Wall Street revive 2007 gracias a la Fed

Las condiciones financieras son tan flexibles ahora como antes de la crisis, dijo Ben Bernanke; las políticas de la Fed han contribuido a un entorno de distorsión del mercado, opina Henry Sender.

Por: Henny Sender |
Martes, 04 de diciembre de 2012 a las 06:00

Financial Times — Las condiciones financieras son tan flexibles hoy como lo eran en 2007, señaló Ben Bernanke en un discurso pronunciado el 20 de noviembre en Nueva York. El presidente de la Reserva Federal (Fed) tenía buenas razones para hacer esa observación.

La emisión de bonos de alto rendimiento y del mercado crediticio en lo que va del año en Estados Unidos y Europa se ubica en alrededor de 570,000 millones de dólares, a la par con el pico de hace cinco años.

Casi el 30% de los bonos basura tienen pocos términos, un nuevo máximo, según datos de JPMorgan, mientras que la emisión de deuda con el fin de pagar dividendos de propietarios también está por encima de los niveles de 2007. La emisión de obligaciones de préstamos garantizados de este año llegará a alrededor de 45,000 millones de dólares; más que los últimos cuatro años combinados.

La mayoría de los bancos en la sombra y fondos de cobertura crediticia nunca habían tenido condiciones tan fáciles. En lo que va de este año, la deuda en incumplimiento se ubica entre las estrategias con mayor rendimiento de los fondos de cobertura.

"Debes estar agradecido por la Reserva Federal si eres un inversionista en los mercados de crédito", señala Michael Cembalest, jefe de inversiones de banca privada de JP Morgan. "La creciente marea del crédito ha impulsado a todos los barcos". Hoy, la deuda de cada vez menos empresas se cotiza significativamente por debajo de 100 centavos sobre un dólar, añade Cembalest.

También la semana pasada, Equity Residential, el propietario de departamentos controlado por Sam Zell, se asoció con AvalonBay para comprar la firma inmobiliaria Archstone, pagando 6,500 millones de dólares por 60% y 40%, respectivamente. Archstone estaba anteriormente en manos de Lehman Brothers.

La compra original de Archstone en el momento en que los precios en el mercado tocaban un pico fue típica de la actividad frenética evidente en 2007, así como uno de los principales factores que contribuyeron a la caída de Lehman.

Gracias a la Fed, hay muchas maneras en las que parece que el 2007 está de vuelta. Pero, ¿hasta qué punto es eso bueno?

El discurso de Bernanke difícilmente fue optimista; se trató en su mayoría de la necesidad de Washington de enfrentarse a los problemas que rodean al precipicio fiscal, el paquete de aumentos de impuestos y recortes de gastos que tendrán efecto a partir de enero, a menos que el Congreso alcance un acuerdo. Pero ni en el discurso ni en la serie de preguntas y respuestas posterior (dirigida por su antiguo colega de la Universidad de Princeton Alan Blinder) hubo mucha discusión acerca de los aspectos negativos de la actual política de la Fed.

Cómo están abordando los bancos centrales del mundo la incertidumbre económica mundial

Hay varias desventajas, además del hecho de que las políticas de la Fed no pueden continuar indefinidamente y de que su eficacia disminuye con cada ronda de flexibilización. Ésa es una de las razones por las cuales Jeff Aronson, cofundador de Partners Centerbridge, ha devuelto dinero a los inversionistas recientemente.

En este punto, después de tanto estrechamiento en el diferencial de crédito, hay mucho más potencial de una baja que de un alza. Otros inconvenientes, por supuesto, son que las familias no pueden ganar nada sobre sus ahorros, los fondos de pensiones están seriamente mal financiados y los aseguradores no pueden generar suficientes ingresos por inversión. Los beneficiarios reales del dinero fácil son los especuladores.

Mientras tanto, desde un estrecho punto de vista de los mercados financieros, otro inconveniente es el hecho de que los precios del mercado han perdido todo significado real. Los precios sugieren que el mundo es un lugar más seguro. ¿Pero lo es realmente?

Probablemente no. El mundo es mucho más aterrador de lo que era en 2008. El crecimiento en la mayor parte del mundo es mucho más lento, mientras que Europa parece estar en recesión. La falta de empleo es un desafío en muchas partes del mundo. La situación geopolítica es mucho menos estable. Los gobiernos están cortos de efectivo y tienen mucho menos margen para apoyar a sus economías a o sus bancos.

Sin embargo, los precios no reflejan el riesgo en absoluto. ¿Debería la deuda del gobierno filipino realmente producir rendimientos del 3.6%? En 2008, costaba 800 puntos base comprar protección contra el impago de Filipinas. En junio, el precio era de 220 puntos base. Ahora es de apenas 100 puntos base. Los fondos de cobertura, nerviosos acerca de la situación mundial y en busca de comprar protección en el mercado de los seguros contra impago de deuda (credit default swaps o CDS) han pasado tiempos desastrosos a medida que los mercados de crédito siguen estrechándose.

En 2007, el personal de alto rango de la Fed de Nueva York compiló una lista de todos los indicadores, sugiriendo que los precios de muchos activos financieros ya no eran racionales, y presentó la lista a sus colegas en Washington. Entre los indicadores que citaron se encontraba un grupo de telecomunicaciones de Medio Oriente, cuya Oferta Pública Inicial fue suscrita en exceso, en 700 veces. Sus preocupaciones fueron desestimadas.

Esta vez, la Fed de Bernanke tiene aún más complicidad.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005CDH