Monti busca continuidad de sus reformas

El primer ministro de Italia pretende que sus políticas económicas perduren tras dejar el cargo; el cambio de Gobierno en ese país mantendrá en tensión a los mercados durante 2013.

Por: Mark Thompson |
Martes, 25 de diciembre de 2012 a las 11:33

LONDRES — El saliente primer ministro Mario Monti ha señalado que estaría dispuesto a dirigir de nuevo los caminos de Italia después de las elecciones previstas para febrero, pero la incertidumbre sobre el destino de sus reformas económicas posiblemente mantenga en tensión a los mercados en el Año Nuevo.

Monti dimitió y el parlamento fue disuelto el viernes pasado luego de que el ex primer ministro Silvio Berlusconi retirara su apoyo al Gobierno no electo de tecnócratas de Monti, designado hace un año para salvar a Italia de la crisis financiera que entonces amenazaba con desgarrar la zona euro.

En una aparición el domingo pasado, Monti dijo que estaba más preocupado por la duración de sus políticas que por tomar partido en la campaña, pero agregó que estaba dispuesto a ofrecer asesoramiento y liderazgo si un partido o coalición se presentara con un programa que él pudiera apoyar.

"Estaría muy interesado si la agenda Monti -y pido disculpas si mi nombre aparece aquí- sirviera para dar claridad y tal vez ayudar a unir las fuerzas", dijo en una conferencia de prensa.

A Monti, profesor de economía y ex comisario europeo, se le atribuye el haber restaurado la confianza en Italia, así como entre sus socios de la eurozona y los inversionistas, gracias a su compromiso de reducir el endeudamiento público e introducir reformas económicas y políticas.

"Si bien no se ha postulado como candidato, Il Professore se ha convertido en Il Politico, le guste o no", apuntó Nicholas Spiro, director general de la consultoría Spiro Sovereign Strategy.

Los rendimientos de los bonos italianos a 10 años han aumentado recientemente ante la renovada inestabilidad política, pero se mantienen muy por debajo del nivel del 7% que Monti heredó hace un año, cuando sucedió a Berlusconi, quien renunció bajo una nube de escándalo.

En una muestra de la encarnizada campaña electoral por venir, Berlusconi criticó la falta de experiencia empresarial de Monti y dijo que su Gobierno había cometido demasiados errores.

"Anoche tuve una pesadilla, me desperté gritando. Soñé con un Gobierno con Mario Monti todavía como presidente del consejo", dijo Berlusconi, según la transcripción de una entrevista publicada en su sitio web.

Una política presupuestaria restrictiva, una débil confianza y una oferta de crédito limitada han llevado a Italia a una profunda recesión en los últimos cinco trimestres. La economía, auguran, se contraerá en alrededor de 2.4% este año y continuará contrayéndose en 2013. El desempleo alcanzó el 11% en octubre y se prevé que aumente aún más el próximo año.

Las encuestas de opinión sugieren que el Partido Democrático de centro-izquierda liderado por Pier Luigi Bersani ganará las elecciones de la Cámara Baja, pero puede ser necesario que construya una coalición para ganar la mayoría.

Bersani dijo en un comunicado en su página web que no tenía ninguna razón para disculparse por apoyar el programa de Monti en el Gobierno y examinaría cuidadosamente  sus propuestas políticas.

Por su parte, los analistas de Nomura señalaron que un Gobierno liderado por Bersani que incluyera de alguna manera a Monti sería el "mejor" resultado posible para los mercados financieros, pero advirtieron que incluso ese Gobierno puede tener dificultades para implementar las reformas, sobre todo si no obtiene la mayoría en la Cámara Alta.

"Teniendo en cuenta toda esta incertidumbre política, vemos un riesgo importante de que la inestabilidad respecto a Italia vuelva a los mercados a principios de este nuevo año", escribió el analista político de Nomura, Alastair Newton, en una nota de investigación.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005DCX