El ‘melodioso’ futuro de la música

Las bandas migran hacia lo digital, el ‘streaming’ se vuelve popular y los conciertos ven ganancias; el año pasado la venta de discos bajó 8.7% respecto a 2011 y las de la música digital crecieron 8%.

Por: Rodolfo Zapata |
Martes, 18 de diciembre de 2012 a las 06:29

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — La descarga legal e ilegal de música, regalar canciones a través de Internet y la portabilidad son tan sólo algunas de las tendencias que dominarán la industria musical en el futuro.  

Algunas bandas ‘clásicas' han mordido la manzana y puesto su catálogo a disposición de iTunes. Tal es el caso de AC/DC, el grupo australiano formado por los hermanos Angus y Malcolm Young en 1973, que había rechazado colocar sus temas en la tienda digital de Apple.

Ahora sus discos de estudio, recopilatorios y en vivo están disponibles para descargar en Internet, una muestra clara de la tendencia musical de nuestros días.

"A Metallica le salió muy bien con lo de Napster, eran muy poderosos en su momento y muy nuevo Internet, pero ya no va a volver a pasar, yo creo que ya ninguna banda va a intentar ponerle el pie a Soundcloud", dice Guillermo Galindo, locutor de Reactor 105.

Tan sólo este mes Apple anunció la expansión de su servicio de música a 56 países más, en un intento por competir con los servicios de contenido en streaming. "Yo lamento que se haya perdido el sentido del álbum. Ahora todos se fijan en bajar canciones sueltas, ya no puedes hacer un álbum conceptual y mucha gente ya no lo va a apreciar", comenta en entrevista para CNNExpansión Hugo García Michel, director de La Mosca en la Red.

Pandora, Yahoo Media, Spotify, Terra Music y Grooveshark son tan solo algunas de las empresas que han apostado por el negocio de la reproducción de música en línea.

Pandora tiene derechos sobre de 18 millones de canciones, mientras que Spotify, que supera los 10 millones de usuarios en 13 países, estimó ganancias por 889 millones de dólares en 2012, al tiempo que sigue con sus planes de expansión.  

"Terra está haciendo algo muy inteligente; lo que hace es decirle a una banda ‘dame todo tu catálogo, y por cada play yo te voy a dar una lana'. ¡Imagínate que un día diga lo mismo YouTube!", dice Guillermo Galindo.

Las listas de reproducción personalizadas y la exploración por géneros y artistas resultan más atractivas que entrar a una tienda de discos para buscar nuevos ritmos y bandas. La portabilidad -que ofrecen servicios como iCloud de Apple, Xbox Music de Microsoft y Cloud Player de Amazon- permite a los consumidores acceder a su música de una forma sencilla, sin la necesidad de un almacenamiento físico.

"De aquí a 15 años espero que la gente tenga un poco más de paciencia y consuma la música con más de seriedad. Me parece que la música no debería ser tan desechable como lo es hoy", comenta Cecilia Velasco, directora de la Revista Marvin.

¿Desaparecerá el disco?

Es una pregunta que todos nos hacemos, aunque una reciente tendencia musical es re editar discos de vinilo para el deleite de los coleccionistas y románticos del formato.

"No creo que sea culpa del CD que no funciona, sino el resultado de lo que Internet puede hacer por nosotros, el Internet vino a desfalcar a las disqueras por la distribución masiva", afirma Cecilia Velasco.

Firmas discográficas como Sony, Universal, EMI o Warner batallan con los cambios de formato y distribución, además de la piratería. Mientras la música digital se perfila al alza, las ventas de discos compactos van en picada.

"En 15 años ya no habrá venta de discos. Muchas bandas independientes intentan tener el disco como un suvenir, ya no es algo que quieran vender. Las bandas entregan su disco al dueño del bar, al fan, a un promotor; es una tarjeta de presentación", dice Guillermo Galindo, quien también es integrante de Sonidos Urbanos.

La Federación Internacional de la Industria Fonográfica reportó el año pasado que las ventas del CD bajaron 8.7% respecto a 2011. Las ventas globales del disco, en formato físico, fueron de 7,877 millones de euros, mientras que en 1999 esa cifra ascendía a 22,305 millones.

