La ruta crítica para evitar el ‘abismo’

El Congreso de EU alista su último esfuerzo para evitar el incremento automático de impuestos; los líderes republicano y demócrata demandan mutuamente que sea el otro el que tome la iniciativa.

Viernes, 28 de diciembre de 2012 a las 06:01

NUEVA YORK (AP) — Un último esfuerzo para evitar que en enero entre en vigor en Estados Unidos el 'abismo fiscal', que implica un alza de impuestos y recorte al gasto público, mantiene hasta ahora el tono convulsivo y partidista que marcó los intentos en el Congreso para resolver la parálisis antes de que los legisladores se fueran a sus vacaciones navideñas. 

Por lo pronto, este jueves se anunció que la Cámara de Representantes de Estados Unidos sesionará el próximo domingo, un día antes de la fecha límite.

A medida que se acerca el 31 de diciembre, plazo en el que llegará el también conocido como ‘precipicio fiscal', los líderes de los partidos Republicano y Demócrata demandaron mutuamente que sea el otro el que tome la iniciativa.

La nueva tensión surgió a pesar de las llamadas telefónicas que el presidente Barack Obama hizo a los líderes legislativos el miércoles por la noche desde Hawai, antes de abordar el avión que lo llevaría de regreso a Washington para continuar las negociaciones.

El avión presidencial aterrizó el jueves por la mañana en la base de la Fuerza Aérea en Maryland poco después de que el líder de la mayoría demócrata en el Senado Harry Reid reprendió a los republicanos en la Cámara de Representantes que la semana pasada frustraron un proyecto del líder de la cámara baja John Boehner.

El ‘Plan B' de Boehner hubiera elevado los impuestos sólo a los estadounidenses que ganaran más de un millón de dólares al año. Pero la oposición dentro de su propio partido obligó al republicano a cancelar la votación.

Reid dijo que la Cámara de Representantes "está siendo operada con la dictadura del líder". "John Boehner parece preocuparse más por mantener su discurso que por mantener al país financieramente estable", dijo el demócrata por Nevada.

Sumándose a la cadena de sucesos que conllevan al "precipicio fiscal", el secretario del Tesoro Timothy Geithner informó el miércoles al Congreso que el Gobierno llegaría a su límite crediticio el lunes y que va a adoptar "medidas extraordinarias que la ley permita" a fin de postergar el punto en que incumpla con sus compromisos.

No obstante, dijo, la incertidumbre sobre el resultado de las negociaciones presupuestarias dificulta determinar cuánto tiempo adicional comprarán esas medidas.

En días recientes, los colaboradores de Obama han realizado consultas con Reid, pero los republicanos no han participado en las conversaciones, lo que refleja que queda mucho por hacer para llegar a un acuerdo.

El meollo del asunto son las tasas tributarias que perderán vigencia el 31 de diciembre y serán reemplazadas por unas más altas. En conjunto, suman 536,000 millones de dólares en aumentos de impuestos que afectarían a todos los estadounidenses.

Además, el Departamento de Defensa y otras dependencias federales tendrán que reducir sus gastos en hasta 110,000 millones de dólares.

Y aunque los economistas han advertido sobre el impacto económico del alza de impuestos y la reducción de gastos de esa magnitud, ambos bandos se comportan como si tuvieran más tiempo que los cuatro días que les quedan.

Los líderes republicanos de la Cámara de Representantes dijeron el miércoles que siguen dispuestos a negociar, pero instaron al Senado a que estudie o modifique un anteproyecto aprobado por la cámara baja para extender todas las tasas tributarias actuales.

En un comunicado, los líderes afirmaron que estudiarían todo lo que el Senado apruebe, "pero el Senado debe actuar primero", agregaron.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005DGC