Pacto, sin ‘receta’ para cambiar a Pemex

Los compromisos de Enrique Peña y los partidos evaden detallar una estrategia sectorial: analistas; el acuerdo firmado con PRI, PAN y PRD está redactado para no ser objeto de controversia, advierten.

Por: Edgar Sigler |
Martes, 04 de diciembre de 2012 a las 06:01

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — El Pacto por México firmado por los partidos políticos junto al presidente Enrique Peña Nieto evita mencionar algún tipo de privatización en el apartado dedicado al sector energético, aunque sí plantea la intención de reformar la industria petrolera para mejorar su panorama a futuro sin perder la rectoría del Estado, comentaron analistas del sector.

"Los compromisos están redactados de manera que no puedan ser objeto de controversia. Estos objetivos son lo suficientemente amplios para ser aceptados tanto como el PAN como el PRD", comentó Luis Miguel Labardini, analista de la consultora especializada Marcos y Asociados. 

El Pacto por México propone en los compromisos una "reforma energética" para impulsar al sector, pero asegura que "se mantendrá en manos de la Nación, a través del Estado, la propiedad y el control de los hidrocarburos y la propiedad de Pemex como empresa pública".

El PRI, PAN y PRD se comprometieron el domingo a impulsar la lista de propuestas junto al presidente Enrique Peña Nieto.

En el caso del sector energético, el acuerdo incluye seis compromisos que van desde la implementación de mejores prácticas de gobierno corporativo para Pemex, el fortalecimiento de la paraestatal en sus tareas de exploración y producción, hasta estrategias para convertirla en una firma sustentable.

"El punto es que no hay un pacto en cuanto a los mecanismos de implementación. Todos podemos estar de acuerdo en el qué, pero en el cómo van a surgir las diferencias, como siempre", expresó Miriam Grunstein, especialista del Centro de Investigación y Docencia Económicos (CIDE).

La experta también subraya el tono de las propuestas pues aluden demasiado al fortalecimiento de la paraestatal, lo que puede derivar en enfatizar su postura "monopólica" en el sector.

El presupuesto del Gobierno depende en alrededor de una tercera parte de las aportaciones de Pemex vía pago de impuestos, lo que impide a la petrolera reinvertir parte de sus ingresos en la modernización y expansión de sus actividades de producción y explotación.

Así que una reforma energética deberá ir aparejada de un régimen fiscal menos duro con la petrolera, que le permita generar los flujos necesarios para incrementar sus actividades.

"En el corto plazo una reforma así implica un sacrificio por parte del Gobierno federal, pero al largo plazo va a hacer que las contribuciones del sector petrolero van a aumentar" expresó Labardini.

La producción de Pemex ha disminuido en cerca de 830,000 barriles su producción diaria desde su punto más alto en 2004, y aunque la paraestatal espera recuperar parte de este declive en los próximos años, las agencias internacionales prevén que la extracción en México siga a la baja.

Así que una reforma del sector petrolero debe incluir alguna ventana para la participación privada.

"Creo que vamos a ver la posibilidad de alianzas entre la industria privada y Pemex", dijo Duncan Wood, director del Centro de estudios del Instituto Internacional Woodrow Wilson.

El especialista destacó las habilidades del nuevo Secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, para encarar la negociación de una reforma energética.

El político priista tendrá como primera tarea impulsar los cambios necesarios para permitir una mejor explotación de los recursos hidrocarburos del país, aunque su experiencia técnica en el sector resulta nula, subrayó Grunstein.

"La negociación política va a necesitar de un contenido, y Pedro Joaquín Coldwell no sabe los contenidos del sector. Es un ciudadano superdotado en la negociación política pero no sabe nada de la industria y no lo va a aprender en los próximos tres meses", cuestionó la catedrática del CIDE.

La especialista se refirió a la reforma energética del 2008, cuando se consiguió el consenso de los actores políticos para aprobarla, lo cual resultó un gran logro, pero que al final no ha generado cambios significativos en el sector.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005CD3
recomienda
Patrocinado por