Tabacaleras buscarán baja de impuestos

El sector dialogará con legisladores para revertir y evitar más alzas, dice Carlos Suárez, de BAT; el directivo señala que si logran que disminuya el gravamen, se reducirá el precio por cajetilla.

Por: Isabel Mayoral Jiménez |
Viernes, 23 de noviembre de 2012 a las 06:03
A raíz del alza de impuestos al tabaco, el comercio ilegal se apoderó del 15% del mercado de cigarros. (Foto: Getty Images)
A raíz del alza de impuestos al tabaco, el comercio ilegal se apoderó del 15% del mercado de cigarros. (Foto: Getty Images)
Otros enlaces

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — De cara a la próxima negociación de la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos 2013 la industria tabacalera buscará un diálogo con los legisladores para tratar de que disminuya el impuesto especial al tabaco o por lo menos que no aumente más, dice Carlos Humberto Suárez, director de Asuntos Corporativos y Regulatorios de British American Tobacco (BAT) México.

"Vamos a seguir insistiendo en que hubo un error al aumentar el impuesto en esa magnitud, vamos a llevarles las cifras (a los legisladores) de lo que está pasando, previniendo un nuevo aumento que ya sería catastrófico y con la idea de volver a tomar el control del mercado porque este país no necesita otro mercado negro", afirma.

A raíz del aumento de impuestos que se aplicó en 2011 "vimos como el mercado del producto ilícito creció de 2% a 15% actualmente", menciona en entrevista con CNNExpansión.

Se ha dado una pérdida de recaudación fiscal sustancial, las estimaciones que hizo Hacienda para 2012 se quedaron cortas en 12,000 millones de pesos y eso solamente es atribuible al comercio ilícito, por el fuerte aumento de impuestos, expone el directivo.

De unos años a la fecha, el mercado ilegal del tabaco se ha convertido en una de las 'industrias' más redituables del crimen organizado en el mundo, que moviliza anualmente 650,000 millones de cigarros, de acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Los cigarrillos son el producto legal más traficado internacionalmente, ya que representa alrededor de 11% del total del mercado y significa pérdidas a los gobiernos en recaudación impositiva por aproximadamente 40,000 millones de dólares cada año, según el organismo de salud dependiente de la ONU.

Para explicar el crecimiento del cigarro de contrabando, Carlos Suárez destaca que "antes del aumento de impuesto que se aplicó estaba la misma autoridad, las mismas aduanas y las mismas condiciones de mercado. El único factor que alteró esa ecuación fue el aumento tan fuerte de impuestos. Es fácil determinar que ese fue el incentivo perverso, digamos, para el crecimiento del mercado ilícito".

En su opinión, la única salida para acotar el crecimiento del contrabando del tabaco es regresar el impuesto al nivel que observó en 2010, antes de que aumentara en 7 pesos la cajetilla de cigarros.

Si logran reducir el gravamen asegura que bajarían el precio de la cajetilla de cigarros. Reconoce que aún habría una diferencia entre el producto legal y el ilegal, pero "vas a darle al consumidor alternativas de más bajo precio accesible".

Finalmente es un mensaje a los consumidores, destaca el directivo de BAT México. "El cigarrillo es un producto de riesgo a la salud, por qué darles un riesgo adicional comprando producto que no saben qué calidad tiene, de dónde viene o de qué está hecho".

El consumidor hará una elección de precio, pero también tiene que pensar en la calidad de lo que esté comprando porque no hay certeza que se estén cumpliendo las regulaciones sanitarias en la materia, están tomando un riesgo adicional a los riesgos que ya trae el consumo del cigarro, alerta.

Asegura que el tema del contrabando no es de fronteras -la sur o el norte-, sino que está ingresando por cualquier lado. México tiene muchos puntos de entrada y es difícil pensar que se ataje el problema por esa vía y puntualiza que de un año a otro de haber identificado 20 marcas de tabaco ilegales en el mercado mexicano hoy son más de 150.

Con el contrabando, todos pierden

Asevera que en este renglón todos están perdiendo. No solo el Gobierno que dejó de recaudar 12,000 millones de pesos con el aumento de 7 pesos por cajetilla y "quien diga que está bajando el consumo en México está equivocado, simplemente se está trasladando ese consumo al mercado ilícito".

Pero también pierde la industria legal, porque un competidor ilegal está entrando al mercado. "Nos quita volumen de venta y afecta a toda la cadena de suministro hasta el campo y pierde la salud porque no sabemos dónde se hace el producto, qué calidad tiene, qué riesgos adicionales a la salud pudiera generar. En realidad es un perder-perder, el único que ganan es el crimen organizado que está distribuyendo este producto ilícito y los contrabandistas".

El contrabando ha desplazado al mercado legal en un 15% del volumen total y "no hay ningún factor exógeno que haya hecho que esto creciera de esta manera, más que por el alza en impuestos".

Tráfico ilegal de cajetillas

El director de Asuntos Corporativos de BAT precisa que cada año ingresan a México entre 300 y 400 millones de cajetillas de contrabando, con una pérdida recaudatoria sustancial.

"Quedó muy claro que no se alcanzaron esos 12,000 millones de pesos extras que pensaron que se iba a recaudar con el aumento de impuestos. Inclusive al año siguiente, en sus estimaciones de ingresos para 2012, la Secretaría de Hacienda regreso a los niveles de (ingresos) de 2010 y en vez de estimar 42,000 millones de pesos por concepto del IEPS al tabaco su propuesta de recaudación bajo otra vez a 32,000,  entendiendo que hay un problema grave de contrabando, no hay otra explicación".


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005BW6
recomienda
Patrocinado por