Ticker
Economía

Economía alemana seguirá debilitándose

La tendencia a la baja que se observó en el último trimestre del año se mantendrá en 2013; expertos rechazan que se agraven los efectos que tiene sobre Alemania la crisis del euro.

Martes, 25 de diciembre de 2012 a las 08:52

BERLÍN (Notimex) — El debilitamiento que se observa durante el último trimestre de 2012 en la economía de Alemania se mantendrá al iniciar 2013, al tiempo que se prevén señales de impulso a partir de la primavera procedentes del sector exportador y de la construcción.

Así lo señaló en entrevista con Notimex el director adjunto de Coyuntura y Crecimiento del Instituto de Renania Westfalia para la Investigación Económica (RWI) con sede en Essen, Torsten Schmidt, al referirse a los pronósticos de desarrollo de la economía alemana durante 2013.

El experto alemán rechazó que se agraven los efectos que tiene sobre la economía de Alemania la crisis del euro, y estimó que en ese marco no se espera una recesión en el país europeo.

De acuerdo a RWI, cuyos pronósticos de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) prevén un 0.8% en 2012 y 1.0% en 2013, es probable que las estimaciones respecto al próximo año se corrijan hacia abajo alrededor de un 0.5%.

Torsten Schmidt resaltó que esos pronósticos menos favorables surgieron dada la etapa de estancamiento que se observa al finalizar el año actual, y que reflejan la inseguridad que se mantiene en el empresariado y entre los consumidores.

Explicó que no obstante el nivel de las tasas de interés en la zona del euro, que anotan su marca histórica más baja (0.75%), y el bajo curso cambiario del euro, que a su vez favorece las exportaciones, evitarán una recesión en Alemania.

"Es importante observar de forma clara las reformas estructurales que están tendiendo lugar en los países del euro en crisis, con lo que se observa una nueva fase de distensión en la eurozona, que pondrá fin a la etapa grave", dijo.

Estimó que en este nuevo ciclo disminuirán las noticias negativas, y se dará paso a un panorama más alentador, con perspectivas en la zona del euro, "ya se ven reformas y los esfuerzos que se hacen para la consolidación, cuyos primeros efectos se esperan a lo largo de 2013", indicó.

De acuerdo al experto del Instituto de Renania Westfalia para la Investigación Económica, el sector exportador de Alemania continuará siendo el motor de la economía a lo largo de 2013, y precisó que en ese marco se prevén impulsos procedentes en especial del mercado en China.

En el país asiático se prevé en 2013 una expansión económica de un 8.0%, al tiempo que se observa una estabilización en la zona del euro, que representa asimismo uno de los principales mercados para el sector exportador alemán.

Torsten Schmidt recordó que no obstante al iniciar el 2013 la economía de Alemania resentirá factores de freno procedentes entre otros, de Estados Unidos, dada la introducción de una restrictiva política fiscal que afectará la demanda.

El experto del instituto de Essen señaló que las exportaciones alemanas, que hasta ahora contribuyeron en gran medida a hacer frente a los efectos de la crisis del euro, recibirán asimismo impulsos a lo largo de 2013 procedentes del mayor dinamismo en otras regiones.

"Durante 2012 el desarrollo de la economía de Alemania sorprendió a los mercados, dado que el país se mantuvo estable pese a la crisis, y no cayó en una recesión, al contrario de otras economías europeas, y eso gracias en gran medida a las exportaciones", dijo.

De acuerdo a estimaciones de institutos alemanes de investigación económica, las exportaciones de Alemania registrarán en 2013 un incremento de un 5.6%, comparado con un 4.0% en 2012.

Torsten Schmidt resaltó asimismo los impulsos para la economía de Alemania procedentes del sector de la construcción, donde se prevé un crecimiento moderado de las inversiones en un 1.3% en 2013 (2012: 0.3%) y donde se observan ventajas dadas las bajas tasas de interés en la eurozona.

Recalcó que no obstante, dada la etapa de crecimiento menos marcada al iniciar 2013, se prevé un debilitamiento en el mercado laboral, que hasta ahora se mantuvo estable al anotar una cuota de un 6.8%.

Las estimaciones de RWI señalan una cuota de paro en Alemania durante 2013 del mismo nivel que el año anterior, al tiempo que el número de personas sin trabajo ascenderá a 2 millones 900,000 casos.

El experto de esa institución indicó que no se prevén impulsos en el sector laboral procedentes de alzas de tarifas, y agregó que en ese marco se estima una desaceleración del consumo en Alemania, otra de las bases del crecimiento en el país.

"Los alemanes son precavidos, y pese a las bajas tasas de interés en la zona del euro, no se observa un auge del consumo. La inseguridad en torno a las perspectivas en la región del euro se mantienen y la gente prefiere ahorrar", explicó.

Según datos de instituto alemanes de investigación económica, entre ellos el Instituto DIW en Berlín, el consumo en Alemania registrará un crecimiento de 1.2% en 2013, comparado con 1.0% ciento en 2012.

Acerca de las inversiones por parte de la industria, el experto de RWI señaló en la entrevista con Notimex que ese rubro se mantendrá debilitado mientras continúe la crisis en la zona del euro.

"Pese a buenas condiciones de financiamiento, si la situación en el mercado no mejora, entonces las empresas no invierten. Es por ello que se observa, más bien, la continuación de esa tendencia de desaceleración en ese rubro", señaló.

Según estimaciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) las inversiones en infraestructura en Alemania registrarán durante 2012 un retroceso considerable de un 1.8%, lo que asimismo se debió a la debilidad de la economía mundial.

Expertos de esa organización internacional prevén que en 2013 el nivel de las inversiones anotará asimismo una contracción, si bien de menor intensidad (-0.7%), debido al claro enfriamiento que se estima en ese rubro de la economía al iniciar el año.

Torsten Schmidt indicó por otra parte que a corto plazo no se observan riesgos de inflación en Alemania, dado el nulo nivel de crecimiento en la etapa final de 2012 y al iniciar 2013.

De acuerdo a esa institución el alza de precios anotará en 2012 una marca anual de un 2.0% y en 2013 un 2.1%, en cuyo marco resalta el alto nivel de los precios del crudo y de otros productos energéticos.

El experto alemán subrayó por otra parte que, no obstante, el alto nivel de liquidez, tomando en cuenta las bajas tasas de interés, podría representar un riesgo para la inflación a mediano plazo.

Torsten Schmidt recalcó la importancia del inicio de una "etapa más tranquila en la zona del euro", que permitirá poner en marcha una "política más razonable, que ya no sólo tomará medidas urgentes y espontáneas, como sucedió hasta ahora".

Subrayó que por ahora en Alemania no se prevé una etapa de fuerte crecimiento, como sucedió en 2011, al anotarse un aumento del Producto Interno Bruto (PIB) de un 3.0%.

Agregó que primero debe superarse la recesión en los países en crisis en la zona del euro. "Es necesario un largo proceso de recuperación antes de volver a una etapa de fuerte crecimiento, tal como se ha observado en Estados Unidos", dijo.

Recordó asimismo la etapa económica en Alemania tras la reunificación, y señaló que "en la actualidad, si bien se anotan índices de crecimiento bajo, se trata no obstante de una tendencia expansiva y de mejoramiento".


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005DCV