Hacienda le deja ‘casa en orden’ a Peña

La disponibilidad de liquidez internacional es tres veces mayor que en 2009, dice Miguel Messmacher; el funcionario de la SHCP afirma que la percepción internacional sobre el país mejoró en el sexenio.

Por: Isabel Mayoral Jiménez |
Viernes, 30 de noviembre de 2012 a las 06:03

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — A unas horas del relevo presidencial, la Secretaría de Hacienda dejará al próximo Gobierno la casa en orden, con disponibilidad de liquidez internacional tres veces superior a la que se tuvo en la crisis de 2008 y 2009, así como con el apoyo que da la flexibilidad en el tipo de cambio.

Sin embargo, la economía mexicana todavía es sensible a lo que ocurra en el exterior y el temor actual es que se presente un ajuste fiscal excesivo en Estados Unidos, que sin duda tendría un efecto local, destaca el jefe de la Unidad de Planeación Económica de la Hacienda Pública, Miguel Messmacher.

Pero el buen manejo de la deuda, las finanzas públicas sanas, un sistema financiero sólido, reservas internacionales históricamente elevadas y un tipo de cambio flexible sirven de escudo para que el impacto externo sobre la economía mexicana no sea tan fuerte.

"México todavía es un país emergente y lo seremos durante un rato, lo importante es que sigamos una tendencia ascendente hacia un mayor nivel de desarrollo", expone el funcionario de Hacienda en entrevista con CNNExpansión.

Las condiciones actuales son tales que permiten creer que hacia adelante continuará este proceso a un mayor nivel de desarrollo y "es cierto que ha venido mejorando las expectativas y la percepción internacional sobre el país, no hay duda.

"Lo que sí ha estado sucediendo es que ha mejorado paulatinamente la opinión internacional sobre nuestro país y sin duda es mejor de la que había hace un par de años".

Messmacher prevé que la economía mexicana crecerá este año entre 3.5% y 4% y similar estimación la tiene para 2013, pero advierte del entorno internacional que sigue siendo complejo, y con riesgos y con una economía estadounidense que sigue relativamente débil.

"El próximo año, la economía de EU puede repetir con un crecimiento débil del orden de 2% y nosotros de todas maneras estaríamos creciendo entre 3.5% y 4%, mantendríamos un desempeño parecido al actual que es bueno, pero es cierto que hay riesgos en el entorno internacional como es el precipicio fiscal" y la crisis en Europa en donde los países sí tienen que implementar bien sus programas de ajuste para que no volver a tener problemas.

"Sí seguimos siendo sensibles a lo que sucede en EU, no hay ninguna duda. De hecho si EU creciera más fuerte de lo que lo está haciendo ahorita, nosotros también tendríamos un crecimiento más elevado y si EU tuviese un crecimiento más débil, nosotros también".

El presidente Barack Obama dijo este miércoles que no lograr evitar un alza de impuestos en medio de las discusiones por el llamado "abismo fiscal" tendría consecuencias económicas a nivel internacional.

"Sería malo para la economía, sería malo para esas familias, de hecho sería malo para la economía mundial", comentó Obama a periodistas en la Casa Blanca.

El jefe de la Unidad de Planeación Económica de la Hacienda Pública puntualiza que, si bien el hecho de que México tenga fundamentales relativamente sólidos y que no haya ningún sector con problemas de sobreendeudamiento -a diferencia de lo que se ve en EU-, "sí nos está permitiendo tener este mejor desempeño económico relativo con respecto a ellos, pero de que seguimos siendo sensibles es inevitable.

"Seguimos teniendo una exposición que ha venido bajando, pero sigue siendo alta y, en ese sentido, si hay un debilitamiento económico adicional allá, sí va a tener un efecto sobre México", señala.

Un poco del temor sobre EU es que venga un ajuste fiscal excesivo que, sin duda, tendría un efecto sobre México, pero dentro de todo es un choque relativamente conocido. Por otro lado, ha habido la noticia positiva de que los precios de las casas han comenzado a estabilizarse y, por último, el consumo gubernamental -que es la otra parte que se ajustaría bastante fuerte- no es intensivo en importaciones provenientes de México.

Pero asegura que la economía mexicana está creciendo bien, a pesar del entorno de relativa debilidad en el crecimiento de EU. En ese sentido "nuestra percepción es que sí estamos entregando (una economía estable) y que la situación actual es de relativa solidez".

Aclara que esto no significa que ya se haya hecho la tarea. "Hay cosas en las que se tiene que seguir trabajando y aspectos para mejorar, como la competitividad del país, avance en reformas estructurales por ejemplo, pero en general creemos que la situación de la economía hoy es buena".

También destaca el manejo en política monetaria y cambiaria y dice que el tipo de cambio ha servido como amortiguador de los choques externos y es importante que siga operando de esa manera.

"Ha servido de amortiguador para la actividad económica, sin que además se hayan generado presiones adicionales fuerte como era en el pasado. El Banco de México ha sido muy bueno en el manejo de la inflación y a través de sus objetivos inflacionarios ha logrado ampliar las expectativas y eso ha permitido que el peso se mueva sin genera presiones inflacionarias".


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005C9F