Monti advierte a Italia sobre populismo

El primer ministro italiano pidió no simplificar demasiado las promesas electorales; el ex premier Silvio Berlusconi arreció las críticas contra Monti y contra Alemania.

Martes, 11 de diciembre de 2012 a las 14:48
ROMA (Reuters) — El primer ministro de Italia, Mario Monti, advirtió este martes sobre caer en el populismo, en momentos en que Silvio Berlusconi intensificó sus críticas contra su Gobierno de tecnócratas y lo acusó de aplicar políticas basadas en un "centralismo alemán".

Los mercados financieros presionaron al alza los costos de endeudamiento de Italia, después de que Monti anunciara su renuncia anticipada luego que el partido de Berlusconi retirara el apoyo a su administración.

La crisis financiera de Italia amenaza la estabilidad de la zona euro y los aliados de Monti en Europa desean que el primer ministro continúe aplicando la disciplina fiscal y las reformas que creen ayudarían a la tercera mayor economía del bloque a evitar un colapso al estilo de Grecia.

Berlusconi, el ex primer ministro que se vio obligado a dejar el poder el año pasado debido a la crisis, dijo que buscaría un quinto mandato para combatir la recesión.

Este martes habló con desdén sobre las reacciones de los mercados, al decir que el principal indicador sobre la confianza de los inversores en Italia, el diferencial entre los bonos italianos y los papeles referenciales alemanes, era una "estafa".

"El Gobierno de Monti ha seguido las políticas centralistas alemanas que Europa ha intentado imponer a otros Estados y han creado una situación de crisis que es mucho peor que cuando nosotros estábamos en el Gobierno", dijo Berlusconi en una entrevista con el Canale 5, que es de su propiedad.

El líder de centro-derecha acusó a Alemania, la mayor economía de la zona euro, de beneficiarse deliberadamente de la crisis que derribó su Gobierno el año pasado al tomar ganancias especulativas y bajar sus propios costos de endeudamiento.

Futuro incierto

Monti, un profesor de economía que fue nombrado para dirigir un Gobierno no electo, planea renunciar una vez que se apruebe el plan de presupuesto del 2013 en el Parlamento y no ha dicho qué actividad realizará después.

El ex comisario europeo ha afirmado que se está concentrando en el tiempo que le queda en el Gobierno y que no está considerando presentarse como candidato en las elecciones que se espera se realicen en febrero.

En declaraciones este martes a la cadena de televisión RAI, defendió su gestión económica y advirtió en contra del populismo y de "simplificar demasiado" las promesas electorales que ocultan los verdaderos problemas que afronta Italia.

"La política es sobre todo una cuestión de cultura, es decir, tratar de dar dirección a las ideas de la gente", declaró.

"Creo que lo hice cuando era profesor, estoy tratando de hacerlo en este breve período de tiempo cuando soy primer ministro, estoy seguro de que cualquiera que sea el sombrero que lleve en el futuro, voy a seguir haciéndolo", agregó.

"En cuanto al resto ...", dijo, dejando la frase sin terminar.

Ya sea que se presente o no como candidato en las elecciones, existe una amplia especulación respecto a que Monti podría convertirse en el próximo presidente de Italia o sumarse a las fuerzas del movimiento centrista, a fin de tomar parte en la campaña electoral de inicios del próximo año.

"Una estafa"

Los mercados financieros se encontraban más calmados este martes, un día después de una fuerte corriente vendedora cuando Monti dijo que dejaría su cargo.

Los rendimientos a 10 años de los bonos italianos han subido al 4.8% y la prima de riesgo o diferencial respecto a los títulos alemanes -considerados más seguros- se amplió hasta los 350 puntos base.

Pese a la reacción de los mercados financieros, los sondeos dan a Berlusconi pocas posibilidades de una victoria electoral, mientras que por el momento el líder de centro-izquierda Pier Luigi Bersani es visto como el posible próximo primer ministro de Italia.

Irritado por el tono de algunos comentarios de las autoridades europeas, Berlusconi acusó a los líderes extranjeros de realizar declaraciones que eran ofensivas para los italianos.

La canciller alemana, Angela Merkel, dijo que apoyaba la vía de reformas de Monti y que estaba confiada en que ésta continuaría.

"Estoy segura de que el pueblo italiano votará de forma que Italia permanezca en el camino correcto", declaró a periodistas en Berlín.

Berlusconi, que ha hecho de Alemania el objetivo de algunos de sus más severos ataques, dijo que ese país había empeorado la crisis de Italia el año pasado al ordenar a los bancos que vendieran todos los valores de deuda italiana que mantenían en sus portafolios.

El ex primer ministro también dirigió sus críticas a la prima de riesgo respecto a los bonos alemanes, un tema que ha sido abordado constantemente en las noticias sobre Italia en el último año.

"El diferencial es una estafa, una invención usada para derrocar un Gobierno por el que votaron la mayoría de italianos", declaró.

"Nunca lo habíamos escuchado antes, la gente sólo ha estado hablando de eso en el último año y ¿acaso importa?", inquirió.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005CS9
recomienda
Patrocinado por