La Casa Blanca rechaza plan republicano

El Gobierno desestimó la propuesta de legisladores porque no contempla más impuestos a los ricos; la iniciativa no da detalles sobre qué deducciones eliminarían, agrega la Casa Blanca.

Lunes, 03 de diciembre de 2012 a las 16:45
Si el Congreso no interviene, en enero entrarán en automático recortes al gasto y la eliminación de beneficios fiscales. (Foto: Getty Images)
Si el Congreso no interviene, en enero entrarán en automático recortes al gasto y la eliminación de beneficios fiscales. (Foto: Getty Images)
Otros enlaces
WASHINGTON (Reuters) — La Casa Blanca desestimó la propuesta de los republicanos del Congreso en las negociaciones sobre el "abismo fiscal".

Argumentó que la iniciativa no cumple con la promesa del presidente Barack Obama de elevar los impuestos a los estadounidenses más ricos.

"La carta de los republicanos divulgada hoy (lunes) no cumple con la prueba de balance. De hecho, promete rebajar las tasas para los más ricos y mantenerlas para la clase media en el proyecto", dijo el director de Comunicaciones de la Casa Blanca, Dan Pfeiffer, en un comunicado.

La respuesta de Pfeiffer fue en relación a una propuesta establecida este mismo lunes en una carta del presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, y otros republicanos.

"Su plan no incluye nada nuevo y no entrega detalles sobre cuáles deducciones eliminarían, qué lagunas cerrarán o cuáles ahorros lograrían en Medicare. Analistas independientes que han visto los planes como este han concluido que los impuestos a la clase media tendrán que subir para pagar las menores tasas a millonarios y multimillonarios", aseguró Pfeiffer.

Los líderes republicanos ofrecieron un ahorro de 2.2 billones de dólares en 10 años.

Según la propuesta, cuando se cuenten las reducciones de déficit logradas el año pasado y los ahorros anticipados por el retiro de tropas en las guerras de Irak y Afganistán, el paquete llegaría a un ahorro de 4.6 billones de dólares en una década.

El "abismo fiscal" se refiere a recortes automáticos al gasto y  la eliminación de beneficios fiscales que entrarán en vigor en enero de 2013 si el Congreso no interviene.

Aunque reduciría el déficit fiscal, empujaría a Estados Unidos a una recesión ya que retiraría 500,000 millones de dólares de la economía.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005CD1