que impondrá otros 3,500 millones de dólares en alzas de impuestos y recortes de gastos sobre una población cansada de la austeridad. La deuda bruta del país es peligrosamente alta.

8. Vittorio Grilli: El tecnócrata italiano que ayudó a calmar el pánico del mercado, pero subestima la desaceleración

El funcionario de 55 años de edad, ha cumplido cuatro meses como ministro de Hacienda en el Gobierno tecnócrata de Mario Monti, y dice que volverá a ser un "ciudadano privado" después de que finalice su mandato en abril próximo, escribe Guy Dinmore.

Los bancos deseosos de incluirlo en su nómina han estado llamando a la puerta de Grilli, impresionados por sus siete años en el Tesoro y su presidencia del comité económico y financiero de la UE.

Como una figura urbana, Grilli ha seguido el camino de la élite empresarial de Italia, asistiendo a la universidad privada líder del país, Bocconi, en Milán, y realizando estudios de postgrado en Estados Unidos y tomando puestos en el mundo académico, la banca y el gobierno.

Jugó un papel importante en las ventas de privatización de Italia en la década de 1990, pero ahora ha rechazado la idea de vender empresas "estratégicas" para cumplir los objetivos presupuestarios. En lugar de ello, respalda la intervención directa del Estado para proteger a las empresas nacionales vagamente definidas como de interés nacional "estratégico".

Su presupuesto de 2013 ha sido criticado por ser demasiado recesivo, a pesar de que incluye una propuesta inicial de modestos recortes de impuestos. Está firmemente convencido de que Italia no necesitará un rescate de la UE.

Puede que sea así, pero el dúo Monti-Grilli ha eludido los objetivos del déficit presupuestario, y subestimó el grado en que la economía se contraería. Los ingresos fiscales menores a lo esperado y el mayor gasto en bienestar a medida que el desempleo sube están planteando dudas de que el país comience a registrar una reducción de su montaña de deuda pública de 2 billones de euros para el año 2014.

Monti y Grilli sofocaron el pánico en el mercado, reflejado en los crecientes precios de la deuda hace un año, principalmente a través de las alzas de impuestos. Desde entonces, han admitido que esto contribuyó a profundizar la recesión más larga de la Italia de posguerra, pero argumentan que era necesario debido en las circunstancias.

15. George Osborne de Reino Unido. Su ambicioso plan de reducción de déficit está fuera de curso, recortando su capital político

Éste ha sido un año difícil para el ministro de Hacienda, que ha caído el mayor número de lugares en la clasificación de 2012, escribe Chris Giles. Tras un presupuesto en marzo que fue tristemente célebre por sus rebajas sobre el pronóstico económico y cambios de opinión acerca del impuesto sobre los bocadillos para llevar como las empanadas de Cornualles, Osborne necesita urgentemente una buena noticia.

El fuerte crecimiento económico del 1% en el tercer trimestre se vio impulsado por los efectos temporales de los Juegos Olímpicos de Londres, y una contracción en el cuarto trimestre luce como una posibilidad real. En el comunicado de otoño del próximo mes, tendrá que admitir que su ambicioso plan de reducción de déficit está nuevamente fuera de curso, y que incumplirá su regla de deuda destinada a reducir la carga de la deuda del sector público en 2015-16.

Las agencias de calificación crediticia están levantando las cejas. Y el capital político de Osborne es mucho más reducido.

E introduciendo al... G20: Una comparación de lo más destacado en las mayores economías del mundo, señala el ascenso de los no europeos

Por primera vez, FT analiza cómo le iría al Grupo de las 20 naciones si fuera juzgado bajo los criterios de desempeño económico aplicados a los ministros de Finanzas. Los resultados ponen de manifiesto el cambio en la forma de la economía mundial, con los mercados emergentes superando a sus homólogos más avanzados.

En la cima de la encuesta se ubica el país petrolero Arabia Saudita, en segundo Rusia, y en tercer lugar China. Los niveles de deuda oficiales del Estado en China, la segunda economía más grande, son de menos del 20% del producto interno bruto. Pero los economistas estiman que los pasivos reales, incluso a nivel del gobierno local y en el sector estatal explícitamente respaldados por Pekín, son de hasta 90%.

Esta encuesta no toma en cuenta las habilidades de los ministros de finanzas políticas o su credibilidad en los mercados de deuda pública correspondientes, de manera apropiada para China, donde el equipo partidista pronto a jubilarse de Xie Xuren es menos importante en la formulación de políticas que el poderoso Consejo de Estado en las consultas con los órganos de creación de políticas del partido.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005BVW