Ticker
Economía

EU se desprende de AIG

El Gobierno obtendrá 182,000 mdd por las acciones de la aseguradora que rescató en el 2008; la venta, que cerrará uno de los rescates más polémicos, dejará ganancias a los contribuyentes.

Lunes, 10 de diciembre de 2012 a las 21:37
WASHINGTON (Reuters) — El Tesoro de Estados Unidos venderá el resto de sus acciones en la aseguradora American International Group, poniendo fin a la participación del Gobierno en la compañía que se prolongó por cuatro años después de un rescate por 182,000 millones de dólares.

La venta cerrará el capítulo de uno de los rescates gubernamentales más polémicos durante la crisis financiera global y entregará ganancias a los contribuyentes, lo que alguna vez se pensó que no sería posible.

En un momento, el Gobierno estimó que nunca recuperaría el total del dinero del rescate, pero a medida que AIG se reestructuraba y volvía a ser viable, pudo pagar la ayuda completa y generó ganancias para los contribuyentes estadounidenses.

"Todos los contribuyentes deberían estar satisfechos con el anuncio de hoy, poniendo fin al mayor de los rescates del Gobierno a la industria financiera con una ganancia para el Departamento del Tesoro", dijo Jim Millstein, el ex jefe de reestructuraciones del departamento, en un comunicado.

AIG fue rescatada poco antes de que se hubiese visto obligada a solicitar la protección de bancarrota en septiembre del 2008 debido al aumento de las pérdidas en derivados de riesgo.

Fue rescatada mientras el sistema financiero del mundo estaba al borde del desastre, poco después de la quiebra de Lehman Brothers y de la venta de Merrill Lynch a Bank of America.

AIG fue uno de los rescates más controvertidos del Departamento del Tesoro. Legisladores estadounidenses comenzaron a pedir la renuncia del Secretario del Tesoro Timothy Geithner después de que se reveló que AIG pagó 165 millones de dólares en bonos retenidos a sus empleados de la unidad de derivados, a la que se le atribuyeron los problemas de la compañía.

Llevó al legislador republicano Charles Grassley a pedir a los ejecutivos de AIG que renunciaran o se suicidaran, aunque el senador por Iowa eventual se retractó de sus comentarios.

La compañía también desvió más 90,000 millones de dólares de los contribuyentes, más de la mitad de los fondos que el Gobierno usó para rescatar a AIG, a varios bancos europeos y de Wall Street, incluidos Goldman Sachs, Deutsche Bank y Barclays Plc.

Robert Benmosche, el ex presidente ejecutivo de MetLife , asumió como presidente ejecutivo de AIG en agosto del 2009, reemplazando a Edward Liddy, quien había sido instalado por el Gobierno de Estados Unidos. El finalmente recibió el crédito por cambiar la suerte de la compañía y evitar la venta de sus activos.

Benmosche salvó a algunos de los negocios de la compañía, defendió a los empleados de la empresa ante sus detractores y halló un camino que permitió a la compañía pagar al Gobierno y seguir en el negocio.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005CR8