Estímulo para Japón, clave en elecciones

Las encuestas colocan a Shinzo Abe como el próximo primer ministro en un Gobierno de coalición; el candidato del Partido Liberal Democrático propone un mayor estímulo monetario.

Por: Charles Riley |
Viernes, 14 de diciembre de 2012 a las 17:16
Si Shinzo Abe (derecha) llega al poder, heredará una economía en recesión. (Foto: Cortesía CNNMoney)
Si Shinzo Abe (derecha) llega al poder, heredará una economía en recesión. (Foto: Cortesía CNNMoney)
Otros enlaces
HONG KONG — Con débiles exportaciones y una economía en recesión, Japón parece estar listo para acudir a un rostro familiar con la esperanza de salir del abatimiento.

Los votantes irán a las urnas este domingo en las elecciones parlamentarias, y si las últimas encuestas son correctas, despejarán el camino para que Shinzo Abe se convierta en el próximo primer ministro de Japón en un Gobierno de coalición.

El político del Partido Liberal Democrático ya había ocupado ese máximo cargo en una ocasión, llegando a ser el primer ministro nipón más joven desde la Segunda Guerra Mundial en 2006. Renunció un año después, tras una serie de escándalos. Desde entonces, el Gobierno de Japón ha sido liderado por seis primeros ministros diferentes.

Si Abe vuelve para ser el séptimo, heredará una economía en recesión, de acuerdo con las últimas estimaciones del Gobierno.

De abril a junio el PIB del país se contrajo a un ritmo anual del 0.1%, una tendencia que se aceleró a partir de julio a septiembre, dando lugar a una contracción del 3.5% en el trimestre.

Los economistas son cada vez más pesimistas sobre Japón, y muchos esperan que el PIB se contraiga de nuevo en el trimestre actual.

Japón, la tercera economía más grande del mundo, ha sufrido un descenso en sus exportaciones, una disputa comercial con China y las consecuencias del desastre nuclear del año pasado y el tsunami.

Este viernes salieron peores noticias cuando una encuesta a fabricantes reveló que los operadores de fábricas están más pesimistas hoy que en cualquier otro momento de los últimos tres años.

A pesar de un periodo de campaña breve, Abe ha dado a conocer sus directrices políticas. El líder del PLD pedirá al banco central del país instrumentar compras "ilimitadas" de bonos del Gobierno, con un objetivo de inflación del 2%.

Abe también quiere aumentar el gasto destinado a estímulo, incluyendo proyectos de infraestructura.

Pero el verdadero objetivo de un mayor estímulo monetario no está garantizado. El banco central podría rechazar o ignorar las solicitudes de Abe.

 "No es inconcebible que el Banco de Japón asuma una postura contraria a la interferencia política", escribió David Rea de Capital Economics en un reporte reciente. "El banco guarda celosamente su independencia y no ha recibido bien las amenazas a su autonomía provenientes de la clase política".

Si el banco central llegara a entorpecer sus planes, Abe se quedará con poco margen para maniobrar. El Gobierno de Japón es uno de los más endeudados del mundo, y enfrenta constantemente decisiones presupuestarias difíciles.

Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005CYA