El peso, a la deriva por ‘abismo fiscal’

Si esta semana no hay acuerdo en EU, la variable de ajuste será el tipo de cambio, prevén analistas; puede rebasar los 13 pesos por dólar, o regresar a su soporte de 12.70 por unidad si hay solución.

Por: Isabel Mayoral Jiménez |
Martes, 25 de diciembre de 2012 a las 06:00

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — Ante la falta de consenso sobre la crisis fiscal de Estados Unidos, la volatilidad está de regreso en los mercados financieros y si esta semana no se alcanza un acuerdo entre los políticos del vecino país, la variable de ajuste será el tipo de cambio peso-dólar, en rangos difíciles de estimar, advierten analistas.

La volatilidad mantendrá a los mercados expectantes ante cualquier señal de avance en la situación fiscal de EU, pero de continuar la presión el tipo de cambio podría superar 13 pesos por dólar y, en caso de cualquier arreglo, recuperar terreno para dirigirse nuevamente hacia su soporte de 12.70 unidades.

"El abandono de las negociaciones por los legisladores en EU, ante las festividades de Navidad, provocó la mayor caída para la moneda este viernes, aun cuando queda poco tiempo para tomar acciones que eviten alzas tributarias y recortes automáticos de gastos gubernamentales que pueden hundir a la mayor economía del mundo en una recesión", resalta la firma de análisis económico MetAnálisis.

Legisladores estadounidenses expresaron su creciente temor a que la mayor economía del mundo se dirija hacia un 'abismo fiscal', que se produciría en cuestión de días. Algunos congresistas republicanos incluso denunciaron que ese es el objetivo del presidente Barack Obama.

"Es la primera vez que siento que es más probable que se produzca el 'abismo' a que no. Si permitimos que esto suceda, será el acto más colosal de irresponsabilidad parlamentaria en mucho tiempo, tal vez de la historia estadounidense", dijo Joe Lieberman, senador independiente por Connecticut, en el programa de CNN 'State of the Union'.

Sólo resta una semana y los mercados podrían mostrar una mayor inestabilidad, alerta Análisis Santander. Por lo pronto, el tipo de cambio interbancario alcanzó el pasado viernes niveles cercanos a 13 pesos por dólar, después de que al inicio de la semana había alcanzado mínimos de 12.69 por dólar.

Este lunes, la moneda mexicana se depreció 0.68% debido a la incertidumbre por la negociación fiscal en Estados Unidos, en una jornada de baja liquidez en la víspera de la celebración de la Navidad.

La divisa cerró en 13.0173/13.0190 pesos por dólar, con un retroceso de 8.90 centavos, frente a los 12.93 pesos del precio de referencia del viernes.

"Si no hay un acuerdo parcial entre el Congreso y el gobierno del presidente Barack Obama sobre el tema fiscal, sin duda la variable de ajuste será el tipo de cambio con niveles que son difícil de estimar" y menciona que resta esperar a que esta semana se concrete el acuerdo y las economías en el mundo puedan respirar.

El área de Estudios Económicos de Scotiabank también anticipa que en la última semana del año podría resurgir la volatilidad, ante la falta de un acuerdo concreto en el Congreso de EU para evitar el 'precipicio fiscal'.

La probabilidad de que se acabe el tiempo si un acuerdo está creciendo y si los mercados amanecen este miércoles sin un acuerdo, entonces el nerviosismo podría aumentar de forma considerable, alertan.

Hacen notar que sólo el pasado viernes, el tipo de cambio en México se movió con una intensidad no vista en varios meses, aumentando 20 centavos en su cotización frente al dólar para alcanzar niveles de 12.94 pesos por dólar.

Nuevamente, a pesar de las buenas noticias del ámbito interno, el peso demuestra una alta sensibilidad de los eventos externos y a los cambios en la percepción de riesgo de los mercados globales.

Si no hay acuerdos entre la Casa Blanca y los legisladores republicanos, el mandato constitucional es que para corregir el déficit fiscal y los niveles de endeudamiento en 2013 se aplicarán aumentos de impuestos y reducciones de gastos que se estima implicarían un efecto de entre 600,000  y 650,000 millones de dólares (que es lo que se conoce como el precipicio fiscal o ‘fiscal cliff'), lo que generaría un impacto significativo para la actividad económica.

Hasta el momento de no se ha llegado a un acuerdo final, pero se considera que en caso extremo puede haber uno inicial que posponga la aplicación del conjunto de medidas que implica el precipicio fiscal a partir del 1 de enero y que las negociaciones se extiendan a las primeras semanas del año entrante, subraya Análisis Santander.

La retórica del presidente de EU, Barack Obama, sigue siendo relativamente "agresiva", al poner el peso de la responsabilidad sobre los Republicanos y llamándolos a "hacer lo correcto", lo que puede ayudar a su imagen sobre la opinión pública, pero no facilita el acuerdo, indica Scotiabank.

Los mercados parecen todavía descontar que se alcanzará de último minuto algún acuerdo, pero está por verse de qué tamaño será la reducción del déficit que se consiga y el posible impacto que tendrá sobre la actividad económica. Cabe recordar que, de materializarse el 'precipicio fiscal', el impacto de corto plazo sobre los mercados financieros globales podría ser considerable, alerta.

Apoya la liquidez

No obstante, los economistas consideran que aun cuando la volatilidad será constante, lo cierto es que la liquidez mundial está presente.

Los principales bancos centrales en el mundo seguirán con políticas monetarias expansivas y, seguramente, otros bancos centrales como el de Europa y el de Japón continuarán expandiendo su balance en pro de la liquidez de los mercados.

"Lo anterior seguirá favoreciendo el flujo de inversionistas extranjeros hacia países emergentes con buenos fundamentales como ha sido el caso de México. En los últimos años la inversión, por ejemplo, hacia mercado de dinero ha resultado espectacular", agrega Análisis Santander.

Estima que en el 2012 el flujo de inversionistas extranjeros al mercado de bonos superó 23,000 millones de dólares, a lo que habrá que sumar los flujos también importantes al mercado de Cetes.

Así, bajo este entorno considera que la inversión extranjera de cartera (dinero y accionario) continuará fluyendo en los próximos meses, ante las políticas más laxas por parte de los principales bancos centrales en el mundo.

Además, la posición especulativa del peso en Chicago registró una ligera disminución en la última semana aunque sigue a favor del peso. En este sentido con datos al día 18 de diciembre muestra una posición favorable al peso de 5,806 millones de dólares, comparado con el observado en la semana anterior de 5,850 millones de dólares.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005DC9