El empleo resiste el precipicio fiscal

Las contrataciones no se han desacelerado en EU pese a las predicciones de los economistas; se temía que las alzas de impuestos y recortes de gastos causaran temor entre los empleadores.

Por: Stephen Gandel |
Martes, 11 de diciembre de 2012 a las 06:02

NUEVA YORK — A principios de este año, los economistas parecían convencidos de que incluso la sola amenaza del precipicio fiscal enviaría a Estados Unidos a una recesión. A menos de un mes de distancia, la economía todavía parece estar ascendiendo.

La mejor evidencia hasta el momento de que el precipicio fiscal -la mezcla masiva de aumentos de impuestos y recortes de gastos que están programados para iniciarse el primero de enero- ha tenido poco o ningún impacto, al menos en lo que respecta a las contrataciones, provino del reporte de empleo de noviembre. Los que predecían una desaceleración alimentada por la incertidumbre no la vieron llegar.

Los empleadores añadieron 146,000 personas a sus nóminas, lo cual es aún una cifra débil, considerando que hay 11.4 millones los estadounidenses buscando trabajo. Pero no fue más débil de lo que ha sido durante la mayor parte del año. De hecho, la contratación creció un poco con respecto al mes anterior. La tasa de desempleo se redujo al 7.7%, un nuevo mínimo postrecesión.

"Si el precipicio fiscal estuviera teniendo un impacto, habríamos recibido un informe muy diferente al que recibimos", dijo Michael Hanson, economista senior para Estados Unidos de Bank of America quien había estado prediciendo un reducción previa al precipicio.

Si te sumerges en los datos, queda claro que el precipicio fiscal ha sido más un tema de conversación de una catástrofe económica real. Uno de los lugares en que se podría esperar ver evidencia del precipicio fiscal es en las contrataciones temporales.

Si eres un ejecutivo y te preocupa que la economía se desacelere pronto pero tienes trabajo por hacer, algo que harías es contratar trabajadores temporales. Pero no hemos visto un gran aumento en los trabajadores temporales.

Las empresas añadieron apenas 18,000 trabajadores temporales a sus nóminas en noviembre. Eso fue un poco más que los 14,000 que se añadieron en octubre, pero no mucho más. Y la cifra fue menor que la los 19,700 puestos temporales que los empleadores agregaron en el mismo mes del año anterior. Casi el 90% de todas las contrataciones que las empresas realizaron en noviembre fueron de tiempo completo.

Un área donde podrías ver una caída asociada al precipicio fiscal sería la manufactura, en particular en la de bienes duraderos. Cualquier bien duradero que esté siendo producido ahora probablemente tendrá que ser transportado y vendido a principios del año próximo, cuando el precipicio fiscal potencialmente estaría en su punto más pronunciado. Y sin embargo, las automotrices y otros fabricantes siguen contratando. En total, los fabricantes de bienes duraderos añadieron 11,000 puestos de trabajo en noviembre. De nuevo, no es mucho, pero tampoco es una baja.

Sí, la economía sigue siendo débil. Pero hay muchas razones para ello aparte del precipicio fiscal, incluidos los problemas de deuda de Europa, una desaceleración en China y un dañado mercado de vivienda.

Sin embargo, Hanson de Bank of America sostiene que, aunque el efecto sobre el mercado laboral ha sido más benigno de lo que él pensaba, el precipicio fiscal parece estar frenando la inversión empresarial. Es más, la lectura más reciente de la cifra de confianza del consumidor mostró una gran caída. "La verdadera pregunta es qué pasará en diciembre".

Es probablemente cierto que el impacto real del precipicio fiscal, no importa cuán grande o pequeño resulte ser, está aún por suceder, si es que realmente caemos en él. Pero hay también otra cosa cierta: el período previo al precipicio fiscal demuestra una vez más que toda esta habladuría de que la incertidumbre es la única gran cosa que está frenando la recuperación es, como diría Joe Biden, un montón de tonterías.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005CQD