ALERTA »  Luis Téllez renuncia a la presidencia de la Bolsa Mexicana de Valores

La Casa Blanca presiona a republicanos

El secretario del Tesoro dice son ellos quienes ‘tienen el balón’ para evitar el abismo fiscal; Obama insiste en elevar los impuestos a los más ricos, propuesta rechazada por los republicanos.

Domingo, 02 de diciembre de 2012 a las 11:57
WASHINGTON (Agencias) — El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, declaró que "no puede prometer" que el país evitará caer en el llamado "abismo fiscal".

"Esa es una decisión que está en las manos de los republicanos que ahora se oponen al aumento de tasas tributarias", un importante punto pendiente, dijo Geithner a "Fox News Sunday".

El funcionario presionó a los republicanos para que ofrezcan un plan que eleve los ingresos y reduzca el gasto del Gobierno.

"En realidad ellos tienen ahora el balón", agregó.

En una serie de apariciones en programas de televisión este domingo, Geithner insistió en que las tasas tributarias a los más ricos deben subir para lograr un acuerdo, una medida a la que los republicanos se han resistido hasta ahora.

Además, restó importancia a la conflictiva retórica de la semana pasada llamándola "teatro político".

"La única cosa en el camino (de un acuerdo) sería una negativa de los republicanos a aceptar que las tasas deberán subir para los estadounidenses más ricos. Yo no los veo realmente haciendo eso", dijo en "Meet the Press" de NBC.

Geithner lidera las negociaciones del Gobierno de Obama sobre el "abismo fiscal". Los comentarios corresponden a la más reciente ronda de maniobras que se concentran en la extensión de las exenciones tributarias temporales, creadas durante el Gobierno del ex presidente George W. Bush, más allá de su vencimiento el 31 de diciembre.

Los republicanos quieren que los beneficios se prolonguen para todos los estadounidenses, mientras que el presidente Barack Obama y los demócratas quieren que las rebajas se apliquen sólo a quienes ganan menos de 250,000 dólares.

Los republicanos, que controlan la Cámara de representantes, pero son minoría en el Senado, han expresado su voluntad de aumentar los ingresos mediante la adopción de medidas como limitar las deducciones tributarias, pero han marcado el límite en el aumento de tasas.

Unos pocos republicanos de la Cámara baja expresaron cierta flexibilidad mayor a la de los líderes del partido sobre la posibilidad de considerar un aumento de tasas de impuestos para los ricos, siempre y cuando sean acompañadas de significativos recortes al gasto.

Pero la mayoría de los republicanos de la Cámara baja se rehúsan a mayores tasas y prefieren aumentar la recaudación mediante una reforma tributaria.

"No va a haber un acuerdo sin que las tasas suban", dijo Geithner directamente en "State of the Union" de CNN.

En el programa "This Week" de la cadena ABC, Geithner reiteró el rechazo de la Casa Blanca a incluir una eventual reforma del sistema de retiro o seguro social en un eventual acuerdo.

"El presidente está dispuesto a trabajar con los republicanos para fortalecer el seguro social para las futuras generaciones, pero tenemos que hacerlo en un proceso separado", dijo.

El previsto vencimiento de los beneficios tributarios de la era de Bush, y las reducciones automáticas al gasto del Gobierno que deberán aplicarse a comienzos del próximo año, restarían cerca de 600,000 millones de dólares de la economía y podrían provocar una recesión.

El Gobierno de Obama y el Congreso negocian para evitar el "abismo fiscal" con un plan menos drástico para reducir el déficit de presupuesto de Estados Unidos.

Las entrevistas de Geithner de este domingo son parte de una campaña mayor para ganar respaldo público en favor de la posición de los demócratas en las negociaciones.

Obama ha realizado apariciones similares a las de la campaña electoral, incluida una visita a una fábrica de juguetes de Pensilvania el viernes en las que comparó a los republicanos con Ebenezer Scrooge en Navidad.

Responde Boehner

Por su parte, el líder de los republicanos en el Congreso, John Boehner, fustigó a la Casa Blanca al insistir que las negociaciones con Geithner y otros funcionarios han sido una pérdida de tiempo debido a lo irrealista de la propuesta del Gobierno.

"Hemos desperdiciado estas tres semanas con algo que no tiene sentido", indico Boehner en entrevista en el programa "Fox News Sunday", a la vez que reafirmó la postura de su partido de no aceptar ninguna propuesta que considere cualquier alza de impuestos.

El jueves, Geithner presentó a los líderes del Congreso un plan postelectoral de Obama para evitar el "abismo fiscal", pero Boehner lo rechazó como algo que "no es serio", sino simplemente una lista de deseos demócratas que la cámara baja no podría aprobar.

El plan, como lo han bosquejado funcionarios del Gobierno de Obama, contempla cerca de 1.6 billones de dólares en ingresos fiscales nuevos durante la próxima década, así como 600,000 millones de dólares en recortes al gasto, entre ellos 350,000 millones de dólares al programa gubernamental de asistencia médica para los ancianos Medicare y otros programas de salud pública.

También contempla 200,000 millones de dólares en gastos nuevos para prestaciones por desempleo, obras públicas y asistencia a los dueños de vivienda. De igual manera haría prácticamente imposible que el Congreso pueda bloquear la capacidad de Obama de elevar el techo del endeudamiento público.

Con información de Reuters, AP y Notimex


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005CB8
recomienda
Patrocinado por