UE tendrá panorama gris en 2013

Analistas ven “demasiado optimista” la posibilidad de que la economía repunte el próximo año; la crisis ha comenzado a afectar a países como Alemania y Austria con un menor y lento crecimiento.

Por: Mark Thompson |
Jueves, 22 de noviembre de 2012 a las 13:00

LONDRES — Los inversionistas quieren creer que los políticos de la eurozona pueden resolver la crisis de deuda. Pero el riesgo de una prolongada recesión está aumentando, y con él las posibilidades de que se requieran más medidas para apuntalar la comunidad que comparte el euro.

El 86% de los inversionistas en renta fija sondeados por Fitch Ratings dijo que el compromiso del Banco Central Europeo (BCE) de comprar bonos de los países atribulados de la zona euro, y los planes de la Unión Europea (UE) para crear una unión bancaria representan importantes pasos positivos, aunque el 81% reconoció que "persisten importantes riesgos económicos, financieros y políticos".

Los analistas privados consideran que la Comisión Europea es demasiado optimista en suponer que la zona euro retomará el crecimiento el año próximo, después de una contracción de 0.4% en 2012, ya que entrarán en vigor profundos recortes de gastos y aumentos impositivos.

Un desempeño más débil de lo esperado podría socavar esos y otros supuestos que sustentan los programas de rescate de Grecia y Portugal. También contribuiría a aumentar la presión sobre España para que busque un rescate formal y afectaría a las economías centrales, como Francia y Alemania.

"La opinión expresada en nuestro pronóstico es esencialmente que 2013 va a ser otro año extremadamente difícil", dijo James Nixon, economista de Societe Generale, que prevé que la economía de la eurozona se contraerá en un 0.3% el próximo año.

"Los gobiernos de Grecia, España e Italia se han embarcado en programas de consolidación de varios años y 2013 es el segundo de tres", apuntó.

Por su parte, Oxford Economics pronosticó recientemente una contracción más leve en la eurozona en 2013, pero predijo que la demanda interna total caería un 0.7%.

"Ya estamos en el precipicio (fiscal) este año y habrá mayores restricciones fiscales en 2013", señaló Marie Diron, directora de pronósticos macro de Oxford Economics.

El gasto de los gobiernos en bienes y servicios, que tiene un impacto directo en la actividad económica, se reduciría en un 0.8%, en comparación con el 0.1% en 2012, agregó Diron, señalando que hay recortes al gasto en España e Italia que aún no han sido implementados.

Los problemas del sur de Europa ya han comenzado a afectar a naciones torales. Alemania ha registrado un lento crecimiento, y Moody's despojó a Francia de su calificación crediticia AAA este martes, citando su exposición a las crisis de los países periféricos de la zona euro.

La reacción fue leve (el euro cayó y los bonos del Gobierno francés se mantuvieron prácticamente estables) pero Moody's advirtió que un mayor deterioro de las perspectivas económicas de Francia o de la capacidad para implementar la reforma podrían desencadenar una nueva degradación crediticia.

La degradación podría presagiar recortes para los países mejor calificados, indicó Steven Englander, jefe global de G10 FX Strategy en Citi.

"Lo que cita (Moody's) no es nuevo y la degradación refleja una realidad que probablemente aplica a Francia pero también a varios de los restantes países AAA", dijo Englander.

Alemania, Países Bajos y Austria están sintiendo los efectos de la desaceleración de la eurozona y al igual que Francia, también están financiando rescates actuales.

El nerviosísimo del mercado se apaciguó en septiembre, cuando el BCE anunció su programa de compra de bonos. El mecanismo, conocido como Transacción Monetaria Directa (outright monetary transactions o OMT), obliga a los gobiernos a buscar primero un rescate oficial.

España, que ya ha recibido promesas de apoyo para recapitalizar su sistema bancario, se ha abstenido de pedir un rescate, pero tiene un duro desafío en el año 2013 para cumplir con sus metas fiscales.

"El plan del Gobierno (español) hasta el momento parece haber sido el de esperar y ver, y no está claro que eso cambie a menos que los mercados sufrieran una liquidación más amplia o que la actividad económica cayera todavía más drásticamente, creando un mayor sentido de urgencia", señaló en una nota el estratega Beat Siegenthaler de UBS FX.

"El riesgo de una liquidación más generalizada sin duda ha aumentado en las últimas semanas, ya que el rally inducido por el programa OMT está llegando a su fin y, aparte de una decisión favorable de la revisión del caso griego, hay poco en el horizonte de las políticas en términos de actos de apoyo", añadió el experto.

Subrayando los desafíos que enfrenta el sur de Europa, Moody's también mantiene una perspectiva negativa sobre la banca italiana, e indicó que la ratio de préstamos problemáticos estaba aumentando más rápido de lo esperado, impulsada por el impacto de la recesión en las empresas.

"Esta tendencia no muestra señales de disminuir; combinada con el desapalancamiento bancario y una correspondiente contracción en la oferta de crédito, las presiones adicionales sobre la calidad de los activos son inevitables", dijo la agencia calificadora.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005BV0
recomienda
Patrocinado por