Muchas bandas consolidadas como Radiohead o Nine Inch Nails han optado por regalar en Internet sus nuevas creaciones. Los ingleses incluso dejaron que los usuarios pagaran lo que consideraran adecuado por descargar su disco de estudio ‘In Rainbows'.

El negocio del artista

Con las ayuda redes sociales, los artistas tienen más vías para llegar el público, sin pasar por las disqueras. Facebook, Twitter, Soundcloud o la agonizante MySpace son plataformas a través de las cuales las bandas independientes logran hacer eco.

 "Es más fácil que por ahí creen una carrera, entre eso y el boca a boca, pueden llegar a muchísimos lugares. Un ejemplo es Carla Morrison, la conocemos realmente por Internet, hacía su música en bares, de ahí otros grupos comenzaron a recomendarla y de la nada llegó a oídos de Myspace", cuenta el locutor de Reactor 105, Guillermo Galindo.

Hugo García Michel, columnista de Milenio y Nexos, dice que "regalar la música como lo hace Radiohead, o en México Fidel González, es una forma de promoverse, ya que el ingreso -para los artistas-  no está en los discos, sino en los conciertos".

En México, la Corporación Interamericana de Entretenimiento (CIE) reportó ingresos para el tercer trimestre de este año por 1,533 millones de pesos, 26%  más respecto al mismo periodo en 2011, gracias a la concentración de presentaciones.  

Artistas como Madonna o Paul McCartney visitaron la Ciudad de México en 2012. Las entradas VIP para sus conciertos superaron los 10,000 mil pesos. "Ahora vas a un concierto y encuentras una onda interactiva y visual que antes no existía, creo que la música debe migrar a eso. Los músicos tienen un reto muy grande que deberían aprovechar y experimentar", dice Cecilia Velasco de la Revista Marvin.

Descargas ilegales

La Federación Internacional de la Industria Fonográfica  se opone enérgicamente al intercambio de archivos en línea, pues sostiene, está devastando la industria de la música.

El año pasado las ventas de música en Internet representaron a 5,200 millones de dólares, según datos de la propia IFPI (por sus siglas en ingles), un aumento de 8% comparado con 2010.  Sin embargo, la federación estimó que al menos 28% de los usuarios de Internet accede a servicios ‘pirata' para obtener música.

"No creo que en un futuro se logre reglamentar la descarga de música (...) las ganancias deben llegar por otro medio, aunque sí hay tentaciones grandes de las compañías porque les significa pérdidas", dice Hugo García Michel.

Iniciativas como ACTA, SOPA o PIPA intentan regular el uso y distribución de archivos en la red, y la descarga de música no es la excepción. Para Guillermo Galindo, de Sonidos Urbanos, las canciones serán gratuitas y los consumidores burlarán cualquier ley prohibitiva. 

"¿Tú crees que un chavito le va a importar que alguna ley esté intentando gestionar que no baje música ilegal?, a ellos no les interesa, van a intentar darle la vuelta".

Aunque México firmó el Acuerdo Comercial contra la Falsificación (ACTA) con el que se busca combatir la piratería y proteger la autoría intelectual, hay muchos músicos en el país que no registran sus obras, comenta Cecilia Velasco.

"En el ambiente en el que estamos los músicos no creen en la SACM (Sociedad de Autores y Compositores de México), no registran sus obras, no están haciendo nada por tener una remuneración, tengo varios amigos registrados y en verdad cobran un cheque al mes, sí hay un dinero que puede regresar bajo las nuevas leyes de Internet y la distribución musical".

La música ha cambiado desde las grabaciones en vinilo y las nuevas tecnologías están al alcance de empresas, músicos y consumidores, por lo que en los próximos años los formatos y la distribución evolucionarán.

De cualquier forma, todo melómano sabe que si el mundo se acaba este 21 de diciembre, sólo las cucarachas y los Rolling Stones sobrevivirían. Y ellos sabrían como triunfar de nueva cuenta en el negocio.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005CR5