Ticker
Economía

EU, a un paso de caer en abismo fiscal

El Congreso tiene hasta la medianoche para lograr un acuerdo que evite un colapso financiero; un asesor republicano dijo que líderes de los partidos sostuvieron buenas negociaciones el domingo.

Lunes, 31 de diciembre de 2012 a las 08:51

WASHINGTON (Reuters) — El Congreso de Estados Unidos regresa este lunes a sesionar sin un acuerdo para evitar el ‘abismo fiscal' y sólo con unas pocas horas de tiempo legislativo programado para actuar en caso de que se materialice un pacto.

El líder de la mayoría del Senado de Estados Unidos, Harry Reid, dijo que aún persistían las diferencias entre demócratas y republicanos para llegar a un acuerdo que eluda el llamado "abismo fiscal" en conversaciones de último minuto.

"Hoy (lunes) continúan las discusiones sobre un plan para proteger a las familias de clase media de un alza de impuestos mañana (martes). Hay una serie de temas en los que ambos bandos todavía están distanciados, pero las conversaciones todavía continúan en este momento", sostuvo Reid, un demócrata.

"Realmente se nos está agotando el tiempo. Los estadounidenses están amenazados por un incremento de tributos en apenas unas pocas horas", declaró.

Las negociaciones que involucran al vicepresidente Joe Biden y el líder republicano del Senado, Mitch McConnell, parecían ofrecer la última esperanza para evitar las alzas de impuestos y draconianos recortes en el presupuesto federal que se activarán al inicio del 2013 debido a una ley de reducción de déficit promulgada en agosto del 2011.

Un asesor del líder republicano del Senado dijo que McConnell y Biden habían sostenido "buenas negociaciones" y dijo que su reunión se extendió hasta la noche del domingo.

Por su parte, el senador Jon Kyl dijo que se han realizado "muchos progresos" en las conversaciones para evitar el ‘abismo fiscal', pero advirtió que no está claro si los avances impulsarán una legislación que el Senado pueda votar antes de que empiezan a regir una serie de alzas de impuestos y recortes del gasto público.

"No hay acuerdo todavía", dijo Kyl. "Las conversaciones continúan. Ha habido muchos progresos", agregó.

En tanto, algunos republicanos dijeron que el progreso podría generar mayores resultados a través de un debate abierto en lugar de discusiones a puertas cerradas.

"Lo que tenemos que hacer es poner una ley en el Senado y dejar que la gente de hecho ofrezca sus enmiendas y la vote. No deberíamos estar aquí esperando a que otros logren acuerdos en la trastienda", dijo el senador republicano John Barrasso a la cadena de televisión CBS.

"El pueblo estadounidense debe ser capaz de observar la discusión y el debate y de ver cómo los legisladores votan sobre varios temas", indicó.

Una sacudida de los mercados financieros también podría empujar a las partes, como ha ocurrido ocasionalmente en el pasado.

"Creo que los inversores mostrarán su desagrado" por la falta de avance en Washington, dijo Mohannad Aama, director general de Beam Capital Management, una firma de asesoría de inversión en Nueva York.

Las acciones estadounidenses de todas formas podrían caer este lunes si no hay señales de que los legisladores llegarán a un acuerdo fiscal.

Sesión abierta, último recurso

Los líderes demócratas y republicanos en el Senado tenían la esperanza de despejar el camino para una acción rápida el domingo. Pero con ambas partes en pugna todavía en las negociaciones, el líder demócrata del Senado, Harry Reid, pospuso cualquier votación posible y el Senado levantó la sesión hasta este lunes.

El principal punto de fricción entre republicanos y demócratas es si extender las tasas impositivas existentes para todos, como buscan los republicanos, o simplemente para los que ganan menos de 250,000 a 400,000 dólares, como proponen los demócratas.

También en discusión están las demandas republicanas de mayores recortes en el gasto que los ofrecidos por el presidente Barack Obama.

Las esperanzas de un "gran acuerdo" sobre las medidas de reducción del déficit desaparecieron semanas atrás cuando las conversaciones se estancaron.

Aunque el Congreso tiene la capacidad de actuar con rapidez cuando está motivado, los líderes de la Cámara de Representantes y el Senado se han dejado poco tiempo para lo que podría ser un día de maniobras complicadas de procedimiento en caso de un acuerdo.

El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, ha insistido en que el Senado actúe primero, pero esta cámara no comienza sus operaciones legislativas hasta el mediodía del lunes.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005DKI