Economía

Subsidio por desempleo ‘agoniza’ en EU

Si el Congreso no actúa, más de 2 millones de estadounidenses perderán este beneficio gubernamental; los programas estatales y federales de desempleo han costado unos 520,000 mdd en 5 años.

Por: Tami Luhby |
Jueves, 29 de noviembre de 2012 a las 12:46

NUEVA YORK (CNNMoney) — Los estadounidenses sin empleo han recibido más de medio billón de dólares en subsidios en los últimos cinco años.

Más de dos millones de estadounidenses desempleados perderán su seguro federal de desempleo durante las navidades si el Congreso no extiende la fecha límite para solicitar beneficios adicionales. Y otro millón de desocupados que han agotado sus beneficios estatales no podrán inscribirse en el programa federal en el primer trimestre de 2013, de acuerdo al National Employment Law Project, un organismo defensor de los derechos laborales.

La organización argumenta que los beneficios no deben terminar mientras la elevada tasa de desempleo siga obstinadamente aferrada al 7.9%.  

Los programas estatales y federales de seguro por desempleo han costado aproximadamente 520,000 millones de dólares, según un informe de la Oficina de Presupuesto del Congreso de Estados Unidos (CBO, por sus siglas en inglés) difundido el miércoles.

El precio de continuar esta red de protección social será objeto de un intenso debate en el Congreso conforme los legisladores decidan si prorrogarán el plazo para solicitar beneficios federales más allá de fin de año como parte de las negociaciones en torno al precipicio fiscal. Extender el seguro federal por desempleo el próximo año podría costar hasta 30,000 millones de dólares, según el análisis de la CBO.

¿Cómo funciona este mecanismo de subsidios? El desempleado por lo general recibe hasta 26 semanas de beneficios estatales y luego cambia a una compensación federal de emergencia por desempleo, que se divide en cuatro niveles y tiene una duración de hasta 47 semanas. Existe otro programa federal de extensión de beneficios, que cubre hasta 20 semanas, pero sólo los neoyorquinos puedan beneficiarse de él en este momento.

La CBO analizó cuatro opciones de extensión y estimó el costo de cada una.

1.- Extender al completo ambos programas federales por un año, lo que costaría 30,000 millones de dólares.

2.- Proporcionar un máximo de 14 semanas más de beneficios federales de emergencia, a un costo de 14,000 millones de dólares.

3.- Permitir que los receptores terminen de recibir los beneficios que quedan en su respectivo nivel a finales de año, lo que costaría 4,000 millones de dólares.

4.- Alargar el actual programa de prestaciones extendidas por un año, a un precio 3,000 millones de dólares.

La agencia también destacó el efecto de volver a extender los beneficios de desempleo. Aun cuando proporcionaría una mayor protección a las personas que pierden su trabajo y les permitiría seguir gastando, también constituye un incentivo para que los beneficiarios permanezcan desempleados más tiempo de lo que de otro modo hubieran pasado en esa situación.

Extender los programas por un año también impulsaría la economía en 1.10 dólares por cada dólar de costo ya que los destinatarios pronto gastarían esos fondos. El PIB se incrementaría en un 0.2% y se añadirían 300,000 puestos de trabajo, según la CBO.

El Congreso primero aprobó el paquete de beneficios federales en junio de 2008, y el presidente Obama lo extendió a 99 semanas en noviembre de 2009. En febrero, fue la última vez que los legisladores alargaron el plazo para solicitar los beneficios, pero también acortaron la duración del periodo en que los desempleados pueden recibir cheques. Los cheques federales dejarán de entregarse al final del año, lo que obligará a los legisladores a decidir si quieren ampliar el plazo de solicitud por décima ocasión desde que la Gran Recesión comenzó hace cinco años.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005C86